Con Ibeth Parga
Con Ibeth Parga

Retórica del Presidente, falacia para justificar sus errores: Luis Espino

El especialista en discurso analiza el mensaje de los primeros cien días del segundo año de gobierno del presidente López Obrador

El presidente López Obrador usa el lenguaje como “un instrumento que para controlar la percepción que los ciudadanos tienen de su persona y sus decisiones, lo hace como ningún otro político, en las encuestas la mayoría de las personas lo evalúan no como un servidor público que tiene que dar resultados concretos, sino como un líder providencial cumpliendo una misión superior que es reivindicar un pueblo victimizado”, así inicia su análisis el especialista en discurso Luis Espino, sobre el mensaje presidencial a cien días del segundo año de gobierno.

En el espacio de “Así las Cosas” con Ibeth Parga, Espino sostiene que la narrativa le ha permitido al Presidente mantener tasas de aprobación a veces superiores al 60 por ciento, a pesar de que los resultados en economía, salud, seguridad no correspondan a ese nivel de aprobación.

Señala que sus seguidores “están genuinamente convencidos de que lo que él hace está avalado por las mejores intenciones”.

El presidente reitera en su discurso conceptos como cero corrupción, austeridad, honestidad con los que nadie puede estar en desacuerdo, pero “los utiliza para justificar una serie de decisiones y los resultados no son tan positivos como nos dice a diario en las mañaneras”.

En su mensaje sostiene Espino, “queda claro que reitera la jerarquía en las prioridades del presidente”, y destaca “la capacidad que tienen el presidente para hacer que la pandemia en términos de vidas perdidas, en impacto económico quede como un tema más de gobierno, dejando que sus acciones sean exhibidas como lo mejor que podía hacer su gobierno, siempre en el tono de vamos bien a diferencia de otras naciones en donde dijo, se ha tomado con más seriedad y urgencia”.

En relación a la defensa de la labor militar, el especialista apuntó que el falso dilema es una falacia, es un instrumento retórico que utiliza el Presidente para decir “o los pongo a reprimir o a hacer lo que tiene que hacer, solo hay dos acciones”, falso, no están para reprimir ni para cuidar centros recreativos tiene función constitucional y esa es la les corresponde. El presidente muestra en su retórica la falacia para justificar sus errores, sostiene Espino.

Y señala que un informe debe servir para evaluar si el gobierno lo hace bien o lo hace mal y la diferencia de la propaganda que trata deliberadamente de imponer mensajes y crear realidades. La exitosa estrategia le permite al Presidente generar una realidad en la que él es intachable, irreprochable y le funciona muy bien a él y a su partido, pero no siempre lo que es bueno para él es bueno para México.

Respecto a las próximas elecciones, señala Espino, el discurso ha penetrado en la sociedad, al grado que el término 4T ya es parte del lenguaje lo usamos como sinónimo del presidente y del gobierno aún cuando éste no es de todos.

Finalmente dijo hay que reconocer que la oposición no encuentra como decirle a las sociedad qué es lo que defiende, hay un déficit de ideas en la oposición.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir