Con Martha Debayle

¿Cómo explotar la mejor versión de ti mismo?

Cómo ser más resilientes, más disciplinados, más felices, más autogobernados, los mejores consejos para que saquen lo mejor de ustedes

ACAVAmos ien
Martha Debayle: ¿Cómo explotar la mejor versión de ti mismo?

Tony Karam, Presidente y fundador de Casa Tibet México. Organizador de las visitas de Su Santidad el XIV Dalai Lama a México. Uno de los más importantes especialistas entorno al budismo y el Tibet en el mundo y promotor de diversas iniciativas orientadas a la mejoría de la condición de vida del hombre. Es Lic. en Estudios Budistas por la Naropa University, Boulder, Colorado.

TW: @lamatonykaram // tonykaram@casatibet.org.mx // Tel: 55147763

Dr. Enrique Tamés, Director de proyectos de Florecimiento Humano del Tecnológico de Monterrey. Coach certificado // TW:@enriquetames

Rebeca Muñoz, Pionera como Mind Coach. Creadora del método de “Dietas conductuales” en el proceso de Coaching. Autora del libro “Elige Positivo”. Actualmente es Dir. De Programas de Habilidades Humanas en Formación Ejecutiva Empresarial. Tiene 20 años de experiencia en Recursos Humanos. Ha sido coach de más de 500 ejecutivos de diferentes sectores.

Página: www.rebecamc.com // Twitter: @McoachR // Instagram: rebecamunozcornejo

Teléfonos: 442-489-45-34 // Mail: lsilva@formaejecutiva.com

Tere Díaz, psicoterapeuta, especialista en desarrollo personal y terapia de pareja. Autora del libro ¿Cómo identificar a un patán? y el más reciente: “¿Por qué nos mentimos si nos amamos?”

TW: @tedisen // terediaz.com. // TW: @tedisen // terediaz.com

TONY KARAM:

1. Haz in inventario de tus talentos

• Para poder ser exitoso en algo debes de ser capaz de desempeñarte bien. Cada persona tiene algo en lo que es bueno algún talento, sea ocuparte, atender y cuidar a otros, realizar alguna tarea o simplemente mantener la calma y el equilibrio ante la presión y la adversidad. Para poder desplegar la mejor dimensión de tu persona es esencial tengas claro conocimiento de tus talentos así como de tus limitaciones. Una herramienta que puede ayudarte a realizar este inventario es preguntar a otros, en especial a tus seres cercanos y queridos cual piensan son tus talentos y debilidades.

2. Recapitúlate

• Tomo tu tiempo, relájate y recapitula tu vida. Reflexiona sobre los tiempos en donde fuiste más feliz, las cosas que amas hacer y contempla como te sentías mientras las llevabas al cabo. Voltea a tu niñez s o juventud y recuerda tus sueños y aspiraciones, lo que pretendías alcanzar y a lo que deseabas dedicarte en tu vida y haz un esfuerzo por reorientar tu vida hacia esas tareas y aspiraciones vitales.

3. Sé un soñador

• Seguramente has pasado tiempo pensando cómo podría ser tu vida, todos lo hacemos, aun cuando nos encontramos aparentemente en un buen espacio y momento vital. Sin embargo, la gente ambiciosa en el buen sentido siempre desea algo más, desean llegar más lejos y más alto, trascender sus limitaciones y actualizar la totalidad de sus poténciales. La meditación es una estupenda herramienta para clarificar y abrir la mente a nuevas ideas, potenciales y habilidades. Todas las mañanas y antes de ir a dormir aquieta tu mente, focaliza tu atención y ensueña la vida que deseas tener. La realidad es que nosotros somos, nos demos cuenta o no, los creadores de nuestra propia existencia, indudablemente los somos de la experiencia que de esta tenemos, siempre personal, íntima y subjetiva.

4. Se osado, valiente y no dudes en tomar riesgos.

• Es importante tomar riesgos para lograr tus metas y para convertirte en la persona que deseas ser, debes de ser pro activo en la búsqueda de una mejor vida, extender tu mano a otros conectar con los que te rodean. No temas en abandonar tu zona de confort.

5. Date cuenta que la victoria está cerca

• La mayoría de las personas piensan que el éxito está lejos y se dejan sobrecoger de pensar si quiera en este. Al trabajar en alcanzar tus metas por un tiempo sin éxito puedes sentirte descorazonado y desear darte por vencido. Usualmente cuando esto sucede te encuentras tan solo a milímetros de alcanzar la victoria. Tan solo necesitas incorporar un cambio muy sutil en tu punto de vista, estrategia o esquema mental para mantener la inercia necesaria para alcanzar lo que deseas. Por ello cuando las cosas sientas no están funcionando y te sientes atorado tan solo recuerda que la victoria está cerca y lo único que necesitas es cambiar ligeramente tu punto de vista para lograr lo que deseas.

• Cuando te das cuenta que el éxito que deseas está dentro de tus posibilidades y te es accesible mantendrás vivo tu esfuerzo y dirección hasta actualizar tus aspiraciones y potenciales.

TERE DÍAZ:

1. Deja de hacerte güey…

Nos quejamos de los que no tenemos y no reconocemos cómo contribuimos a nuestras desgracias. Queremos que por arte de magia nos llegue la tan ansiada felicidad, el amor de nuestra vida y el trabajo ideal. Así no ocurren las cosas, mientras te “das atole con el dedo”, nunca encontrar lo que haces que te distancia de tus sueños ni lo que dejas de hacer, que no te lleva a ellos.

• Antídoto a la ceguera vital: SER MÁS CONSCIENTE. Somos seres con la capacidad de darnos cuenta y de auto observarnos, y de ese modo de evaluarnos. Pero esa misma capacidad nos hace gastar la energía psíquica en evadir, negar, invisibilizar y culpar a los demás. Atrévete a darte cuenta qué parte de la ecuación de tus fracasos y desasosiegos depende de ti y acciona lo que toca para vivir como quieres.

2. Maneja el estrés y la ansiedad…

Generalmente no queremos ser conscientes porque nos ponemos ansiosos, porque nos da miedo, porque sentimos que no podremos enfrentar la verdad…. Aprender a calmarse y mantener a raya el estrés y la ansiedad, son las claves del camino de la consciencia. Ojo, cierta ansiedad nos ayuda a estar alertas y a activarnos a resolver problemas y perseguir metas, pero demasiada angustia o nos pasma o nos lleva a actuar temerariamente y a equivocarnos una y otra vez.

• Antídoto a la angustia galopante: SER MÁS RELAJADO O REGULADO. Y esto significa lograr mantener un estado de consciencia, a veces de cierto malestar, sin que eso impida nuestro actuar. No se trata de bloquear los sentimientos para no experimentarlos, menos aún de mentirnos para calmarnos, si no de regularnos: tener válvulas de escape, tener espacios de desahogo, hacer ejercicios físicos, artísticos o mentales para retomar el equilibrio, contar con vínculos sólidos para apoyarnos en ellos, e incluso hacernos de un espacio terapéutico que nos permita manejar el estrés y la ansiedad.

 3. Alinea tus aspiraciones con tus posibilidades reales…

A veces la falta de realidad nos lleva a fracasar. Deseamos todo, tanto y más. Decimos que nos los merecemos y que lo necesitamos. Y sí, todos tenemos derecho a una vida con seguridad, satisfacción, comodidad y amor, pero a veces los caminos que escogemos para lograrlos carecen de un sentido de realidad y por tanto son más deseos o buenas intenciones que posibilidades reales.

• Antídoto a la frustración innecesaria: SER MÁS REALISTA. Y esto se logra conociendo mis recursos, reconociéndo mis obstáculos y diseñado trayectos posibles. Las metas claras basadas en valores importantes y no en presiones exteriores, y apuntalados sobre competencias y recursos con lo que contamos, así como con el conocimiento de las limitaciones que nos dificultarán el camino, diseñados en un paso a paso estrátegico que marque el camino, te permitirán avanzar de a poco, rectificar tus decisiones, verificar tus deseos e irte haciendo de lo que requieres para continuar tu avance.

 4. Aumenta tus posibilidades reales de acción…

Se pueden adquirir “más cartas” para hacer mejores jugadas, ¡claro que sí! La superación personal existe, el modular nuestros defectos y expandir nuestras habilidades y competencias es parte del crecimiento. No todos nacimos con las mismas cartas para el juego de la vida, y adquirirlas no depende solo de nosotros pues hay condicionantes externos, privilegios, pero podemos, haciendo buenas y pensadas jugadas, adquirir más cartas para jugar más y mejor.

• Antídoto a la dificultad de encontrar mejore opciones: SER MÁS PROACTIVO. Anticipar, orientarse a la acción reflexiva, impulsarse a descubir oportunidades y tomarlas. La proactividad es una actitud de las personas que asumen responsabilidad por su propia vida a través de conductas autoinicadas para ir consiguiendo lo que necesitan, desean y valoran. Esta capacidad de pensar, decidir y accionar facilita aumentar el mundo de posibilidades personales en aras de conseguir las metas deseadas.

 5. Disfruta más…

Sin caer en un hedonismo sin sentido, me atrevo afirmar que la vida es para disfrutarla. Sabemos que no todo es felicidad en nuestro transitar la existencia y de hecho sabemos también que la vida conlleva sufrimiento, pero incluso, la asimilación del dolor y el duelo por las pérdidas que toda vida conlleva, son oportunidades de crecimiento, de fotalecimiento y por tanto de satisfacción. Disfrutar implica la capacidad de experimentar gozo, placer o alegría, y esto no solo depende de las circunstancias exteriores sino de la disposición interior para mirar con curiosidad, humor y positivimo, la vida.

• Antídoto al malestar y al aburrimiento: SER MÁS DIVERTIDO. Curiosar, entretenerte, reirte, investigar, hacer lo que te gusta, buscar lo que disfrutas, conocer gente que te llame la atención, conocer cosas nuevas. Cada quién tiene su forma de encontrar la diversión.

ENRIQUE TAMES:

1) Qué dejar de hacer: Creer en la autosuficiencia, en que nos merecemos esto o lo otro, en que hay una recompensa en cada acción positiva que hacemos.

Qué hacer para ser una mejor versión de nosotros mismos: Comencemos por donde dejamos las cosas en el último programa: seamos más agradecidos. Y no me refiero al agradecimiento condicionado (dar las gracias cuando me va bien, cuando lo “espero”) me refiero al agradecimiento incondicional, el que desarrollo como una actitud, independientemente de cómo me va. Este tipo de agradecimiento genera bienestar a largo plazo y hay que cultivarlo en la rutina, con dedicación y paciencia.

2) Qué dejar de hacer: Ser indisciplinados con nuestro cuerpo y con nuestra mente.

Qué hacer para ser una mejor versión de nosotros mismos: Si algo hemos aprendido de estos dos años, es que debemos estar preparados, en un estado óptimo, física y mentalmente, para cualquier contingencia, como la pandemia que estamos viviendo. Y sabemos con todo el conocimiento científico de los años recientes la verdad del antiguo verso del poeta romano Juvenal, “mente sana en cuerpo sano”. Así, es importante, fundamental, que cuidamos el diamante del bienestar físico y emocional: alimentos sanos, ejercicio, descanso y meditación.

3) Qué dejar de hacer. Pronunciar menos “yo”. Todo comienza por la primera persona, pero no todo termina allí, de hecho, muy poco termina allí.

Qué hacer para ser una mejor versión de nosotros mismos: Hay que recordar que somos seres ultra-sociables, esto significa que no sólo nuestra sobrevivencia, sino también nuestro florecimiento, depende de la presencia que tengamos de los otros en nuestras acciones. Entre más acciones dirijamos hacia los demás, entre más pensemos y actuamos para los demás, nuestra felicidad aumenta significativamente.

4) Qué dejar de hacer: Seguir maltratando el planeta, y por tanto maltratarnos a cada uno de nosotros.

Qué hacer para ser una mejor versión de nosotros mismos: Si de verdad queremos convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos, debemos tener mucho mejor cuidado de nuestro hogar. Todos los indicadores climáticos muestran que vamos lentos y que las medidas son insuficientes. Y lo más importante: debemos hacer lo que está en nuestras manos, no esperar a que los demás o los gobiernos hagan. ¿qué está en mis manos para tener un planeta más limpio y sustentable? Ya no se trata de contaminar menos, se trata de, cuando me vaya, deja el mundo en mejores condiciones de cómo lo recibí. Así de sencillo.

5) Qué dejar de hacer: Dejar de pensar, y sobretodo dejar de actuar como si el éxito me lleva a ser feliz.

Qué hacer para ser una mejor versión de nosotros mismos: No es la gente exitosa la que es feliz, es exactamente al revés: es la gente feliz la que es exitosa. La felicidad no es el resultado de un camino de esfuerzo, dedicación y tenacidad, de planeación y mucho trabajo. Somos felices en el camino, o no lo somos: somos felices en el andar, en las acciones, en el presente, en el “aquí y ahora”.

REBECA MUÑOZ:

1. Cuida tus Pensamientos: Nuestros pensamientos e ideas determinan nuestro entorno, la forma en la percibes y describes tu mundo, es la forma en la que vas creándolo. Qué historias te cuentas, cuáles historias te crees? De qué historias te llenas y conversas. Es momento de cambiar el rumbo de nuestro enfoque. Nuestros pensamientos determinan nuestro actuar. Todo tiene una correspondencia (Como es adentro es afuera), revisa tus pensamientos y debes trabajar en lo contrario. Ejemplo de Pasta de Dientes.

a. Ejemplos: “Está complicado todo, es difícil, las cosas no son fáciles, etc”. Pensamientos como esos habla de alguien que ve al entorno más poderoso que él o se ve detenido por sus circunstancias, deberá enfocarse a ser y mostrarse más valiente y decido, con mayor astucia y determinación, o por ejemplo, pensamientos como “si no hago yo las cosas no saldrán bien” este discurso habla de poca confianza en los demás e inseguridad, deberás de trabajar en mejorar la forma de relacionamiento con los demás, cercanía y confianza o bien desarrollarlos en lo que deben de aprender, si fuera necesario.

2. Entender para después comprender la Diversidad y la Dualidad: Mostrarte más tolerante a que todo tiene dos polos, a que siempre se necesitan esos dos conceptos para alcanzar lo que tu quieras, será vital. Es decir, si quieres alcanzar algo que nunca has hecho, deberás entender y aceptar que seguramente en algo fracasarás, que algo no saldrá como tu esperabas, para llegar al éxito deberá entender y abrazar el fracaso, aprender y hacer cambios, mas nunca claudicar. Pero tambien entender la diversidad, que va más allá de credos e ideologías, sino saber que te enfrentarás prácticamente a diario con personas que no estén de acuerdo contigo, pero no por eso están mal o son tontas o malas personas, sino deberás entender que justo en la diversidad está la riqueza de ese siguiente nivel del que estamos hablando. El entender estos dos conceptos te hacen una persona que sabe integrar, una de las habilidades que hoy más está urgida nuestra sociedad, el entorno nos ha ido empujando a un relacionamiento de división y discordia, es la dirección incorrecta. El que comprenda este concepto, si o si, será exitoso.

3. Acostúmbrarte a la incomodidad: Si realmente quieres un cambio que te potencie al siguiente nivel, deberás de aceptar y buscar el sentirte incómodo (ejemplo del perro). Ya que si no estás lo suficientemente incómodo con lo que hoy tienes o eres, no harás nada por cambiar. Si no haces y aprendes más de lo que hasta hoy ya haces, no alcanzarás nada más de lo que hasta hoy ya tienes y eres.

4. Órden y Disciplina: Donde no hay órden no hay progreso. En el órden está el éxito. Para que haya órden deberás establecer objetivos para alcanzar lo que se quiera lograr tener. Tienes que fijar el rumbo, de manera específica, descriptiva y aterrizada, marcando fechas y métricas de seguimiento. Si no lo hacen serán solo buenas intenciones de año nuevo, las cuales con el tiempo buscarán justificaciones huecas porque no fueron hechas. Ya que estipules tus objetivos, deberás hacer al menos un escenario adicional “Plan B”. Después trabajar en consecuencia, hacerlo realidad con disciplina. Con voluntad (gestionar tu propia conducta). Disciplina es hacer BIEN lo que tienes que hacer, en el momento que lo debes de hacer, independientemente que te guste o no hacerlo.

5. Hacernos personas de ritos, no de rutinas: Darle significado a lo que estamos haciendo. Rutinas son cosas que hacemos diario sin mayor sentido ni conciencia, desde lo más básico como lavarnos los dientes o bañarnos o hasta estar con nuestros seres queridos, hacer nuestro trabajo. Un rito tiene un significado, da relevancia a lo que estamos haciendo, nos hace estar presentes. Démosle signficado a lo que hagamos en nuestras vidas. El éxito de un rito, es que los que participan en él se sienten unidos y participan. El rito da la sensación de unificación.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir