CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

¿En qué gastas la autoridad con tus hijos?

Hay que elegir nuestras batallas al momento de poner límites con nuestros hijos

ACAVAmos ien
¿En qué gastas la autoridad con tus hijos?

Carlos González, pediatra y escritor, fundador y presidente de ACPAM (Asociación Catalana Pro Lactancia Materna), precursor de la Crianza Respetuosa en España, Autor de nueve libros, entre los que se encuentran: Mi niño no me come; En defensa de las vacunas; Hablando de niños; Creciendo juntos.

En algunos de sus videos, Carlos comenta «La autoridad es como el dinero. Si lo gastas en tonterías, no lo tienes después para cosas importantes».

¿Qué es la autoridad?

La autoridad es natural e irrenunciable, no podemos dejar de ejercerla. A diario tenemos que establecer límites a nuestros hijos, ellos lo esperan de nosotros. Pero ojo, nuestra autoridad también tiene límites.

No tenemos derecho a golpear, insultar o ridiculizar a nuestros hijos, pero sí tenemos derecho a abrazarlos, contarles cuentos y amarlos porque para eso somos padres, para disfrutarlos.

¿En qué dirías que consiste tener autoridad como madre o como padre? ¿Crees que tener autoridad consiste en no ser desobedecido nunca, en no permitir la rebeldía bajo ninguna circunstancia? Seguramente no. Es probable que tu definición aluda a conceptos como ejemplo, respeto, diálogo, capacidad para tomar decisiones justas… Sin embargo, a menudo pensamos de una manera y actuamos de otra.

Cuando se ejerce una autoridad correctamente, se puede renunciar a emitir una orden sin renunciar a resolver el problema.

Cuando nos lleva la contraria, a menudo es que todavía está aprendiendo, que necesita crecer y desarrollarse para hacerlo mejor. Y para ello necesita tu tiempo, tu acompañamiento y tu comprensión. Necesita que estés dispuesto a ser flexible, que entiendas que ceder ante tus hijos no debilita tu autoridad, sino todo lo contrario.

Nuestros hijos se la pasan recibiendo órdenes. Ha desayunado lo que le das, va al colegio que tú elegiste, se sienta donde la maestra le dice, sale al recreo cuando le dicen, llega a casa y hace lo que le dices. TODO EL TIEMPO RECIBE ÓRDENES DE SUS AUTORIDADES.

Para que nos obedezcan, nuestras órdenes deben ser realistas, oportunas y razonables. porque eso mejorará las posibilidades de que sean entendidas y cumplidas.

La realidad es que nadie nos enseñó a mandar, nosotros solo recibíamos órdenes y replicamos ese ejemplo pero si quieren aprender a mandar, revisen cómo lo hacen personas con mayor autoridad: ¿cómo ordenan los gobernantes? ¿la policía?

Dont’s al ejercer autoridad

-No le grites

-No lo ridiculices

-No le pegues

-No los regañes por tonterías ¿en qué te gastas tu autoridad? Al rato cuando de verdad necesite obedecerte no lo hará porque ya te habrás agotado tu autoridad

-No pretendas que te obedezca sin rechistar ¿quieres que te obedezca contento? NO PASARÁ

Do

-Identifica cómo estás ordenando

-Ordena bien y tendrás autoridad EJEMPLOS CAMARERO, POLICÍA

-Cuando se ordena bien no se necesita gritar ni ofender

-Repetición EJEMPLO BEBER COCA COLA

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir