Con Martha Debayle

Tendón de Aquiles: ¿Por qué es una lesión tan complicada?

Es el tendón más fuerte y grande del cuerpo, por lo mismo es común que se lesiones y además, cuidado, porque es una lesión que puede tardar en sanar

ACAVAmos ien
Martha Debayle: Tendón de Aquiles: ¿Por qué es una lesión tan complicada?

Dr. Luis Hermida, Médico Cirujano. Especialista en Cirugía Ortopédica. Tiene entrenamiento en Cirugía de Pie y Tobillo por el Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina, el Hospital General de Catalunya, Barcelona España y el Union Memorial Hospital, Baltimore, EUA. Ex Presidente de la Sociedad Mexicana de Medicina y Cirugía del Pie. Ex Jefe de la Clínica de Pie y Tobillo del Hospital German Díaz Lombardo.

Consultorios:

ABC Santa Fe. 16647149/16647096

Consultorio en San Ángel: 52860588

¿Qué es?

• El tendón de Aquiles es como un fuerte cordón fibroso que conecta los músculos de la parte trasera de la pantorrilla con el hueso del talón.

• Hace que el músculo de la pantorrilla mueva el pie y es esencial para caminar, correr y saltar.

• De hecho, es el tendón más fuerte y más grande del cuerpo

• Soporta la tensión del movimiento y soportar el peso del resto del cuerpo.

• El problema es que por las altas tensiones constantes que soporta y su limitado suministro de sangre puede sufrir varias lesiones.

• FACT: Según la leyenda, Aquiles (un héroe de la guerra de Troya y uno de los principales protagonistas y más grandes guerreros de la Ilíada de Homero) murió en batalla al ser alcanzado por una flecha envenenada en el talón, y es de aquí donde la expresión ' talón de Aquiles' toma forma para aludir a la única debilidad de una persona.

• En promedio, miden aproximadamente 6 pulgadas de largo y 5 milímetros de grosor.

• Es lo suficientemente fuerte como para soportar hasta 500 kilos.

¿Quiénes tienen riesgo de sufrir lesiones en el tendón de Aquiles?

• Cualquiera puede desarrollar una lesión en el tendón de Aquiles pero los factores de riesgo más comunes son:

 Mayor cantidad o intensidad de una actividad o deporte.

 Empezando un nuevo deporte

 Tensión de los músculos de la pantorrilla al comenzar un ejercicio o deporte, lo que puede generar más tensión en el tendón.

 Espuelas óseas en el talón, que pueden rozar el tendón.

 Usar los zapatos incorrectos cuando hace ejercicio

 Hacer ejercicio en una superficie irregular

 Tratamiento con el antibiótico fluoroquinolona

Los síntomas más comunes del Tendón de Aquiles:

• Dolor en la parte posterior de la pierna o cerca del talón

• Dolor que empeora cuando está activo

• Un tendón de Aquiles dolorido y rígido cuando se levanta por primera vez

• Dolor en el tendón al día siguiente de hacer ejercicio

• Inflamación con dolor que empeora a medida que hace actividad física durante el día.

• Engrosamiento de su tendón

• Espuelas óseas en el hueso del talón

• Dificultad para flexionar el pie afectado.

• Un sonido de estallido y un dolor agudo repentino, que puede significar una ruptura del tendón.

¿De qué sufre el tendón de Aquiles?

• Tendinitis de Aquiles: una afección inflamatoria causada por el desgaste gradual del tendón de Aquiles debido a un esfuerzo repetitivo o a veces por una lesión repentina. Por lo general, se manifiesta con dolor y/o rigidez en la parte posterior del talón donde el tendón se conecta a él. Puede costar semanas o incluso meses para que sane. La técnica RICE (reposo, hielo, compresión, elevación) puede ayudar a acelerar la recuperación, pero algunas veces se puede necesitar tratamiento adicional, como fisioterapia o incluso cirugía en ciertos casos a largo plazo.

• Tendinosis de Aquiles: un engrosamiento y rigidez gradual del tendón de Aquiles sin inflamación aparente. Aunque se vuelve más grueso, el tendón en realidad queda más vulnerable a las lesiones debido a los microdesgarros causados por la acción repetitiva. Los síntomas incluyen dolor prolongado, similar al de la tendinitis. La tendinosis es degenerativa.

 • Ruptura del tendón de Aquiles: una lesión grave, el tendón en realidad se rompe, causando dolor insoportable y discapacidad permanente si no se trata. Las rupturas son poco comunes, ocurriendo con más frecuencia en personas de mediana edad y mayores, como en personas más jóvenes, los músculos tienden a desgarrarse antes que los tendones. Las rupturas del tendón de Aquiles pueden ser el resultado de un trauma directo, aterrizar torpemente después de una caída o salto, o actividad física extenuante si no estás físicamente preparado para ello. Puedes escuchar o sentir un estallido y probablemente serás incapaz de soportar peso con el pie afectado. Debes dirigirte a urgencias inmediatamente si esto ocurre. El tratamiento puede incluir el procedimiento RICE, inmovilizar el pie durante 4-8 semanas o volver a unir el tendón quirúrgicamente.

• Bursitis de Aquiles: la bursa es un saco de líquido que amortigua el tendón donde se encuentra con el talón. Esto puede irritarse, por ejemplo, por el uso de zapatos bajos, que pueden causar dolor.

Diagnóstico:

• El médico considerará lo siguiente para hacer un diagnóstico:

 Su historial médico y de salud general

 Una descripción de tus síntomas.

 Un examen físico del tendón de Aquiles para detectar espolones óseos, dolor e hinchazón.

 Una prueba para ver si puedes mover el tobillo correctamente (rango de movimiento)

 Pruebas de diagnóstico por imágenes, como ultrasonido, radiografía o resonancia magnética.

 ¿Cómo se tratan las lesiones del tendón de Aquiles?

El tratamiento depende de la gravedad de la lesión del tendón. Puede incluir:

• Descansar

• Hielo

• Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) para aliviar el dolor, como ibuprofeno

 • Ejercicios específicos para fortalecer los músculos de la pantorrilla

• Terapia física

• Entrenamiento de fuerza excéntrico.

• Actividades de bajo impacto, como nadar.

• Elevadores de talón en zapatos, zapatos ortopédicos, yeso, férula o una bota para caminar

• Terapia de ondas de choque extracorpóreas.

 • También, si la lesión es grave o completa, se puede considerar la cirugía. El tipo de cirugía depende de la ubicación y la cantidad de daño en el tendón. Algunos de los procedimientos quirúrgicos utilizados son:

 Cirugía para alargar los músculos de la pantorrilla (recesión del gastrocnemio)

 Cirugía para extirpar tejido del tendón dañado o espolones óseos y reparar el tendón (desbridamiento)

 Cirugía para extirpar el tejido del tendón dañado, reparar el tendón restante y darle fuerza adicional moviendo otro tendón hacia el hueso del talón.

¿Por qué la recuperación tarda tanto?

• A diferencia del tejido muscular, los tendones no reciben un suministro significativo de sangre. La sangre entrega líquidos y nutrientes que son esenciales para la curación.

• Cuanta menos sangre se entregue, más tiempo tardará el tejido en sanar.

• Ahora, agregemos a eso, el gran tamaño del tendón de Aquiles. Incluso para los atletas profesionales, estas suelen ser lesiones que terminan la temporada y, en algunos casos, lesiones que terminan la carrera.

Hábitos para cuidar el Tendón de Aquiles:

• Calienta antes de hacer ejercicio, practicar deportes u otros movimientos repetitivos.

• Aumente la actividad lentamente, en lugar de una sola vez.

• Usa los zapatos correctos dependiendo de la actividad.

• No hagas ejercicio en superficies irregulares.

• Si sientes dolor con alguna actividad, no la hagas.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir