CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

¿Tu miedo a quedarte solo te hace que estés soltero?

El miedo a quedarnos solos, hace que cometamos una serie de errores que nos va a garantizar esa soledad. ¿Cómo es que pasa esto y qué podemos hacer?

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Mario Guerra, tanatólogo, conferencista, business coach, psicoterapeuta // TW: @marioguerra

Algunas veces hemos escuchado hablar de la “profecía autocumplida” que se refiere a provocar de manera inconsciente aquello que más se teme. Este podría ser el caso de las personas que tienen mucho miedo a quedarse solas o solteras y que acaban cometiendo una serie de errores que les garantiza esa soledad. ¿Cómo es que pasa esto y qué podemos hacer para revertirlo?

¿A que nos referimos con quedarse solteros?

•No necesariamente es a no casarse, sino aquí se incluye, además, a las personas que no tienen una relación estable con una pareja, especialmente cuando eso es lo que se desea o a veces incluso lo que se supone es que deberían estar con alguien.

•La clave acá está en la palabra “quedarse”, como si el tiempo para encontrar una pareja ya se hubiera agotado; como si el tren ya se hubiera marchado y tú, “debiendo hacerlo”, no lo hubieras tomado.

¿De dónde viene este miedo a quedarse en soledad o soltero?

•El miedo a estar solteros puede definirse como la preocupación, ansiedad o angustia con respecto a la situación actual o expectativas de estar sin una pareja romántica.

Esto puede provenir de:

Presión de la familia, la sociedad o la cultura.

o Como cuando se llega a cierta edad, cuando otros ya lo han conseguido y tú no, cuando por orden de nacimiento o género se presiona a alguien para emparejarse (y a veces por añadidura a tener hijos).

o Si tu modelo social implica que el paradigma es casarte, tener hijos y sentirte una persona realizada a través de la pareja, el no cumplir con esas expectativas te puede hacer sentir una persona inadecuada.

Es como si hubiera que cumplir con esos hitos para pertenecer.

•Expectativas y creencias.

o Propias, pero muchas veces apoyadas en lo que mencioné en el punto anterior.

o Agravando esto, están las creencias de no tener una vida completa si no se tiene una pareja.

Por eso muchos anuncian en todo lo alto en las redes sociales cuando están en una relación (otros lo hacen para marcar territorio).

• Ansiedad.

o También alimentada por lo anterior, pero en este caso vitaminado y potenciado.

oLa ansiedad nos hace sentir que, si no se tiene una pareja, grandes calamidades vendrán a nuestras vidas.

Nos señalarán con el dedo, nos pondrán apodos como “el quedado”, o “la solterona” o nos excluirán de ciertas reuniones.

O se desarrollan creencias catastrofistas:

Nunca tendré una pareja, voy a envejecer en soledad, un día me voy a morir y nadie se dará cuenta, todos tienen pareja menos yo, soy un ser defectuoso, por qué nadie me quiere, etc.

o Además se muestran un tanto más desesperadas o impacientes por tener pareja.

o Estilo de apego ansioso

Acá la cuestión puede tener un fondo mucho más añejo, como cuando hubieron vivencias tempranas donde no aprendimos a confiar en la permanencia de nuestros vínculos cercanos, lo cual nos hizo desarrollar este estilo de apego que vive atemorizado a no poder estar con alguien o a que si se está con alguien esa persona se marche por cualquier cosa.

•Hay que poner especial atención a las actitudes de resignación, como cuando una persona se da por vencida y por frustración declara que ya no le interesan las relaciones, aunque la realidad es que sí, pero prefiere que los otros piensen que está sola por decisión y no por circunstancia.

o Quizá la clave para diferenciarlas de quien realmente no está interesado en la vida de pareja es notar la insistencia que hay en tratar de convencer a los demás de su desinterés y desventajas de tener una pareja. Es como si de pronto fuera proselitistas de la soltería.

¿Por qué algunas personas, aún sin tener pareja, no tienen ese temor?

• Porque no desean estar con alguien.

o Por el momento o de manera permanente.

Hay quien quiere disfrutarse y disfrutar de la vida y logros antes de comprometerse en una relación.

Hay quien tiene claro que no quiere tener una relación de pareja comprometida.

o Y que quede claro que, en ambos supuestos, no es que la persona viva en soledad, porque puede tener diferentes vínculos e incluso alguna relación romántica distinta a la formal o convencional.

• Porque no hay presiones externas o porque, habiendo, no se interiorizan (es decir, no se hacen propias y por lo tanto, no ceden).

o Suelen tener buena autoestima y bajos niveles de ansiedad.

¿Cómo influye el miedo a quedarse sólo en las posibilidades de tener pareja?

• Con base en 3 estudios realizados por la Dra. Stephanie Spielmann de la U. de Wayne en EEUU, uno publicado en 2013 en la Revista de personalidad y psicología social, otro en 2019 en la Revista de relaciones sociales y personales y el tercero en 2020 en la Revista de personalidad, podemos afirmar que hay una serie de hallazgos muy interesantes acerca de la influencia del miedo a no tener pareja y el hecho de quedarse solo.

• Podemos destacar 7 conclusiones de los estudios de referencia:

1.El miedo a estar soltero predice conformarse con menos en las relaciones románticas.

o El interés romántico se centra en personas con menor nivel de compromiso y menos atractivas, de acuerdo a los estándares de cada persona. Ambos aspectos resultan en la resistencia a relacionarse o establecer relaciones complicadas, insatisfactorias y de corta duración.

2.Las personas con miedo a estar solteros se perciben a sí mismas, al menos de manera subjetiva, como menos deseables por considerarse con

o Algún problema de personalidad (“quién me va a querer con mis rarezas”); sociabilidad (se perciben como muy introvertidos) y de baja eficacia (se consideran de bajo potencial para generar ingresos o recursos a futuro).

o Como ya se sienten en desventaja, no suelen creer que merezcan mucho.

3.Cuando entran en relaciones, que frecuentemente tienden a ser insatisfactorias por lo ya mencionado, les cuesta mucho salir de ellas.

o Esto debido a que no quieren dejar ir o perder lo que ya se tiene, aunque no sea bueno, para evitar caer en el estigma de la soltería o soledad y verse como personas poco deseables.

o Por eso se quedan mucho tiempo en relaciones que no funcionan.

4. Es más probable que internalicen (hagan suyos) mensajes sociales negativos acerca de los solteros.

o Lo que los hace entrar en ansiedad y hacer lo que sea necesario para salir de esa etiqueta.

o Viven temiendo al “qué dirán”.

5.Las personas sin miedo a la soltería detectan con más facilidad a las personas que sí lo tienen y las consideran como menos deseables.

o Al parecer las detectan por su actitud complaciente, menos selectiva y su aparente prisa o ansiedad por tener pareja. No suelen ser muy valoradas.

6.Las personas con miedo a quedarse solteros son percibidas físicamente menos atractivas de lo que en realidad son.

o Esto es producto de un sesgo cultural que nos hace pensar que una persona desesperada por tener pareja, tiene que ser menos atractiva que una que no lo está.

o Pero aquí hay una salvedad muy interesante; si eres una persona físicamente atractiva y tu potencial candidato te ve antes de hablar contigo, es probable que ya no te perciba con miedo o desesperado, aunque lo estés, por el mismo sesgo (como eres atractivo, no puedes tener miedo a no tener pareja).

7.Las personas que tienen más miedo a quedarse solteros no suelen ser muy buenos detectando el mismo miedo en otros.

o Dicho en otras palabras, como ambos están desesperados y miedosos de quedarse solos, dejan pasar muchas señales de que esa persona podría no ser la más adecuada para una relación satisfactoria por su ansiedad y su alta tolerancia a las relaciones de baja calidad, lo que probablemente desencadenaría una relación codependiente.

¿Qué hacer?

• Hay tres factores fundamentales a atender en este caso.

o Revisar y cuestionar las creencias que te fueron inculcadas acerca de tu papel y tu deber con relación al tema de las relaciones de pareja.

No siempre lo que se espera de ti tendría que corresponder con lo que quieres.

o La baja autoestima.

Que incrementa tu vulnerabilidad y el grado de influencia que la opinión de otros tiene sobre ti.

o La ansiedad.

Que no te permite pensar bien, ser selectivo y mostrarte sereno al momento de buscar pareja.

• Una vez que tengas un tanto a raya la ansiedad, serás capaz de desacelerar y pensar con más claridad qué, cómo y con quién quieres tener qué tipo de relación.

Para saber más:

• Spielmann, Stephanie & Macdonald, Geoff & Maxwell, Jessica & Joel, Samantha & Peragine, Diana & Muise, Amy & Impett, Emily. (2013). Settling for Less Out of Fear of Being Single. Journal of personality and social psychology. 105. 10.1037/a0034628.

• Spielmann, Stephanie & Maxwell, Jessica & Macdonald, Geoff & Peragine, Diana & Impett, Emily. (2019). The predictive effects of fear of being single on physical attractiveness and less selective partner selection strategies. Journal of Social and Personal Relationships.

• Spielmann, SS, Gahman, KP. Detectability and desirability of fear of being single in online dating profiles. J Pers. (2020).

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir