CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

El lado B de ser mamá

Les traje a 4 grandes mamás (EMMA, KATIA, SILVIA y MARCELA) que han vivido la maternidad desde diferentes trincheras

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

KATIA D’ARTIGUES BEAUREGARD, periodista política y activista por los derechos de las personas con discapacidad.

Es mamá de mamá de Alan, un adolescente con síndrome de Down.

Al momento que nació Alan, ella no sabía que tenía Síndrome de Down, lo supo hasta el día siguiente, fue el pediatra quien se lo dijo.

Al principio, cuando recibió la noticia tuvo un poco de miedo, porque no sabía mucho del tema, pero ahora está muy bien informada.

Ve a Alan como su maestro en la vida

En su familia, han aprendido en la familia muchas cosas, una de ellas es la tolerancia a la diferencia, respetar el tiempo que Alan toma para lo que sea, pero también han aprendido a no hacer por él cosas que él puede hacer, es muy importante la independencia

MARCELA LÓPEZ BRUN

Es una mamá soltera y en duelo por la muerte de sus 2 hijos.

El primero, Santiago en el año 2000, un bebé en la última semana de gestación por muerte intrauterina, causada por negligencia médica.

Y Chema, que murió en 2011 a los 20 años a consecuencia de un accidente de tránsito provocado por un chavo completamente alcoholizado y manejando a exceso de velocidad.

Todos estos años Marcela se ha dedicado a la prevención de accidentes por alcohol; es tanatóloga y ha acompañado a algunas mamás en duelo.

Se ha sentido CULPABLE por la muerte de Santiago, por no haberse percatado de que era un embarazo de riesgo. Y por no haber detenido a Chema esa noche en casa.

Su mejor REGALO sería conocer a su bebé Santiago y un abrazo de su hijo Chema.

Lo más DÍFICIL de ser mamá ha sido combinar la chamba con la maternidad.

Se siente ORGULLOSA de la relación de amor, confianza y respeto que construyó con su hijo Chema.

SILVIA SUÁREZ DEL REAL LOZANO

Es mamá de dos hijos totalmente planeados.

Alfredo que año cumpliría 25, pero a los 15 años le detectaron un osteosarcoma en la pierna derecha (cáncer) y después de 13 meses de enfermedad murió el 20 de diciembre de 2013.

Y Ana Paula de 22 años que estudia en el extranjero y tenía 13 años cuando murió su cómplice y mejor amigo.

Después de la muerte de Alfredo escribió un libro que se llama: ¿Cáncer?… No gracias, así estamos bien.

Es tanatóloga, acompañante y consejera tanatológica antes de que Alfredo enfermara y después estudió Logoterapia y actualmente Tanatología Infantil.

Es terapeuta y apoya a asociaciones de padres que han perdido a sus hijos como lo es “Patricio Consentido”.

Su MEJOR regalo seria tener a su hijo, otra vez, y comer todos juntos en familia.

Se siente CULPABLE de haber sido muy estricta con la idea de ser la mamá perfecta de los hijos perfectos.

Se ha COMPARADO muchísimas veces con otras mamás.

Se ha sentido JUZGADA muchas veces por otras mamás.

EMMA LUGO GONZÁLEZ

Congeló sus óvulos a los 40 años y se hizo tratamiento in vitro unos años después, fueron 3 intentos y el tercero fue exitoso.

El papá de su HIJA es un donante anónimo (que la primera vez que vio una hoja de excell con características de los donantes, se quedó en shock por meses y retrasó un par de años el tratamiento).

Tenía muchas ganas de ser mamá y por diferentes circunstancias no tenía una relación con un hombre para formar una familia y las opciones que consideró en ese momento fueron tratamiento o adopción.

Tuvo que vencer a su ego y miedos para ser mamá.

NUNCA había considerado ser mamá soltera, hasta que ya estaba en edad límite para poder ser mamá y hacerse tratamiento.

Está muy feliz de haberse atrevido, ha sido una maternidad diferente, no conocía a nadie que la hubiera hecho así, pero le gusta ser una historia de inspiración para mujeres que quieren vivir una maternidad como la suya.

Su mejor REGALO sería tener la certeza de que la educación de su hija hasta la universidad está cubierta.

Se ha sentido CULPABLE cuando su hija le cuestiona por qué ella no tiene papá y lo mucho que le gustaría tenerlo.

Se ARREPIENTE de no haberse embarazado 5 años antes.

Se ha COMPARADO mucho con otras mamás y ha fantaseado con las vida de otras mamás.

KATIA D’ARTIGUES

¿Qué habrías hecho diferente como mamá? Relajarme, disfrutar más al bebé ante de que creciera.

¿Sientes que hoy en día es más fácil o más difícil ser mamá que hace 50 años? Es más, difícil. Todos y todas esperan que tengas más responsabilidades con menos apoyos. Ej, antes las mamás “no trabajaban”, jaja, peo SI estaban CONCENTRADAS en el hogar que de por sí es un circo VARIAS PISTAS, ahora Multiplícalo.

¿Qué te gustaría haberles preguntado a tus papás sobre ser mamá? Sobre el placer, era un tabú. Nunca me explicaron (y fue tarea de mi mamá, jamás de mi papá hablar de placer). Mi mamá fue tan técnica que jamás dijo “hacer el amor”) Cuando una amiga de la primaria, Jelile, en paz descanse, lo dijo, no sabía a lo que se refería. Todo era que óvulo y el espermatozoide… y claro la procreación, pero jamás ¡¡¡el placer!!!

¿Cuál sería el mejor regalo para ti el 10 de mayo?: ¡Un fin semana de spa acompañada con alguien con quien jamás se me acabara la conversación!

¿Supiste que querías ser mamá desde chiquita? Sí, siempre dije. Aún ante el patatús de mi papá – “chaparrita, lo que quieras, pero sería bueno tener una pareja”.- o de mi mamá lo cumplí. Tendría un hijx por mi cuenta, para amar alguien de manera incondicional, más allá de mi misma. Ese siempre fue el objetivo.

¿Cuándo te diste cuenta que tú eras el adulto de la casa? Jaja, ¿Qué es es ser adulto? ¿lo soy? Bueno, creo que cuando me corrieron de El Universal: de 70 a 30 % de mi sueldo. Cuando acabas apagando las cuentas, y ves que otras personas dependen de ti.

¿Recuerdas algún momento en que te sentiste muy conectada con tu hijx? Desde que lo amamanté. Largos momentos viendonos a los ojos….. quizá horas…y le cantaba. Ahora recordando esos mometosme enterneece he ahora rezamos y mandams cada vez más besos a más personas que están “en el Cielo y en nuestro Corazón”. Alan no me deja olvidar a las eseciales. Pero simpre terminamos con mi papá: Rafa, que está en el Cielo y en nuestro corazon. Este 16 de mayo cumple, apenas, dos años de estar de ese lado. Y lo extaño y pienso TODOS los dias.

¿Te has arrepentido? ¿De ser madre? No. Quizá por segundos La maternidad como cualquier relación es IMPERFECTA. Hay dias en que me quiero tirar por la ventana y me detengo. Que NO TENGO IDEA que hacer, por más que escuche a Martha Debayle.

¿Has sentido culpa? ¿Por qué razón?

Esa es otra grande CE, ce C, Culpa que hay que tratar de borrar con la corresponsbilidad. Una no tiene hijxs sola.

Hay un proverbio africano que dice: “: It takes a village to raise a child. Es decir: “Se necesita una aldea para criar un niño o niña”.

Y sí hay muchas personas e instituciones con la cuales más que culpa he lucado junto con para que no nos dejen solas. Sippina, Conapred, Conadis, por ejemplo.

CULPA de no estar al 100%

CULPA de no estar ahí…o si estoy ahí estar escuchando a mi jefe en realidad.

CULPA de no estar cundo quiere jugar futbol

CULPA de no estar cuando quiere jugar basquetbol ( que es su última pasión)—Yun par de personas amadas le reconstruyeron una …..que no ha ido a estar

CULPA de no promover más que el tal Alan que tiene buena onda esté con más personas…porque me siento menos “madreeee” (sic)

CULPA de no estar al 100%…porque estoy cansada yo misma; necesito repensarme

CULPA porque, carajo, tengo esta oportunidad, pero….

¿Te has comparado con otras mamás? Claro, aun con mi hermana, pero de qué sirve? Cada quien su ciruncanstia. Eso sí, la culpa católica siempre rondea: puedes hacer mas, ser mejor, dejar tal cosal Y es agotador

¿Te has sentido juzgada por otras mamás? Todo el tiempo; aunque tambien admirada sin razón: es solo mi circunstancia y privilegio el que me hacen resaltar.

¿Quiénes están en tu red de apoyo? Mi familia; mis amigas, sobre todo mujeres, más cercanas. Espero incorporar a un par de hombres pronto y bueno, ojalá… una pareja. ¿Tu tenias un concurso o algo así, no, MARTA? AH, CHIN, PERO SÍ, tenías que venir ya con pareja, historia de amor y todo, pues no… Y por supuesto una mujer extraordinaria, Mary que es como la segunda madre de Alan y yo soy la madrina de Katia, su hija 8 años.

¿Te has sentido sola contra el mundo? No… y sí. Soy la heredera de una lucha de generaciones de familias y sobre todo de personas con discapacidad para hacerse escuchar a ellas mías … y aunque así me sienta no me puedo sentir sola. Pero sí hay momentos duros, claro y quizá ahora que Alan crezca cada día más.

¿Qué es lo más difícil de ser mamá? Hasta ahora ha sido difícil cuando se enferma y tienes que estar toda la noche sin relevo ni apoyo… y ya. Fuera de eso, no, solo la discriminación.

¿Sientes que ser mamá te cambio la vida? ¿En qué sentido? En todo. Alan me dio un nuevo para de lentes para ver la vida. Es decir, me dio la vuelta al mundo, ja.

¿Qué es lo que más te gusta de ti? De mí, pues mis piernas; de mi maternidad, pues esta capacidad que tengo de dejarlo equivocarse aunque se que fracasará…De mi misma me gusta mi mecanismo de defensa preferido: río antes de llorar. Entonces rio mucho.

¿Qué consejo le darías a una embarazada?

Yo disfruté mucho mi embarazo, la verdad. Que se relajara lo más posible. Voy a decir algo que creo y que muchas personas desecharan a la primera, pero OJALA ESCUCHEN SI SABEN QUE VAN A TENER UN HIJO CON DISCAPACIDAD: NO ES UNA TRAGEDIA.

Uno. Tenemos que valorar la vida de todas las personas, las personas que viven con una discapacidad incluidas. Hemos hecho, como sociedad un PESIMO TRABAJO en ello, haciéndolas ver como menos “merecedoras.

Dos. Cualquier mujer que QUIERA OJO, QUIERA, ser mujer se le debe respetar su decisión, la tomará como sea. Con o sin apoyos. Y también hay que proveer la adopción niños y niña con discapacidad.

Tres. IOJALA,EN SERIO, podamos hacer ver que cuando una moje quiere ser madre, y se enfrenta a la disyuntiva de tener un hijo cn discapacidad no lo vea como una TEGEDIA…. Sino como una opción más, seguir o sí más retadora, de la que aprenda pero e la que nunca estará ola y contribuir a valoremos la dignidad humana en su diversidad como es.

MARCELA LÓPEZ BRAUN

¿Qué habrías hecho diferente como mamá? Habría sido más estricta cuando fue adolescente.

¿Sientes que hoy en día es más fácil o más difícil ser mamá que hace 50 años? Yo creo que es más difícil debido a la cantidad de información que reciben desde muy temprana edad, a las redes sociales, al fácil acceso a sustancias y a su exposición constante a las violencias.

¿Qué te gustaría haberle preguntado a tus papás sobre ser mamá? Qué expectativa tenían con respecto a la vida de sus hij@s.

¿Cuál sería el mejor regalo para ti el 10 de mayo? Conocer a mi bebé Santiago y un abrazo de mi hijo Chema

¿Supiste que querías ser mamá desde chiquita? No

¿Cuándo te diste cuenta que tú eras el adulto de la casa? Desde que me casé a los 22 años siempre fuí el adulto y quien tomaba todas las decisiones.

¿Recuerdas algún momento en que te sentiste muy conectada con tu hijx? Desde que estaba embarazada. Fuimos muy unidos durante toda su corta vida.

¿Te has arrepentido? En absoluto, fue un privilegio ser su mamá.

¿Has sentido culpa? ¿Por qué razón? Si, por la muerte de Santiago, por no haberme percatado de que era un embarazo de riesgo; debí haberme impuesto y cambiar de médico. Y por no haber detenido a Chema esa noche en casa.

¿Te has comparado con otras mamás? Realmente no.

¿Te has sentido juzgada por otras mamás? Antes de la muerte de Chema si y mucho, por ser madre soltera, aún más cuando me embaracé de Santiago.

¿Quiénes están en tu red de apoyo? Fundamentalmente mis terapeutas, mi adorada tanatóloga, mi psiquiatra, mis herman@s y mis queridísimas amigas.

¿Te has sentido sola contra el mundo? No, nunca.

¿Qué es lo más difícil de ser mamá? Combinar trabajo y maternaje

¿Sientes que ser mamá te cambio la vida? Si, completamente ¿En qué sentido? Dejando de pensar en mi misma y saber que tenía en mis manos la vida de otra persona, una que dependía íntegramente de mí. Yo fuí mamá a los 33 años, me dediqué lo más que pude a él y disfruté el maternaje enormemente.

¿Qué es lo que más te gusta de tu cría? Su rostro, su risa, su música, las conversaciones con él y su increíble humor negro.

¿De qué te sientes súper orgullosa en cuanto a ser mamá? De la relación de amor, confianza y respeto que construímos.

¿Qué consejo le darías a una embarazada? Son 2. Uno me lo dió una amiga: procura estar siempre que sea la primera vez, que nadie te cuente que ya habló o caminó, etc. Y el segundo, me lo dió un queridísimo tío y es para tod@s padres y madres: déjalos ser felices

SILVIA SUÁREZ DEL REAL LOZANO

¿Qué habrías hecho diferente como mamá? No me hubiera preocupado tanto en mis embarazos, los hubiera disfrutado más, estuve 9 meses preocupada que mis hijos estuvieran desarrollándose bien.

¿Sientes que hoy en día es más fácil o más difícil ser mamá que hace 50 años? Las situaciones son diferentes, pero hoy las libertades que tienen los niños y adolescentes son más complicadas y conflictivas, así que pienso que el ser mamá ahora es más complejo.

¿Qué te gustaría haberle preguntado a tus papás sobre ser mamá? Que me trataran de explicar que el amor de una madre no se limita a sólo palabras. Si realmente ¿quieres a los hijos por igual?

¿Cuál sería el mejor regalo para ti el 10 de mayo? Estar juntos comiendo otra vez mi hijo Alfredo, mi hija Ana Paula, Alfredo mi esposo, mi mamá y yo.

¿Supiste que querías ser mamá desde chiquita? Siempre quise ser mamá, aunque no me gustaban los niños, siempre pensé que tendría 1 Niño que se llamaría Arturo y unas gemelas que se llamarían Mariana y María Fernanda.

¿Cuándo te diste cuenta que tú eras el adulto de la casa? Fui adulta desde que era niña, mis papás me involucraron en el mundo y responsabilidades de los adultos desde los 13-14 años.

¿Recuerdas algún momento en que te sentiste muy conectada con tu hijx? Con Alfredo siempre, me tenía mucha confianza, pero cuando estuvo enfermo, hablamos de cosas muy fuertes, pero que nos dieron mucha paz el poder expresarlas sin miedo a lastimar al otro. Con Ana Paula fue mi compañera, mi muñeca, no paraba de hablar y la conexión más fuerte fue cuando la apoyé para que se fuera a estudiar al extranjero.

¿Te has arrepentido? Sí muchas veces, porque fui una mamá muy dedicada pero también muy estricta.

¿Has sentido culpa? Si muchas veces ¿Por qué razón? Siempre pensé que ser mamá era que mis hijos fueran educados, responsables, les exigía mucho, yo quería ser la mamá perfecta de unos hijos perfectos.

¿Te has comparado con otras mamás? Si muchas veces pero en algunas cosas ellas son mejor que yo, pero en otras yo me siento satisfecha con mi manera de educar y de criar a mis hijos.

¿Te has sentido juzgada por otras mamás? Siempre! Muchas amigas, conocidos, suegros, me decían que tenía que hacer, que no debía ser tan exigente, que los apapachara más, hasta me decían que porque los había metido a la escuela que fueron!

¿Quiénes están en tu red de apoyo? Mi esposo, mi hija, mi mamá y mis grandes amigas que son mis hermanas de vida.

¿Te has sentido sola contra el mundo? Muchos días, sola e incomprendida. Es muy difícil ponerse en los zapatos de los demás. Y aunque te desahogues, y pues generalmente al final, no encuentras las respuestas que necesitas.

¿Qué es lo más difícil de ser mamá? Darte cuenta que tus hijos no son de tu propiedad, tienen su vida, sus intereses, y muchas veces no estás de acuerdo con ellos y que tarde o temprano volarán y a veces no sabemos a donde.

¿Sientes que ser mamá te cambio la vida? ¿En qué sentido? Cambió toda mi vida, desde mi alimentación, mis preocupaciones, fui una mamá muy aprehensiva, muy preocupona, y estuve volcada en mis hijos mientras se dejaron!

¿Qué es lo que más te gusta de tu cría? De Alfredo su nobleza, lealtad, siempre pensaba en los demás. De Ana Paula su determinación para lograr sus objetivos, su perfeccionismo, y sus valores.

¿De qué te sientes súper orgullosa en cuanto a ser mamá? Ví a mis hijos crecer en un ambiente de amor, seguro y de muchos valores. Alfredo luchó como un guerrero hasta su muerte y una frase que me marcó de él fue: “mamá, gracias a que me exigiste tanto, luché y logré llegar hasta donde pude”

¿Qué consejo le darías a una embarazada? Disfruten día a día su embarazo, diario digan cuánto quieren a su bebé, cántenles, acaricien mucho a su panza y no esperen que sus hijos cumplan las expectativas que no pudieron lograr por diferentes motivos.

EMMA LUGO

¿Qué habrías hecho diferente como mamá? No habría comprado tantas cosas que finalmente no usé, desde monitor para día/noche, que detectaba hasta ritmo de respiración, hasta todos los shampoos/crema/pomada/bloqueador, orgánico, última generación, chupones, juguetes, todo lo más nuevo y mejor para bebés y toddlers. En la idea de ser mamá perfecta y de estimular al bebé, los primeros meses y años, baby Einstein, baby Mozart, estimulación temprana, natación a los 3 meses de nacida, comida orgánica y Kosher, masajes para bebé. Me hubiera relajado más y disfrutado lo simple de estar con un bebé, que es después de cubrir las necesidades básicas, hacerlo reír, columpiarlo.

¿Sientes que hoy en día es más fácil o más difícil ser mamá que hace 50 años? Más difícil, porque me auto exijo maternidad, generar ingresos, estar guapa, informada, coordinar la casa, muchas cosas.

¿Qué te gustaría haberles preguntado a tus papás sobre ser mamá? Como pagaban 3 universidades privadas simultáneamente.

¿Cuál sería el mejor regalo para ti el 10 de mayo? Tener certeza de que su educación hasta la carrera estará cubierta económicamente

¿Supiste que querías ser mamá desde chiquita? Sí, pero siempre dí por hecho que iba a ser mamá desde un esquema tradicional de mamá, papá, hijos.

¿Cuándo te diste cuenta que tú eras el adulto de la casa? Cuando yo soy la que tengo que sacar la basura. Que si yo no hago cosas, nadie más las va a hacer. Cuando yo soy la que tengo que limpiar una vomitada o un pañal explotado hasta el cuello a cualquier hora del día o de la noche.

¿Recuerdas algún momento en que te sentiste muy conectada con tu hija? Me empecé a conectar al amamantar y después, poco a poco, cuando reconocía mi voz, cuando me daba los brazos, cuando si le pasaba algo bueno o malo, corría buscándome a mí. Mientras más ha crecido, hemos fortalecido la conexión y se vuelve en cierta complicidad. Una vez como de 3 años, un domingo que estábamos flojeando en casa, de la nada me dice…mami y si bailamos… y nos pusimos a bailar en la sala.

¿Te has arrepentido? Me arrepiento de no haberme embarazado 5 años antes. A veces me arrepiento que no dimensioné que el tema económico iba a estar tan fuerte. Me dio depre y en esa etapa, varias veces pensé a qué hora me metí en esto, pero era suma de postparto, hormonas, depre, estar exhausta, amamantar

¿Has sentido culpa? ¿Por qué razón? Sí, cuando ella me cuestiona que por qué ella no tiene papá y lo mucho que le gustaría tenerlo. Cuando pierdo la paciencia, me enojo y le hablo fuerte a Inés y la regaño.

¿Te has comparado con otras mamás? Si, varias veces me cacho, fantaseando que vidas de otras mamás/familias, son más cómodas, más divertidas, con otro tipo de dinámicas; pero nunca se sabe qué hay realmente atrás de una foto en la que se aparenta una familia y vida feliz.

¿Te has sentido juzgada por otras mamás? Si, cuando se me empezó a notar el embarazo, hubo mucha especulación de quién era el papá, eso fue desconcertante, doloroso y me sentí muy vulnerable. Y también me he sentido juzgada por gente cercana a mi.

¿Quiénes están en tu red de apoyo? Mi mamá, mi hermana, Linda que es la persona que nos apoya en casa y vive con nosotras, mi comadre, un par de amigas. Aunque también agradezco mucho a mamás y papás de la escuela de mi hija y a nuestros vecinos, que muchas veces, desde columpiar, cargar, nadar o hacer alguna manualidad, un raid, con muchísimo cariño y empatía, nos han echado la mano en diferentes momentos y circunstancias; nos hemos topado con “ángeles” que te ayudan a bajar la maleta de la banda y miles de momentos que he necesitado ayuda y me ha llegado.

¿Te has sentido sola contra el mundo? Si, muchas veces

¿Qué es lo más difícil de ser mamá? Poner límites claros y firmes en temas innegociables, a pesar de que te digan que eres la mamá maaas mala del mundo. Aceptar su personalidad y respetarla, entender que ella es una persona diferente que interactúa diferente ante la vida.

¿Sientes que ser mamá te cambio la vida? ¿En qué sentido? Sí, en 180º., en todos los sentidos, personal, social, emocional, familiar, económico, ya no soy sola, y cualquier decisión incluye y afecta a mi hija. Con ella, conocí lo que es el amor incondicional.

¿Qué es lo que más te gusta de tu cría? Que es buena, dulce, amable, respetuosa, paciente, considerada, responsable, inteligente, amorosa, tierna, alegre, sociable, todo el mundo la quiere, ayuda a sus compañeros, siempre tiene planes, invitaciones, piensa en los demás y sus sentimientos.

Aunque parece cliché, es una gran maestra para mí, aprendo continuamente de ella.

¿De qué te sientes súper orgullosa en cuanto a ser mamá? De que es una niña querida, que es una almita buena. Los reportes escolares que ha tenido desde que iba a una escuelita al año y medio hasta ahora que tiene 7 años y va en primero de primaria, me hinchan el corazón de orgullo, siempre han sido positivos en todos los aspectos, en su conducta, personalidad, en la relación con sus compañeros y con sus maestr@s, todo también se refleja en lo académico. La vida con ella y cada etapa, ha sido dentro de lo que cabe, fácil, cambiarla a su cuarto sola, quitarle el pañal, quitarle el pecho, que empezara a hablar y caminar, dejarla en la escuelita, que aprendiera a leer, escribir, sumar, restar…

¿Qué consejo le darías a una embarazada? Que disfrute, el cuerpo es muy sabio, que lo escuche y que le haga caso, también a su ginecólogo. Que eviten alcohol, aunque sea una copa, ya que traspasa la placenta, cigarro. Alimentarse bien, tomar suplementos, estar tranquila lo más posible.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir