Con Martha Debayle

¿Qué tipo de felicidad quieres en tu vida y cómo procurarla?

Todos queremos ser felices, el tema es que cuando buscamos ser felices en realidad buscamos estados y emociones dependiendo de las circunstancias

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Dr. Enrique Tamés, Director de proyectos de Florecimiento Humano Tecnológico de Monterrey.

TW: @enriquetames

• Cuentahabientes, todos queremos ser felices, no hay duda al respecto, el tema es que cuando buscamos ser felices en realidad buscamos estados y emociones muy diferentes dependiendo de las circunstancias y de la época. Y es que cuando pensamos en “ser felices” se acumulan muchísimos significados diferentes. Simplemente pensemos en dos circunstancias casi opuestos: estoy leyendo, tranquilo, una tarde en mi casa, sin ninguna preocupación, una gran novela, desconectado del mundo y me siento totalmente absorto, fluyendo, me siento feliz. Por otro lado, estoy de “farra”, saliendo con amigos que hace años no veo, en un “antro” con la música a todo volumen, alucinado, extasiado, tomando una copa y bailando, feliz. En ambas situaciones, en retrospectiva, si me preguntan, me sentí feliz, pues sí, en ambas experiencias fui feliz, pero fueron sensaciones muy diferentes. Lo mismo puedo decir, personalmente, cuando estoy cocinando, cuando estoy dando clase, cuando estoy meditando, o cuando estoy haciendo el amor. Y sin embargo, ¿se parecen los sentimientos, las sensaciones, en todas esas experiencias? No, claro que no.

• Entonces, hace falta, o descartar que algunas ideas acerca de la felicidad, o entender que hablamos de diferentes maneras de ser feliz. Y la respuesta correcta es esta última, y para explicarlo, hace falta entender algo de lo que la ciencia nos ha develado en los últimos años, y es que hay diferentes maneras de experimentar la felicidad, desde un nivel físico, desde un nivel neuronal. Diferentes cosas pasan en nuestro cerebro cuando hacemos lo que hacemos y nos sentimos “felices”.

 • La literatura científica ha acuñado el término de “happy hormones” a un conjunto de hormonas y de neurotransmisores que se asocian al bienestar subjetivo, a la sensación de sentirnos bien, contentos, felices. De allí el acrónimo en inglés de D.O.S.E., que son las 4 “happy hormones” más importantes, y que podemos identificar como diferentes maneras de “ser felices”.

1) La felicidad de la Dopamina: Es la sustancia de la motivación y el aprendizaje. La dopamina nos hace sentir bien cuando obtenemos una meta, es lo que sentimos con el sentido de logro. Este tipo de felicidad es el sentimiento asociada con la recompensa. La dopamina nos mantiene motivados, enfocados, alertas, buscando más metas. Las falta de dopamina (falta de “drive”) se asocia con la depresión, hay baja motivación, tendemos a procrastinar, haya baja energía o fatiga. Qué hacer para mejorar la dopamina:

  1. Cambia rutinas y por tanto metas, encuentra nuevos hobbies.
  2. Celebrar cuando alcances las metas, no las dejes pasar.
  3. Haz meditaciones y ejercicios que te ayuden a enfocarte (mindfullness).
  4. Cuando mantenemos siempre las mismas metas nos acostumbramos, por tanto la producción de dopaminas baja, por eso es importante cambiar constantemente las metas.
  5. Aliméntate para mantener la energía alta durante el día, y baja durante la noche.

2) La felicidad de la Oxitocina. Son las substancias del amor, y tienen que ver con eso, con el amor, con la amistad, las relaciones personales, la confianza, la lealtad, la empatía, pero también tiene que ver con el aspecto carnal de las relaciones: el abrazo, el beso, el sexo. Gracias a la oxitocina nos sentimos motivados a const5ruir y mantener relaciones personales. A falta de oxitocina se produce la depresión pero también la ansiedad, el sentimiento de soledad, fobia social, ansiedad y ataques de pánico. ¿Les hace falta oxitocina?

  1. Incrementar la cantidad de relaciones sociales (positivas)
  2. Hacer actos de bondad
  3. Contacto carnal
  4. Sexo
  5. Masajes
  6. Yoga
  7. Ejercicio
  8. Vitamina C

3) La felicidad de la Serotonina. Con esta felicidad te sientes calmado, satisfecho, con alta autoestima, con propósito, descansado y enfocado. Despierto durante el día, y duermes sin problemas. La producción de serotonina tiene mucho que ver con la luz del día/actividad y la noche/calma, y también con tu digestión. La serotonina de día se convierte en melatonina durante la noche. Baja serotonina significa baja autoestima, insatisfacción en la vida, insomnio, bajo apetito (o apetito de comida chatarra, que es casi lo mismo), personas muy sensibles. La serotonina produce confianza en ti mismo y en lo que haces. ¿Te hace falta serotonina?

  1. Despertar y dormir con la luz del día y de la noche (ritmos circadianos)
  2. Tomar el sol
  3. Más contacto con la naturaleza. Animales y plantas
  4. Diálogos constructivos y significativos contigo mismo
  5. Alimentación balanceada
  6. Dormir lejos de fuentes de luz y ruido

4) La felicidad de la Endorfina. Las endorfinas contrarrestan el dolor, y se producen cuando uno hace ejercicio (caminar), pero también cuando uno juega (se divierte), cuando uno baila y cuando uno se ríe o carcajea. También los meditadores expertos producen grandes cantidades de endorfinas. Las endorfinas no duran mucho tiempo, son “boosts” de corto plazo. La felicidad de la endorfina está relacionada con la euforia. La gente con falta de endorfinas es voluble, es decir, cambia mucho de humor, tiene conductas impulsivas y está en el espectro de la ansiedad y el estrés. ¿Cómo aumentar las endorfinas?

  1. Ejercicio
  2. Humor
  3. Rodearse de gente con “buena vibra”
  4. Vitamina B

 Resumiendo, la sustancias de la felicidad DOSE: Dopamina (sentido de logro), Oxitocina (amor), Serotonina (satisfacción en la vida) y Endorfina (alegría a corto plazo), son todas importantes para tener una vida balanceada. Una será más importantes que la otra en algún momento, pero todas serán importantes a lo largo de nuestra vida. Hay que procurarlas, todas: propósito y sentido de logro; amor (carnal y espiritual), autoconfianza y alegría a corto plazo. El balance es fundamental en estos tiempos retadores.

Un par de puntos finales:

• Primero, escuchar un extraordinario podcast de un neurocientífico de la Universidad de Stanford, Andrew Huberman, y su podcast se llama The Huberman Lab, excelente análisis neurocientífico de los temas más actuales: dormir, alimentación, estrés.

• Segundo, un chiste: ¿Qué le dijo un jardinero al otro? Hay que ser felices, mientras podamos…

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir