Con Martha Debayle

Caso de violación e impunidad en las leyes mexicanas

Todo sobre un caso de violación, que seguramente ustedes conocen muy bien en redes sociales

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

¿Qué debo hacer si soy víctima de una agresión sexual, abuso o violación?

• Si eres víctima de una agresión sexual, abuso o violación puedes llegar a experimentar una ola de sentimientos, como shock, miedo o inseguridad sobre lo que debes hacer.

Estos son los pasos inmediatos a seguir:

1. Ve a un lugar seguro en cuanto puedas. Tu seguridad es primordial. Dependiendo del lugar donde te encuentres, procura ir a un sitio más concurrido o encuentra a alguien que te ayude.

2. Una vez seguro/a, no cambies nada en tu cuerpo. No tienes que decidir enseguida si acudirás a la policía o harás una denuncia. Pero, si luego decides hacerlo, es extremadamente importante que la policía obtenga toda la evidencia que haya quedado en tu cuerpo. Asi que no te des un baño ni ducha, ni laves ninguna parte de tu cuerpo. También procura no orinar, ni cepillarte el cabello, comer, fumar, beber, o tomar ninguna droga. Si te cambias de ropa, lleva la ropa que traías en el momento del ataque al hospital o departamento de policía en una bolsa de papel.

3. Dile a tus padres, guardián legal u otro adulto en quien confíes. Ellos podrán ayudarte con los pasos a seguir, lo cual incluye una visita a un médico o enfermero o un llamar a la policía.

4. Acude a un médico o enfermera. Recibir cuidados médicos es muy importante luego de una agresión sexual. Puedes ir a la sala de urgencias o al centro de salud de Planned Parenthood más cercano.

Los médicos y enfermeros que cuidan de las personas víctimas de una agresión sexual están entrenadas especialmente para ello.

Saben cómo ser cuidadosos, compasivos y dóciles. Ellos seguramente te:

• Examinarán para chequear si fuiste lastimado/a de alguna manera

• Proveerán servicios de salud que podrían incluir un anticonceptivo de emergencia (si existe riesgo de embarazo), un test de detección de ETS, y medicamentos para ayudar a prevenir VIH (profilácticos post-exposición).

• Recolectarán evidencia, así dispones de la opción de presentar una denuncia oficial si lo decides. Esto puede incluir semen, cabello, o células de piel de la persona que te atacó.

5. Consigue ayuda de un experto. Rape, Abuse & Incest National Network (RAINN) (Red Nacional Violación, Abuso e Incesto) ofrece una línea de ayuda las 24 horas, los 7 días de la semana. Ellos pueden darte opciones y conectarte con otros recursos locales. Un centro para las violaciones en tu área puede ayudar a encontrar un médico o enfermero, un consejero y otra clase de apoyo. Tu centro de salud de Planned Parenthood más cercano también puede ayudarte.

6. Decide si quieres hablar con la policía. Una agresión sexual es un crimen, y tienes el derecho de reportarlo a la policía si así lo quieres. Puedes hacerlo tú mismo o pedir que lo hagan por tí, un consejero para personas que han sido agredidas/violadas, o tus padres, guardián legal o alguien confiable. La policía te hará muchas preguntas, y hablarán contigo tanto si presentas una denuncia como si decides no hacerlo.

Si decides contactar a la policía, considera llevar a alguien para acompañarte y brindarte apoyo. Si un oficial de policía te pide de hablar a solas, tú no tienes que hacerlo a menos que quieras. Puedes llevar a un integrante de tu familia o amigo/a en quien confíes, o un defensor entrenado para estos casos. La Red RAINN puede llegar a conectarte con uno de estos defensores.

7. Sin dudas, recuerda que todo lo sucedido no ha sido tu culpa. A veces las personas se sienten culpables porque el atacante es un amigo/a, miembro de la familia o persona con la que salen. No es tu culpa bajo ninguna circunstancia. Aun si comenzaste algo sexual con esta persona pero te arrepentiste y te forzaron a hacerlo, NO es tu culpa. Tampoco lo es basado en lo que llevabas puesto (tu ropa) o si bebiste o cómo actuabas en ese momento. No pediste que esto suceda y no lo mereces.

Te llevará mucho tiempo el sentirte seguro/a nuevamente luego de una agresión sexual o abuso. Puede ayudar el hablar con un terapeuta o consejero con experiencia en agresión sexual, abuso o víctimas de violación. También puede ayudarte que te conectes con otras personas que han pasado por lo mismo, como un grupo de ayuda o personas que ya conoces.

No estás solo/a. Desafortunadamente, muchas personas sufren una experiencia de agresión sexual, abuso o violación en algún momento de sus vidas. Tú puedes superarlo -y hay personas que te pueden ayudar a hacerlo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir