Con Martha Debayle

Cambio de hábitos para una Comunicación No Violenta en el hogar

Les traje a Vidal Schmill para que nos ayude a orientarnos como padres y decirles cómo tener una comunicación libre de violencia

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Vidal Schmill, Pedagogo, especialista en Desarrollo Humano. Autor del libro “Disciplina Inteligente”, best-seller con más de 500,000 ejemplares vendidos y “Berrinches, su manejo eficaz”.

TW: @escuela_padres // escuelaparapadres.com

• Cuentahabientes es increíble, pero lamentablemente es una realidad. ¿Sabían que durante la pandemia, los casos de violencia intrafamiliar han aumentado 120%, solamente en México?

• Según datos de la SEGOB, el 66% es por violencia física y 22% psicoemocional.

• Estamos tan preocupados por estas cifras y por eso invitamos a Vidal Schmill para que nos ayude a orientar a los padres de familia y que nos diga cómo podemos mejorar la comunicación de mis hijos.

1. Las palabras son puentes o son muros.

• La importancia de cuidar el lenguaje que utilizamos cotidianamente. El poder de las palabras para construir o para destruir. Son el canal para desahogar lo que está atorado emocionalmente dentro de una persona.

• Cuando la infelicidad y el abandono existen en la vida de alguien, cuando una persona de cualquier edad es desgraciada, se convierte en un peligro para los demás.

2. La forma de expresarte y de escuchar a los demás.

• Abandonar reacciones habituales y automáticas. Responder conscientemente con base en lo que percibimos, sentimos y deseamos. La Comunicación No-Violenta es un camino para educar tu atención.

3. Los cuatro componentes de la Comunicación No-Violenta:

• Observación

• Sentimiento

• Necesidades

• Petición

4. Menciona actos concretos que observas que están afectando tu bienestar.

• Menciona lo que observas en la conducta de tus hijos sin juicios o evaluaciones. Sin exageraciones, sólo lo que es.

• ¿Qué conducta estoy observando?

5. Expresa cómo te sientes en relación con lo que observas.

• Comprueba cómo te sientes. ¿dolida, asustada, alegre, irritada? En mensajes “Yo”, no en mensajes “Tú”.

• ¿Qué sentimiento me produce lo que observo?

6. Expresa tus Necesidades, lo que deseas o te gustaría, que da origen a tus sentimientos.

• Expresa de forma clara y sincera cómo te sientes teniendo presentes los tres primeros elementos.

• ¿Qué me gustaría o qué necesito que haga?

7. Haz una petición específica.

• Las acciones concretas que pides para enriquecer tu vida o para resolver la situación que afecta tu bienestar

• ¿Qué voy a pedirle que haga o deje de hacer?

8. Sus aplicaciones son a todo tipo de situaciones y relaciones: íntimas, familiares, laborales, terapéuticas, etcétera.

9. Al corregir, distingue entre un comportamiento inaceptable y una personalidad inaceptable. Lo que rechazas debe ser la conducta, no a la persona.

• “Duro con el problema, suave con la persona”

10. Dedícale la atención necesaria realmente. No estés haciendo otra cosa simultáneamente cuando te está diciendo algo que es importante para él o ella.

11. Escucha sin interrumpir cuando desees que tu hijo desahogue temores o ansiedades.

• No juzgues, no corrijas, no opines, ni descalifiques lo que diga. Mucho menos interrumpas para entonces contar tu experiencia en un caso similar.

12. Siempre hazle saber que lo escuchaste para que pueda cerrar el ciclo de comunicación y no se quede con su atención atorada en saber si lo entendiste o no. Se llama “acuse de recibo”

13. Campaña de “Cero groserías al hablar”.

• Cuidado con las palabras tóxicas y la entonación o forma de decir algo también cuenta, y mucho.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir