CON GABRIELA WARKENTIN Y JAVIER RISCO
CON GABRIELA WARKENTIN Y JAVIER RISCO

Desvirtuado por completo sentido y acto del Informe de Gobierno: Espino

"El ejercicio de ayer fue autoelogio y propaganda, un acto que busca imponer que solo una persona cuenta con 'autoridad moral' para gobernar el país"

ACAVAmos ien

Desvirtuado por completo el sentido y acto del Informe de Gobierno, el ejercicio de ayer fue de autoelogio y propaganda, un acto que busca imponer que solo una persona cuenta con “autoridad moral” para gobernar el país; así lo considera el consultor en comunicación, Luis Espino, y señala que este ‘onceavo’ informe de AMLO es el último clavo en el ataúd de dicha ceremonia.

Ante las declaraciones del presidente López Obrador en su Tercer Informe de Gobierno, el especialista en discurso político afirmó en "Así las Cosas" con Gabriela Warkentin y Javier Risco, que el cambio en el informe no llegó con 2018, pero el cambio de gobierno no lo volvió más democrático.

Señaló que “López Obrador no utiliza el discurso para construir esa realidad compartida sino para imponer una visión política ideológica de lo que él cree que debe ser México, sin tomar en cuenta otras opiniones, deslegitimando a la oposición a la crítica y a la información”.

Este uso dijo es cruzar la línea entre comunicación de gobierno y propaganda “su objetivo es consolidad la idea en amplios sectores de la población de que una persona que posee características superiores al resto, de que es un líder infalible, intachable e irreprochable”.

Lo anterior señala Espino, queda expuesto en frases de autoelogio y autofelicitación como: “Podría irme ahora y quédame satisfecho”, “Vamos muy bien” “98 de 100 compromisos”, todo ello no se puede evaluar como un discurso democrático.

Lo preocupante señala el consultor “es que según el promedio de las encuestas es que 6 de cada 10 ciudadanos aprueba a la persona del presidente y eso quiere decir que el relato es exitoso” y eso es lo que Espino llama el poder del discurso populista.

El Presidente ha construido un vínculo emocional con sus seguidores y amplios sectores de la sociedad, lo que es impermeable a la realidad y el desempeño del gobierno, se aleja de la realidad objetiva. Con el discurso de castigo a los corruptos distrae a las personas de la realidad y los hace partícipes de una lucha épica imaginaria que solo existe en su relato, y que  gracias a técnicas de propaganda como la repetición, saturación y desinformación logra que milones vean su discurso como una realidad, señala el consultor.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir