CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

¿Cómo superar miedos, agobios e incertidumbre este 2021?

Este 2021, no será diferente sólo porque el calendario cambia, tenemos que hacerlo diferente y más que nunca hay que hacerlo juntos

¿Cómo superar miedos, agobios e incertidumbre este 2021?

Anamar Orihuela, Psicoterapeuta, conferencista, tallerista, escritora.

Tere Díaz, psicoterapeuta, especialista en desarrollo personal y terapia de pareja.

Aura Medina, Psicoterapeuta, instructora de meditación y autora de los libros: “¿Amor o codependencia?”, “Lo que ellos dicen de ellas”, el más reciente “Crea el espacio para el amor”.
Mario Guerra, tanatólogo, conferencista, business coach, psicoterapeuta.

Los 5 básicos del 2021 por ANAMAR ORIHUELA

1.-Capacidad de discernimiento

Estamos en un momento donde hay muchas experiencias, información, visiones, situaciones complicadas. Discernir es la capacidad de ver con consciencia lo que está pasando y tener una visión más clara de las cosas.

Discernir es cuestionarse y poner en juego distintos puntos de vista. Es mirar las cosas desde una óptica más profunda y objetiva.

2.- Tener un esquema de valores muy claro.

¿Qué es lo fundamental para ti en este momento?

¿Cuál es el enfoque y el eje al que vas a dedicar tiempo?

Hay que elegir basado en los valores que hoy rigen tu vida.

Necesitamos elegir algunos valores básicos y seguirnos en este tiempo de cambios.

3.-Ejercitar el poder del NO

Elegir en estos tiempos es indispensable. Desde las relaciones, los compromisos, las dinámicas que vamos a seguir permitiendo con nosotros a mismos.

Es una época donde más que nunca se requiere decir no

Esto no lo necesito

Esto no lo elijo

Esto no me hace bien Esto no me importa en realidad

4.-Paciencia

Este es un valor a desarrollar por todos. Venimos de una época en que se nos enseña a que todo es rápido.

No sabemos esperar los procesos, ser pacientes con nosotros mismos, con los procesos de restablecimiento de un nuevo orden.

5.-Sabiduría interior

Tenemos que encontrar caminos que nos lleven a nosotros.

Buscar refugios donde encontrarnos a nosotras mismos para no perdernos

El cuerpo es un gran canal de contacto con nosotros mismos. Necesitamos ir a nosotros y dejar de estar tan atados por materialismos y valores chatarra.

¿Qué necesitamos este año para vivir mejor? POR TERE DÍAZ

Si el año pasado inició con un furor Marie Kondo, onda “limpia y acomoda tu closet”, este iniciará con el Tere Kondo…

Empiezo recordando algunas cosas que señalaba Marie Kondo que me llevan adaptarlas a la vida emocional y social de cada uno de nosotros. Para ella era central imaginar tu estilo de vida ideal, comenzar por sacar lo que no, ordenar por categorías, no por lugar de almacenaje, y quedarte con lo que te haga feliz.

Y siguiendo su proceso, te invito a seguir estos 5 puntos.

1. Imagina cómo quieres vivir. Enumera las tres cosas que sean importantes para ti este año. Si tres, no doce, ni ocho, menos treinta y seis. La vida puede tener, es más, un millar de fallas, pero ni todas son tan invivibles, ni tenemos tiempo y energía para cambiar todo. Aspirar a tres cosas, puede mover muchas más, así que piénsalas, elígelas, anótalas y respíralas con los ojos cerrados para sentir en el cuerpo cómo te vivenciaras con ellas. Abre los ojos, tenlas bien claras y ¡suéltalas!. Es momento de empezar a trabajar.

2. Limpia tu cabeza. Todos tenemos ideas arraigadas, prejuicios heredados y creencias erróneas sobre la vida, el amor, las personas, el trabajo, la amistad, la muerte y México, ex Distrito Federal. Es importante irlas detectando, para eso te invito a informarte. Lee las noticias, observa la vida y forma de resolver de otras personas, lee novelas de valor, ve buen cine, toma cursos, y escucha buena música. Abre tu cabeza por favor para detectar y dejar salir ideas añejas e inservibles y dejar entrar nuevos paradigmas sobre formas de vivir y actuar.

3. Acomoda tu corazón. Escucha, siente, interpreta y da el valor que tiene a tus sentimientos y emociones. Vivir con un mundo afectivo perturbador lleno de rencores, envidias, resentimientos, celos, temores, por no decir depresiones y ataques de ansiedad, te impedirá poder estar en el aquí y ahora respondiendo a lo que necesitas, deseas, y te pasa hoy. Desde tomar una terapia, formar parte de grupos de crecimientos, conversar y revisar lo que experimentas acompañado de un libro de inteligencia emocional, hasta atravesar un proceso de duelo trunco, son necesarios para ir liberando tus toxinas emocionales.

4. Elige a tus personas que se puedan pueden parar “en vertical”. Es decir, a esas que lleven la frente en alto porque son honestas, amorosas, respetuosas y solidarias. Aquellas que son autónomas y compasivas, que no “cortan cabezas para medir más”. Somos en gran parte lo que nos influyen las cinco personas con que estamos más tiempo y nos influencian, y nos llegan a salpicar las cinco personas con quienes ellas interactúan. Las relaciones tóxicas, clasistas, racistas, sexistas, y demás “istas”, te atraparan de una de otra manera y afectarán los dos puntos anteriores.

5. Crear nuevos entornos para poder construir lo que te haga feliz. Ya sean sueños, intereses, competencias, valores, trabajos, porque lo que te hace feliz, te hace crecer. Y esto no quiere decir que te quedes en tu zona de confort, para nada, hay riesgos y desafíos en las decisiones que tomes, pero no te sometas a situaciones donde pierdes la paz interna y se cierra tu mundo de opciones y posibilidades. Lo que te hace feliz en lo profundo generalmente se relaciona con lo que te hacer crecer, superarte a ti mismo, y actualizar todas las potencialidades para ser la mejor versión de ti. Esto implica trabajo, sí, estrés, también… pero ese estrés saludable que se compensa con un descanso divertido y reparador.

1. Crea el hábito de mover tu cuerpo, tu energía de forma regular. Ríe 5 minutos delante del espejo. Baila, camina, juega…Esto soltará músculos apretados, ayudará a crear endorfinas y a sentirte mejor. Esto incluye tus emociones, e-motion, estas son energía y si no las expresas, crean bloqueos importantes en tu cuerpo: no te las tragues, ni tampoco uses a los demás de punching bag. Aprende y practica expresarte. Si esto último te es difícil, encuentra un psicoterapeuta, algún tipo de ayuda profesional para que te apoye con lo anterior, particularmente en el manejo adecuado de tus emociones.

2. Rodéate de personas que apoyen tu crecimiento y empoderamiento.

Pasa tan poco tiempo (o nada) como te sea posible con miembros de la familia o amigos que continúen repitiendo conductas irrespetuosas hacia ti o que viven en negatividad. Y si tienes que estar con ellos, permanece alerta, consciente como te sea posible de lo que te está sucediendo. Aprende a no “engancharte” y no reaccionar.

3. Date cuenta de los condicionamientos negativos que llevas en ti acerca de ti mism@, de otros, de la vida, y recuerda que son los resultados de traumas. Observa y cuestiona tus pensamientos negativos automáticos, y cuando te “caches”, respira, céntrate en tu corazón y tu sabiduría. pregúntate como tu parte sabia, amorosa, re frasearía estas oraciones para que se conviertan en afirmativas de la vida y alentadoras. Ser bondados@s, gentiles con un@ mism@ es la mejor forma de crecimiento real.

4. Encuentra y cultiva un pasatiempo que te proporcione placer e inspiración.

Aprende a estar mejor dentro del caos de la vida, encontrando formas de auto calmarte, de suavizar tu sistema nervioso permitiéndote tener momentos de tranquilidad contigo mism@, quizá bailando, meditando un rato, caminando o corriendo en la naturaleza, escuchando música relajante o disfrutando de un delicioso baño.

5. Aprende a escuchar el Lenguaje de tu Ser: encuentra tu Conexión Espiritual. Un sentido de Vida Mayor:

Ora, medita, agradece. Esto te ayudará a crear una mayor consciencia, cultiva tu empatía y Compasión, los aspectos de bienestar, de gozo dentro de cada uno. Convierte tu práctica Espiritual, cualquiera que ella sea, en parte de tu vida. Establece una relación personal con Dios, como lo entiendas, con tu Poder Personal si el nombre de Dios te causa conflicto. Y si no crees en Dios o en algún tipo de Inteligencia Superior, indaga, cuestiona, busca.

5 cosas en las que deberías aplicarte este 2021 POR MARIO GUERRA

Curiosidad

Es más fácil seguir creyendo lo que se cree y viendo las cosas de la manera que estamos acostumbrados a verlas.

¿Pero y si nuestra manera de describir la realidad, de otorgar significados y de darnos explicaciones no nos hace bien?

Dudar de nuestras certezas.

Hacerse preguntas (como un gimnasio mental)

Hay preguntas ingenuas, preguntas tediosas, preguntas mal formuladas, preguntas planteadas con una inadecuada autocrítica. Pero toda pregunta es un deseo por entender el mundo. No hay preguntas estúpidas. (Carl Sagan; El mundo y sus demonios)

Hacia afuera

Preguntas acerca del mundo, de las personas, de nuestros vínculos.

¿De verdad mi pareja cuando reacciona así significa que no le importo?

¿Es verdad que mis hijos quieren pasarse de listos conmigo?

¿Es cierto que es imposible que tú y yo nos llevemos bien?

¿Es verdad que con ella no se puede hablar?

Podemos empezar, ejercitando como en un gimnasio, con preguntas que parecerían no tener relación con nuestra vida, pero que al hacerlas empiezan a fortalecer nuestro hábito de hacerlas.

¿Por quė la mayoría de las plantas son verdes y por quė las que no lo son, no lo son?

¿Por qué la luna y la mayoría de los cuerpos celestes tienen formas redondeadas?

¿Qué es el fuego?

Hacia adentro

Preguntas sobre nosotros mismos.

¿De verdad soy como he dicho que soy? ¿No podré ser de otra manera?

¿Qué es lo que me hace reaccionar así cuando alguien me cuestiona o contradice?

¿Mi deseo de tener la razón?

¿La vergüenza de saber que me puedo equivocar?

¿El sentirme vulnerable?

Los enemigos de la curiosidad.

Decir que ya se sabe o entiende todo lo que hay que saber o entender.

Quedarse en la comodidad de nuestras limitaciones diciendo:

Que complicado, qué flojera, no se ni me importa, así estoy bien, así me funciona a mi, etc.

Flexibilidad

Para adaptarnos a lo incambiable, al menos en lo que encontramos la manera de actuar sobre lo posible.

Para reconocer nuestros errores y poder pedir perdón y reparar una relación que se deteriora por una mentalidad de no querer “perder” hasta el argumento más insignificante.

Para escuchar otros puntos de vista sin descalificarlos, enojarte o reaccionar impulsivamente.

Propón soluciones a los problemas y acepta las que funcionen, aunque no sean las que más te gusten.

Optimismo

“No news is good news”

Es más fácil encontrar información, noticias y razones para ser pesimistas. A veces debemos buscar y mirar en otra dirección para encontrar razones para el optimismo, pero sin duda las hay.

El optimismo es una actitud mental.

Se basa en la esperanza (tiene razones para creer) y la confianza en un futuro positivo.

Las actitudes optimistas están vinculadas a una serie de beneficios, que incluyen mejores habilidades de afrontamiento, menores niveles de estrés, mejor salud física y mayor persistencia en la consecución de objetivos.

Los optimistas tienden a ver las dificultades como experiencias de aprendizaje o contratiempos temporales.

Ni el optimista ni el pesimista tienen una bola de cristal para ver el futuro.

Pero el optimista se ocupa de actuar porque sabe que al hacerlo mejora las probabilidades de que las cosas sean mejores.

En estos tiempos quizá debamos apostar por el Optimismo Racional Implacable.

No es sólo tener buenos deseos o creer que mañana todo será diferente por arte de magia.

Es usar el pensamiento para encontrar las razones que nos indiquen que es posible hacer algo para que las cosas cambien para bien, independientemente que la manera de lograrlo no sea la que hemos creído la correcta o la que mejor nos acomode al inicio.

Es implacable porque siempre habrá otras voces y eventos que nos hagan mirar lo negativo, pero no es negarlo, sólo darse cuenta que no todo es tan malo siempre.

Amabilidad

Me imagino que hay algunas personas que creen que ser amable es ser débil o no poder hacer escuchar su voz y por eso tienen necesidad de gritar o faltar al respeto a otros.

Entiendo que es más simple decir “cállate” que “escucho tus argumentos y no estoy de acuerdo con ellos” o “yo tengo una perspectiva distinta acerca de la misma situación”.

Es fácil ser amable con quien se tiene la inclinación natural a serlo (frecuentemente con quien siento que piensa como yo o está de acuerdo conmigo), pero sería un buen ejercicio serlo durante un desacuerdo o incluso al fijar límites.

Por ejemplo, cuando alguien dice algo que te provoca una molestia:

“Escucho lo que dices, y aunque no estoy de acuerdo con eso, entiendo que tu forma de ver las cosas te hace decir eso; sin embargo esta es una discusión que no quiero tener contigo, al menos en este momento”

Por ejemplo, la amabilidad es una de las 3 cualidades más apreciadas cuando se busca una pareja para establecer relaciones de largo plazo

Disfrutar

No toda experiencia tiene que ser perfecta para no ser horrible.

No todo lo que no es como tú dijiste o pensaste que debería de ser se convierte en una “lástima”.

Sin “peros”.

Está bueno el vino, pero esa no era la copa indicada.

Estaba bonita la playa, pero había mucha gente.

Estaba rica la cena, pero los de la mesa de junto se reían muy fuerte.

Disfrutar te permite agradecer lo que sí tienes y que (aún) no has perdido.

Si puedes agregar a “Disfrutar”, “Compartir”, ¡qué mejor!

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir