Con Martha Debayle

Liderazgo a distancia ¿Cómo ser un líder de manera remota?

Les vamos a decir la gran diferencia entre ser un líder influyente y cómo dejar de ser un líder tóxico

Liderazgo a distancia ¿Cómo ser un líder de manera remota?

Helios Herrera, Director general de HH Consultores: desarrollo humano.

TW: @Helios_Herrera

Hace un año comenzó nuestro encierro. La vida dio un giro repentino de 180º y a pesar de que ya vemos la “luz al final del túnel,” aún queda un largo camino por recorrer. Lo que es un hecho es que las cosas no volverán a ser las mismas. Y eso no está mal, la mejor forma de adaptarte al cambio es aceptándolo.

Sin embargo, para los de la vieja escuela como yo, nos puede costar un poco más de trabajo adaptarnos a ciertas situaciones. En mi caso, algo que jamás creí permitir en mi equipo de trabajo fue el Home Office ¿Por qué combinar los espacios de vida y trabajo? Crea líneas muy confusas y fáciles de rebasar. Como líder de mi equipo, me parecía imposible comunicarme de manera remota o incluso mantener el control de mis proyectos.

Aunque hoy, ya lo entendí: El Home Office llegó para quedarse.

• Una nota de El Financiero reporta que al menos el 79% de las empresas mexicanas planean mantener el Home Office aún después de la pandemia.

• Un estudio realizado por una universidad de IUTA (UTAH) en Estados Unidos reveló que, el Home Office, sí tiene un mejor impacto en el desempeño laboral y personal de los colaboradores.

• La consultora norteamericana Blumberg (Bloomberg) hizo una investigación profunda sobre la historia del Home Office, encontrando que no es el hilo negro de la humanidad, sino un paso normal y natural del ser humano. De cierta manera, los artistas y grandes empresarios llevan años trabajando desde casa.

• La consultora europea ARTS describe que la clave para un buen liderazgo de manera remota es la confianza. Sin confianza, jamás habrá una organización empresarial.

Un líder influyente:

• Un “líder influyente” es un concepto que nace de la mente de Michael Frisina, un conferencista norteamericano que en 2011, publicó su libro “Líderes Influyentes.”

• De acuerdo al Dr. Frisina, los líderes influyentes, destacan y tienen éxito donde otros fracasan porque son capaces de lograr un alto desempeño, son productivos y logran mejores resultados. Los líderes hacen que las cosas sucedan, pero los líderes influyentes generan un cambio positivo a su alrededor, incluso de manera remota.

• Una realidad sobre el liderazgo es que no existe un líder si no tiene seguidores. ¿Qué es lo que hace que un seguidor siga al líder? La respuesta es simple: la influencia que puede tener sobre otros.

La capacidad de influir en los demás es la aceptación que otros tienen (el seguidor) sobre las ideas y acciones del líder que son favorables para él y para la organización o proyecto. Esta influencia puede provenir de cualquier persona sin importar jerarquía o nivel.

• Ser un líder influyente es la forma más sencilla de liderar de manera remota. Cuando tu influencia es positiva sobre tu equipo, el trabajo se le facilita a todos. Un líder influyente no está detrás del equipo de trabajo ni truena los dedos, pero sí llama la atención cuando es necesario.

7 habilidades que son indispensables para ser un líder influyente:

1. Interés y preocupación real: Significa ser accesible y mostrar interés genuino por los colaboradores inmediatos e incluso, por el resto de la organización. Ser atento y receptivo. No aislarse, no ensimismarse en su trabajo ni dejar de lado a los demás.

2. Empatía: Notar cuando sus colaboradores están preocupados o tienen algún problema, y responder ofreciendo ayuda. Ser sensible ante las reacciones verbales y no verbales.

3. Reconocer cualidades y el trabajo profesional: Dedicar un tiempo todos los días a identificar las tareas bien realizadas y edificarlas en público. A pesar de ser “obligación” del colaborador, es importante reconocer que a todos nos gusta recibir alguna recompensa.

4. Tomar decisiones clave tomando en cuenta la retroalimentación: Mostrarse abierto y receptivo a las opiniones del resto del equipo, favorecerá su confianza, haciendo el trabajo de equipo más fácil.

5. Disposición de aprendizaje mutuo: El éxito está relacionado con nuestra disposición de aprender a cambiar y crecer. Si los líderes comparten experiencias significativas, errores y aciertos, los colaboradores se comprometerán y aprenderán también del camino ya andado por el líder.

6. Actitud de humildad: Reconocer que en cada éxito hubo aportación de un equipo, agradecer y valorar las acciones y resultados de cada individuo, recibir retroalimentación, tener una actitud abierta ante las sugerencias para aumentar nuestra eficiencia y efectividad e intentar no buscar constantemente los errores de los colaboradores, si queremos lograr su compromiso.

Todas estas son habilidades perfectamente desarrollables. Los líderes que inspiran, son aquellos que consiguen sacar lo mejor de quienes les rodean y propician un ambiente productivo, para ello contagian desde las emociones. Durante el Home Office, todos tenemos el compromiso de hacer de nosotros un líder y ejercer el liderazgo desde nuestra trinchera.

1. ¿Hasta aquí todo bien, cierto? Ya sabes cómo liderar a distancia… pero, ¿eso es todo? Hay un concepto que el Dr. Frisina evita, el del líder tóxico.

• De acuerdo a la Escuela de Negocios de Harvard, los líderes tóxicos son capaces de conseguir tan buenos resultados como los líderes influyentes.

• Una investigación por parte de la Radio Pública Norteamericana (NPR por sus siglas en inglés), describió cientos de casos de abuso por parte de líderes tóxicos. Entre los hallazgos más importantes fue que los líderes tóxicos nacen en ambientes altamente competitivos, donde el culto a la personalidad se vuelve una necesidad. Tal es el caso del ejército norteamericano.

• En un estudio realizado por la publicación “Enciclopedia de la Gerencia,” se describe a los líderes tóxicos como egocéntricos, controladores y especialmente manipuladores en su forma de conseguir resultados.

Diferencias entre el un líder influyente y un líder tóxico.

1. Exigir resultados vs. Pedir resultados. Piensa en tu día, ¿de qué manera te comunicas a tu equipo? De manera remota, la comunicación se vuelve más complicada. La energía con la que te expresas será la energía con la que obtengas resultados.

2. Control vs. Guía. Un líder tóxico quiere lo que quiere y sabe cómo lo quiere. Eso no quiere decir que lo sepa exteriorizar. Un líder influyente, además de decir lo que quiere, sabe guiar al equipo para lograrlo. Se trata de crecer en equipo.

3. El Ego vs. El Equipo. El líder tóxico se apropia de los logros de su equipo para su propio beneficio. Un líder influyente los comparte, felicita e invita a seguir mejorando.

4. Ridiculizar vs. Hablar. A la hora de reprender, un líder tóxico ridiculiza a los miembros de su equipo, peor aún, toma medidas extremas para evitar que los errores vuelvan a pasar. Un buen líder llama la atención, habla con su equipo y escala poco a poco las consecuencias de los errores. Sabe que hay cosas que simplemente no se deben dejar ir.

Liderar de manera remota es una aventura para todos los involucrados. Definitivamente hay mucho trabajo qué hacer. No basta con enfocarnos en las acciones positivas, debemos hacer un ejercicio honesto de autocrítica si queremos lograr grandes resultados.

Tú tienes el potencial de convertirte en el mejor líder durante esta pandemia, ser aquella persona que logró conectar a través de la distancia. No desperdicies tus oportunidades para crecer.

Recuerda las palabras de Aristóteles: “Aquel que no sabe seguir órdenes nunca será un buen comandante.”

Transforma tu realidad, vive sin límites.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir