Con Martha Debayle

El legado de Diana de Gales: ¿Existe o nos sigue moviendo el morbo?

En sus 16 años de vida pública, Lady Di se convirtió en una figura prominente en la monarquía europea, pero también en la moda, la solidaridad y más

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Gabriella Morales-Casas, Royal Specialist de Editorial Televisa (Vanidades y Caras). Editor-at-large de Caras México. Co conductora especial en la boda real de Harry y Meghan por Las Estrellas. Especialista de Netflix Latinoamérica para The Crown. // IG: @gabriellamoralescasas // TW: @elprincipado

HOY DIANA DE GALES CUMPLIRÍA 60 AÑOS

EL CONTEXTO DE LOS 60 AÑOS DE DIANA:

• Junio ha sido un mes muy convulso para los hijos de la princesa Diana y su hermano William, que se vieron las caras una vez más este jueves. Ni hablar de la tensión con el príncipe de Gales, a quien Harry ha tundido en los medios estadounidenses, al menos tres veces: en un podcast, con Oprah y un documental en Apple TV. En todos dijo lo mismo: que vivía en una jaula, tuve una infancia tóxica, mi papá lo lastimó sin querer queriendo.

Lilbet Diana

• El viernes 4 de junio nació la segunda hija de los duques de Sussex, Harry y Meghan, autoexiliados a California; la llamaron Lilibet Diana, lo que fue (otra vez) el pretexto para que los medios del mundo los cuestionaran una vez más, ahora, por haber elegido el apodo personal de la reina Elizabeth II, "Lilibet" y la duda de si ella les dio permiso o no, dado que el Palacio no comentó nada al respecto y se tardaron en felicitarlos.

El caso BBC/Diana

• Y por si fuera poco, la cadena BBC admitió el 21 de junio que su presentador Martin Bashir engañó a la princesa Diana y a su hermano, en 1995, para asegurarse de que le diera la ya infame entrevista en "Panorama", en la que ella confesó todo sobre su malogrado matrimonio con Charles y reveló a detalle sus problemas de anorexia y bulimia.

• Harry y William se pronunciaron cada uno por su lado para hacer saber al mundo que culpan a la entrevista de la posterior muerte de su madre, "por haber acrecentado su paranoia y haber empeorado la relación con Charles".

El relato del médico de emergencias...

• Y por si fuera poco, también la semana pasada uno de los médicos que atendió a Diana en cirugía e intentó revivirla sin éxito habló de los gory details del asunto, contó al Daily Mail que masajeó el corazón de Diana, que como sabemos, se desplazó al otro lado de la caja torácica. El médico MonSef Dahman dijo además, que la princesa estaba intacta fisicamente tras morir.

 ¿De qué murió?

• La princesa murió de un paro cardiaco. Después del impacto estaba increíblemente viva y soportó más de una hora teniendo el corazón desplazado a la derecha de la caja torácica, movimiento que desgarró venas y la arteria pericardia. El peritaje arrojó que el radiador del auto atravesó su cuerpo; de esto se dieron cuenta al abrirle el pecho para masajear el corazón manualmente. No había forma de salvarla.

Carlos interrogado...

• Como puntilla, también salió una nota en The Guardian reviviendo la investigación ordenada por Lord Stevens del Royal Household a los servicios de inteligencia británica encargada por la propia reina, para descartar cualquier teoría de la conspiración… El asunto es que de las 871 páginas y costó a los contribuyentes casi 4 millones de libras esterlinas el dictamen fue “Unlawful Killing” en 2003, que se ratificó en 2008 tras nuevas evidencias que salían ¡en los medios seguramente aportadas por Paul Burrell, el mayordomo de Diana, quien se quedó con las pertenencias de Diana que no fueron destruidas por el staff del Palacio de Kensington para evitar “caza tesoros póstumos”.

• Lo que no se sabía es que entre los interrogados estuvo el príncipe Charles, luego de que Paul Burrell, el mayordomo de Diana, facilitara a Scotland Yard una nota de puño y letra de Diana en la que ella le contaba a alguien que “temía por su vida, y que Charles planeaba un accidente automovilístico” para quedarse no con la consabida Camilla, sino con la niñera de sus hijos, Tiggy Legge-Bourke.

• La declaratoria de Charles fue en 2003 y afirmó que ni siquiera sabía de la existencia de esa carta. Esto coincide con la paranoia de Diana acusada por su hermano Charles tras el divorcio de los Galeses y la famosa entrevista de Panorama en 1995.

ANALIZAMOS EL LEGADO DE DIANA

• La “nueva fiebre” por Diana se avivó tras la aparición de su personaje en la serie de ficción “The Crown” que coincide con el periodo más escandaloso de la realeza británica: las incendiarias declaraciones y acciones de Harry y Meghan tras su independencia, la acusación de presunta pederastia sobre el príncipe Andrew asociado al caso Jeffrey Epstein y el inminente ocaso de la vida de la monarca Elizabeth II, quien acaba de cumplir 95 años y enviudó recientemente.

¿Existe un legado “total”?

• Los biógrafos, periodistas e historiadores, pero sobre todo, los fans de Diana en el mundo, repiten y repiten una frase constante: “El legado de Diana”. Pero, ¿a qué legado se refieren?

¿Legado filantrópico?

• Desde su muerte, las más de 100 fundaciones que la fallecida princesa apoyaba desaparecieron o dejaron de contar con el apoyo de la familia real. Algunas de ellas fueron transmutadas a la Fundación Diana de Gales que dirigía su hermano, el conde Spencer, pero dicha asociación se cerró en 2012 tras una auditoría que concluyó que ya no era sostenible.

• Pero el legado filantrópico individual de Diana se ha perdido y ha quedado en la imagen de Harry y William, cada uno a su forma con sus propias fundaciones.

¿Legado vivo?

• Si sus hijos son el verdadero legado de Diana en altruismo y compasión, también lo son en problemas y en desazones familiares. La “batalla entre hermanos” que detalla Robert Lacey en su libro homónimo comprueba que así es y que las heridas no han cicatrizado desde hace 24 años que la princesa murió a los 36 años de edad.

• Harry es el más parecido a su madre en cuanto a carácter y sensibilidad, es abierto, expresivo y no teme hablar sobre lo que siente. Su actitud desde que se casó con Meghan se puede mirar desde dos ángulos: el de la liberación ante la opresión palaciega, o el de la rebelión ante la manipulación matrimonial.

• En cuanto a William, sabedor de su papel como futuro rey de Inglaterra, guarda las formas, no es tan expresivo y nunca actúa de forma visceral, excepto el mes pasado cuando por primera vez en su vida lo vimos furioso contra los medios; mucho más que cuando The Sun mostró fotos de Kate en topless… Si sus hijos son su legado vivo, como lo son para todos los padres, ¿qué los hace distintivos del legado de Diana y no del de los Windsor?

¿Legado morboso?

• En cualquier caso, una tragedia queda como un halo místico: tendemos a santificar al muerto, a perdonar todos sus errores y a utilizar su tragedia como ejemplo. Así era en los tiempos antiguos y así seguirá siendo: si a los reyes y a los dioses les pasa, ¿qué nos espera a nosotros?

• Dicho lo anterior, concluimos...

El verdadero legado de Diana es...

1. Fue la primera figura de alto perfil no político en dedicarse al altruismo como propósito de vida… antes que Angelina Jolie.

El altruismo en las celebridades era más bien algo que procuraban no alardear para que no se malinterpretara. Si bien las casas reales siempre tienen proyectos de filantropía, Diana lo llevó a otro nivel al involucrarse directamente con los enfermos de manera individual y al apoyar causas poco populares como el VIH (todavía era un tabú) y las minas que existían desde la Segunda Guerra Mundial en países africanos.

 2. Nos enseñó a las jovencitas de su tiempo que la fama y el dinero no sirven de nada sin un propósito. La fama no es un legado por sí mismo, ni tampoco la belleza, pero es imposible negar que el carisma que tenía Diana (y que fue su gloria y su infierno) se considera atemporal. Para quienes nos vimos influenciadas por ella en vida como adolescentes, jovencitas o jóvenes mamás de los 90, significa un rostro humano de la inalcanzable realeza, una persona que a pesar de los privilegios se preocupaba por los otros, algo que no era común…

3. Nos enseñó también que no existen los príncipes azules… ni aunque te cases con uno.

La mayor lección que yo considero que nos deja la corta vida de Diana es que los cuentos de hadas no existen, que los ricos también lloran, que las princesas hermosas, bien educadas, -privilegiadas y en países poderosos- que se casan con un buen partido pueden ser muy, pero muy infelices. Eso nos enseña a las mujeres comunes a tener amor propio y no esperar que llegue un príncipe a “hacerte la buena”. Las parejas son ‘parejas’, no rescatadores y La propia Diana lo asumió y lo admitió en su libro y en la famosa entrevista de Panorama, de BBC.

4. Hasta ella, ningún personaje de poder había hablado con tanta honestidad sobre las relaciones tóxicas, la codependencia y el daño mental que causan…

A la distancia la veo con una mirada mucho más más crítica, especialmente ahora que me dedico al análisis de la realeza, pero también me causa mucha compasión. El mundo tiene menos Dianas en el sentido de que nadie se vaya con la finta del príncipe azul, pero también hay más Dianas que atiendan su salud mental, que buscan ser compasivas consigo mismas y con los otros.. Ese, a lo mejor, es su verdadero legado… Hay Dianas para todas.

5. ¿Qué vas a hacer para ser feliz? Ni la lana, ni la ropa más cara, ni el galán más consentidor, ni el trabajo más poderoso y ni siquiera tus hijos son tu propósito de vida… Aquí nadie está para salvar a nadie. Alguien dígaselo a Harry y Meghan… xD (esto sobra, pero es un epílogo curioso).

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir