;
  • 29 MAY 2024, Actualizado 03:23

Historia encontradas: Preparación de un gramo de cocaína

Colombia tiene 81 mil hectáreas cultivables de hoja de coca, se necesita la mitad de una para lograr un kilo de cocaína, esto quiere decir que por cada gramo de coca se destruyen cuatro metros cuadrados de selva

Por Cynthia Ramírez México.- En los últimos tres años, en México, el gobierno federal ha asegurado más de 78 toneladas de cocaína. Si pudiéramos, con la paciencia de un obseso, acomodar toda esta cocaína en una sola línea de 1mm de grosor, podríamos, con este delgado camino de polvo blanco, dar casi 9 vueltas alrededor de la tierra. Es más, si ahora como piden los astronautas del Apolo II, Marte fuera la meta, con toda esta droga decomisada podríamos construir una autopista láctea, directa y sin peajes, al planeta rojo

Más información

Pero esta no es la historia de las toneladas ya incautadas, esta es sólo la historia de un gramo

La historia de este gramo de cocaína comienza en Colombia hace 45 días. Colombia tiene 81,000 hectáreas cultivables de hoja de coca. Y se necesita la mitad de una (4,000 metros cuadrados) para lograr un kilo de cocaína. Esto quiere decir que por cada gramo de coca se destruyen cuatro metros cuadrados de selva. Con un buen cocinero al frente, 100 kilos de hoja de coca, 1 galón de ácido sulfúrico, 2 kilos de carbonato de sodio, 10 galones de gasolina, 6 kilos de carbonato de calcio y 60 litros de agua puede lograrse hasta un kilo de pasta de coca cuyo precio ronda los 30 mil pesos

Para nuestro kilo de pasta de coca lo primero que vamos a hacer va ser sacarle todas las ramitas a los arbustitillos de coca. Añadimos las hojitas ya limpias en un barril y le incorporamos el carbonato de sodio y el carbonato de calcio removiendo de a poco para que comiencen a disolverse los alcaloides.  Cuando esta mezcla ya tiene un poco más de textura le sumamos un poquitín de ácido sulfúrico para que ayude a descomponer las hojas y la gasolina, que en esta receta va a servirnos para absorber los alcaloides que se siguen liberando. Seguimos removiendo bien para que no se nos pegue y dejamos reposar 36 horas. Pasado este tiempo decantamos la gasolina y desechamos las hojitas que han quedado negras y muertas. Agregamos agua y ácido sulfúrico y se deja reposar durante un día. A la mañana siguiente el ácido habrá tenido a bien en penetrar y separar los alcaloides que se disuelven en el agua. Al final, la gasolina nos quedará arriba y nuestra pasta abajo. Esta pasta es una solución de cocaína y demás alcaloides a la que se le agregaremos amoniaco para conseguir que éstos se precipiten. Ya lograda la mezcla será necesario filtrar el precipitado y poner a hornear con los rayos del sol. A partir de entonces está lista para venderse como pasta base para hacer cocaína o para dejarse secar por completo y venderse como crack

Da miedo pero las únicas diferencias entre la cocaína y el crack parecen ser el poder adquisitivo y el tiempo de vida de sus consumidores.  El crack es la llamada cocaína de los pobres y puede adquirirse a un costo 10 veces menor que la coca y sus efectos son fatales

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Radio México
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad