Con Martha Debayle

La voz destructiva de la autovergüenza y cómo liberarse

La autovergüenza es esa voz que crítica lo que somos por lo que nos han hecho creer que está mal desde nuestro cuerpo, nuestra voz, nuestro peso, etc.

La voz destructiva de la autovergüenza y cómo liberarse

Sean Grover, psicoterapeuta, orador y escritor con más 25 años de experiencia trabajando con niños y adultos. Dirige una de las mayores prácticas de terapia grupal en los EU. Ha sido entrevistado y citado para medios como: The Economist, The Wall Street Journal, Newsweek, The Washington Post, ABC News, NBC News sobre temas de relaciones entre padres e hijos. Autor del libro “When kids call the shots”. También es autor de un blog para Psychology Today, con más de 4 millones de lectores.

seangrover.com // TW: @GroverSean // FB: Sean Grover

Cinco formas de interrumpir su ciclo de autovergüenza:

• Vivir con la vergüenza de uno mismo es como tener una crítica de 24 horas dentro de tu cabeza, juzgándote, etiquetándote y humillándote constantemente.

• Esa voz tóxica de autovergüenza busca limitarte, retenerte y aplazar el crecimiento. Si no se controla, corroe tu autoestima, socava tu confianza y puede transformarse en una ansiedad paralizante que destruye cualquier posibilidad de felicidad duradera .

• ¿De dónde viene la autovergüenza? ¿Cómo ganó tanto poder sobre ti?

Las raíces de la autovergüenza

La autovergüenza es un comportamiento aprendido que se origina en tres posibles fuentes:

1. Familia

• Los padres o hermanos que se dedican a "burlarse" dejan cicatrices emocionales. Los padres o hermanos demasiado críticos, castigadores y abusivos son quizás los desencadenantes más comunes de las conductas de autovergüenza.

2. Compañeros

• Los niños y adolescentes pueden ser particularmente despiadados al convertir en chivo expiatorio a los vulnerables burlándose y humillando a cualquier persona que perciban como diferente o amenazante.

3. Sociedad

• Cada cultura perpetúa sus prejuicios y se dirige a personas que parecen "diferentes" de la cultura dominante. Las cualidades externas como el color de la piel, el peso, el origen étnico y la orientación sexual se encuentran entre las poblaciones más objetivo. Lamentablemente, las personas oprimidas internalizan al opresor con demasiada frecuencia.

Desalojar la voz autovergonzada

• Una vez que identifiques las raíces de tu voz de autovergüenza, necesitarás un plan para desalojarla. Será una batalla poderosa, pero las recompensas de eliminar tu voz autovergonzante mejorarán dramáticamente todos los aspectos de tu vida.

1. Captura recuerdos dolorosos en un diario

• Los recuerdos de la infancia contienen información vital sobre las raíces de tu autovergüenza. Clasifica las veces que otros te avergonzaron y anota las palabras particulares que usaron. Escribe esas palabras y frases negativas y ve cómo resuenan con tu voz de autovergüenza.

2. Romper el silencio

• El silencio engendra vergüenza. Es fundamental que encuentres un amigo, un terapeuta, un grupo de apoyo, cualquier persona con la que puedas hablar sobre el papel que juega la vergüenza en tu vida. Reunir a personas tan comprensivas a tu alrededor es esencial para ganar esta batalla.

 3. Aumenta el cuidado personal

• Ejercicio, salidas creativas, meditación, paseos diarios; estas actividades aportan energía fresca a tu día. Si tienes problemas para motivarte, pide la ayuda de un amigo. Piensa en esta batalla como un maratón emocional; tendrás que elevar el nivel de tu propio cuidado para ganar.

4. Establece afirmaciones positivas

• Haz una lista de tus cualidades positivas. ¿Qué te hace único? ¿Qué talentos tienes? ¿De qué estás agradecido? Una paciente con la que trabajo descubrió que cubrir su apartamento con notas adhesivas con citas inspiradoras y autoafirmaciones positivas era una excelente manera de mantenerla concentrada.

5. Responde a tu voz autovergonzada

• Empieza a responderle a tu voz vergonzosa, exponla por el fraude que es. A algunas personas les resulta útil dar un nombre a la voz para separarla. Recuerda, tu voz de autovergüenza no es tu voz auténtica. No es parte de tu identidad central. Cuanto más débil se vuelva tu voz de autovergüenza, más fuerte crecerá tu verdadera voz. Si tus amigos son críticos y te agobian, es hora de confrontarlos o reconsiderar el valor de esas amistades.

Lanza tu batalla para liberarte de la vergüenza:

• Liberarse de la vergüenza propia requiere tiempo y práctica. Habrá días en los que te sentirás liberado y días en los que te sentirás atrapado. Sigue aplicando los cinco pasos, sigue avanzando y concéntrate en reemplazar la vergüenza por uno mismo y la compasión.

• Como escribió Nelson Mandela: "... jugar en pequeño no sirve al mundo. No hay nada ilustrativo en encogerse... Cuando dejamos que brille nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para que hagan lo mismo. A medida que nos liberamos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás ".

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir