;
  • 16 ABR 2024, Actualizado 20:14

“Grave que el militarismo y sus valores permeen en la sociedad”

El gobierno está cooptado y organizado a través de los militares, si aspiramos a vivir en democracia la fuerza pública debe ser de carácter civil, señalan coautores de “Érase un país verde olivo”

"Erase un país verde olivo"

"Erase un país verde olivo"

16:09

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://wradio.com.mx/embed/audio/557/111RD380000000150443/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Sergio López Ayllón académico de la UNAM, junto con Juan Jesús “Tito” Garza Onofre colaborador de “Así las Cosas”, presenta el libro “Érase un país verde olivo”, realizado en coautoría con Javier Martín Reyes, María Marván Laborde, Pedro Salazar Ugarte y Guadalupe Salmorán Villar, todos ellos miembros del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, en el que coinciden en que “el gobierno está cooptado por militares”.

El libro, detallaron nace tras el decreto de regresar la Guardia Nacional a la Sedena y pretende ser “un llamado de atención, una reflexión sin estridencias, que permita entender el fenómeno de la militarización desde sus orígenes históricos, desde la Revolución, cómo llegamos a lo que está pasando cuáles son sus perspectivas y porqué nos tendría que estar preocupando”, detalla Sergio.

En el texto señala “Tito” Garza, “queda claro que han sido los tres poderes los que han ido aumentando las capacidades del ejército”, y en él se habla también de las policías que han circulado por México, todo tratado desde el ámbito jurídico, hasta llegar al populismo.

“no es un libro contra el ejército… pero no está preparado para las tareas y obligaciones que se le han mandatado y cómo puede ser instrumentalizado para generar contradicciones de esas ideas que tenemos de Estado de Derecho”.

“La militarización no es más que pedirle al ejército que haga tareas que deben ser función de las autoridades civiles”, definió Sergio y recordó que a partir de Miguel Alemán el Ejército se institucionaliza encuentra un arreglo que le permite realizar sus funciones de seguridad nacional y mantenerse ahí.

“Las policías, como policías ciudadanas nunca existieron, eran cuerpos de control político a manos de control político”.

“Con la transición se pierde el control político y el Estado Mexicano se da cuenta que no tiene policías, entonces se empieza a generar la policía federal como cuerpo civil y nos alcanza la crisis de seguridad, entonces no hay otra alternativa que llamar al ejército”.

Señaló que “varias decisiones de la Suprema Corte abren las puertas para que lo pueda hacer” y “El ejército pedía un marco jurídico que le permitiera actuar, pero nunca se le concedió”.

La gran ruptura viene cuando “El presidente López Obrador no solo no los mantiene en funciones de seguridad, les da la GN y además los llama a realizar tareas de carácter puramente civil”.

“Al final el ejército tiene además de las obras de infraestructura, el control de las aduanas, los puertos, los aeropuertos, de la migración y la seguridad pública, pavimentada por la Corte, el Legislativo y el Ejecutivo, haciendo funciones constitucionalmente cuestionables”.

Y propusoempezar poco a poco a regresar al ejército a sus funciones y repensar su labor en este siglo” “la militarización fue permeando, lo más grave es que no solo en las funciones, sino los valores, si la gente empieza a pensar en disciplina, obediencia, es una deriva muy peligrosa”

Como una conclusión pesimista dijo “Tito”, “hay motivos para prender las alarmas cuando algún poder militar con tanto presupuesto y prerrogativas diga hasta aquí”.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Radio México
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad