Con Martha Debayle

10 reglas de la alimentación de perros y gatos

Cuánto deben comer, qué tipo de croquetas, se valen los alimentos crudos o los “desperdicios”, qué hago si tengo un perro obeso, etc.

10 reglas de la alimentación de perros y gatos

Ernesto Ávila, Médico Veterinario Zootecnista por la UNAM. Actualmente es Director General de la Clínica Veterinaria del Bosque.

TW: @veteridelBosque // veterinariadelbosque.com // FB: Clínica Veterinaria del Bosque // Tel. (55) 5360 3311 y 5240 0404

• Una buena nutrición es fundamental para el correcto desarrollo de los animales así como para su reproducción. En el caso de los animales de compañía, la correcta nutrición ha permitido una mayor longevidad, aunada a una mejor calidad de vida.

¿Cuánto deben comer?

• El cálculo de la energía en animales adultos en mantenimiento es importante para estimar la cantidad de alimento.

• Para determinar las kilocalorías diarias, se emplea el peso metabólico, que se obtiene elevando el peso del animal a la 0.75.

• Una vez que se obtiene el peso metabólico, se multiplica por una constante basada en el nivel de actividad del animal:

Constantes (k)  Constantes (k)
Inactivo 99
Activo 132
Muy activo 160

• Ahora, una vez que se ha calculado la energía que necesita un animal para mantener sus funciones vitales, hay que estimar la cantidad de alimento que debe consumir.

• Para esto, es importante recordar que existen tres nutrientes considerados energéticos: las proteínas, los lípidos y los carbohidratos. A partir de ello es posible estimar la cantidad de kilocalorías presentes en determinada cantidad de alimento (por cada 100 gramos o por kilogramo). A este cálculo se le denomina densidad energética del alimento.

Ejemplo:

Alimento para perro con el siguiente perfil:

Proteína Cruda: 28% x 3.5 = 98 kcal

Grasa Cruda: 12% x 8.5 = 102 kcal

Carbohidratos 45% x 3.5 = 157.5 kcal

SUMATORIA TOTAL: 357.5 kcal/100 gramos

Con base en este resultado, es posible mediante una regla de tres, determinar la cantidad de alimento a ofrecer a un animal.

Por ejemplo, un perro que requiere 291 kcal diarias:

357.5 kcal - 100 gr

291 kcal - X

X = 81.39 gr

• Un perro con esta necesidad energética se le deben ofrecer 81 gramos al día del alimento evaluado, para cubrir su requerimiento energético.

• Ahora, no se agobien, Los empaques de los alimentos comerciales ya tienen incorporadas las tablas con las cantidades de alimento que el perro o el gato deben consumir de acuerdo a su peso corporal, etapa de vida y nivel de actividad física.

Porciones diarias recomendadas / Clínica Veterinaria del Bosque

10 reglas de la alimentación de tu perro o gato:

1. Las mascotas deben tener un manejo adecuado en cuanto a su alimentación, higiene, espacios apropiados, programas de control de enfermedades y de sociabilización. Todo esto hace que la mascota esté sana y congruente con el entorno familiar.

2. Los médicos veterinarios son los únicos que tienen las herramientas y conocimientos para dar un plan de alimentación para cada tipo de mascota (dependiendo de su raza, edad, peso, condición de salud, hábitos, entre otros).

3. Los alimentos balanceados comerciales fabricados por empresas especializadas garantizan la calidad de los ingredientes, el balance de nutrientes, la higiene, inocuidad y una adecuada cadena de suministro y comercialización; siendo ésta la opción más práctica, precisa y económica.

4. La alimentación en las mascotas deberá basarse en el análisis del QUÉ, CÓMO, CUÁNTO y PARA QUÉ como parte del protocolo adecuado para procurar la salud en perros y gatos.

5. Es importante verificar que los empaques de los de alimentos comerciales tengan tablas con las cantidades que deben consumir de acuerdo con su peso corporal, etapa de vida y nivel de actividad física.

6. El objetivo de una nutrición adecuada es mejorar la salud y el bienestar de los perros y gatos. Además, esto permite ser un factor de prevención en el desarrollo de enfermedades intestinales, inmunitarias, dermatológicas, urinarias, entre otras.

7. Una nutrición balanceada y adecuada promueve una salud óptima, mejor calidad de vida y mayor longevidad en las mascotas.

8. Deben comer a tiempo controlado para evitar la sobrealimentación y la propensión al sobrepeso u obesidad.

9. El exceso de información, a veces poco confiable, puede afectar el proceso en la toma de decisión de los dueños de perros y gatos en relación a la elección de una alimentación correcta y saludable.

10. La normatividad oficial establece que los alimentos comerciales deben presentar en los empaques, la información de análisis garantizado e ingredientes contenidos.

Mito 1: Cualquier croqueta es ideal para alimentar a mi mascota.

• No, hay diferentes tipos de croquetas especialmente elaboradas para cubrir las necesidades de cada mascota según la etapa de su vida, de su tamaño, su masa muscular y si padece alguna enfermedad.

Mito 2: A una mascota con obesidad, hay que darle menos alimento.

• En los últimos años se ha observado que muchas mascotas llevan una vida más sedentaria, por lo tanto, probablemente su requerimiento de carbohidratos sea menor. Sin embargo, el Médico Veterinario es el único que puede determinar la cantidad de alimento, de acuerdo a las condiciones de tu perro o gato.

Mito 3: La croqueta es muy grasosa y tiende a generar obesidad.

• Ojo, la grasa es buena y necesaria en la alimentación de las mascotas. La cantidad que deben consumir perros y gatos está determinada por la calidad, su aplicación en el alimento y su estilo de vida. Un bulto de alimento tiene entre 10 y 12% de grasa, sin embargo, varía de acuerdo a la edad del animal de compañía y la energía que requiere. Una recomendación es checar la información nutrimental que aparece en los empaques de los alimentos que compren.

Mito 4: Debemos combinar croquetas y comida para consumo humano para que la mascota “no se aburra”.

• Lo que comemos nosotros tiene ingredientes que pueden ser tóxicos para la mascota. Las croquetas están elaboradas con saborizantes especiales y mezclar ambos alimentos les provocará:

Menor digestibilidad.

Heces no tan firmes y que serán olorosas.

Sus pelajes no se verán tan bonitos.

Su disposición y energía serán menores.

Su salud será menos buena que si solo se le diera alimentado procesado.

ALIMENTOS PROHIBIDOS:

• PERROS: chocolate, lácteos, aguacate, uvas y todo tipo de berrys, cebolla, ajo, chayote, nueces de macadamia, hígado, café, té, levaduras.

• GATOS: uvas, naranjas, toronjas, aguacates, limones, cebolla, ajo, papa, jitomate, chocolate, café, té y lácteos.

¿Qué onda con la dieta BARF?

• La dieta B.A.R.F va de alimentar a los perros con alimentos crudos.

• BARF es el acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food.

• Esta dieta se basa en la concepción de que los perros están diseñados para comer alimentos crudos.

• La dieta propone una alimentación a base de proteína de origen animal, a la que se añade un pequeño porcentaje de frutas y verduras.

La dieta BARF se compone básicamente de:

• 60% de huesos con carne y músculo.

• 25% de carne magra (puede ser pescado).

• 15% de fruta y verduras crudas, huevos y vísceras.

• No contiene conservantes.

• No contiene cereales.

• Si has decidido alimentar a tu perro mediante esta dieta, es conveniente que investigues un poco y consultes a tu veterinario, para analizar bien las necesidades de tu perro y asegurarte de que no sufrirá ninguna deficiencia en su dieta ni tendrá problemas de salud.

Pros de la dieta BARF:

Una dieta basada en alimentos naturales biológicamente adecuados tiene una serie de beneficios para tu perro:

• Le gustará muchísimo.

• Tendrá una hidratación correcta.

• Sus dientes estarán limpios y sanos.

• Su sistema inmunitario se verá reforzado, disminuyendo las alergias e intolerancias.

• Sus heces serán menos voluminosas y menos olorosas. Además, evitarás los gases.

• Su aliento será mejor, y tu perro no olerá mal.

• Beberá menos agua, porque su alimentación ya la contiene.

• Menor riesgo de obesidad o de distensión abdominal.

• Tu perro tendrá mayor actividad física y se verá feliz.

Contras de la dieta BARF:

Debes informarte bien para equilibrar adecuadamente los alimentos, ya que si no lo haces, tu perro podrá sufrir algunos problemas, como:

• Deficiencias nutricionales.

• Los alimentos que no están frescos o no provienen de fuentes de confianza pueden provocar infecciones bacterianas.

• Los huesos son una de las razones principales por las que muchos veterinarios no son amigos de esta dieta. Al morder el hueso, tu perro puede tragarse pequeños fragmentos que podrían acumularse en su intestino, provocándole estreñimiento.

• Los dientes rotos son otra preocupación importante, junto con problemas en las encías. Los huesos duros pueden dañar la boca de tu perro y su dentadura, ya que sus bordes afilados podrían cortar la encía y la lengua. Los dientes pueden sufrir un desgaste excesivo, llegando a perderse por completo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir