Con Martha Debayle

10 pasos para ayudar a tus hijos a enfrentar el divorcio

En pandemia o sin pandemia, tengamos 40 o tengamos 10 años, la separación de los padres siempre duele y marca

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Julia Borbolla, psicóloga. Creadora de los proyectos Antenas y Escudo de la Dignidad

juliaborbolla.com // TW:@GpJuliaBorbolla // FB: Grupo Julia Borbolla

1. Todos los niños necesitan una explicación de lo que es y lo que no es el divorcio, de la misma manera que tienen que saber lo que es la hidrosfera, la adopción o una frambuesa. Diles que papá y mamá se amaron mucho y gracias a eso tuvieron a sus hijos que es el mayor tesoro que alguien pueda tener; pero con el tiempo fueron cambiando y los cambios de uno no les gustaron al otro y viceversa. Todos los papas deben tratar de resolver sus diferencias; pero si después de intentarlo mucho no pueden ponerse de acuerdo en las cosas, lo mejor es que se separen y no peleen.

2. No entres en detalles ni les enseñes convenios o “pruebas” de la infidelidad del otro. Esto los lastima y los involucra en un proceso que no les corresponde.

3. No uses a los hijos como “botín de guerra”: Si los alejas del otro padre es como si les mutilas un brazo o una pierna. No importa que tan inadecuado consideres al “otro”. Mientras no este en peligro su seguridad, tus hijos deben saber tratar al padre o la madre que les toco y que tu finalmente les elegiste. Ellos mismos lo dimensionarán y sabrán tomar de él o ella lo bueno que tenga.

4. Nunca pierdas de vista que la calidad de vida del “otro”, no es independiente de la calidad de vida de tus hijos. No les niegues a ellos lo que sí puedes proporcionarles, aunque parezca que estás dándoselo a tu “ex”.

5. No uses a tus hijos como mensajeros o como cómplices. A ellos no les toca pedir dinero ni guardar secretos ante el otro padre. Esto les genera un fuerte conflicto de lealtades y una sensación de desamparo profundo.

6. No hables mal del otro padre. Nadie quiere escuchar cosas negativas de alguien a quien ama y si quien las pronuncia es uno de sus padres, el rencor es mayor. El desacreditar al otro padre funciona como un boomerang, es decir, siempre se regresa para dejar mal a quien habló.

7. Evita jugar a la “familia feliz” algunas parejas, hacen grandes esfuerzos por convivir con su ex y salir a desayunar o al cine todos juntos. Esto, lejos de beneficiar a los hijos los confunde más y les hace abrigar esperanzas de reconciliación. La vida después del divorcio no es igual y no podemos tapar el sol con un dedo. Mientras más pronto los hijos lo acepten, mejor será su adaptación.

8. Procura no presentarles una nueva pareja de inmediato pues la responsabilizarán del divorcio y les costará más trabajo aceptarla después.

9. Si no tienes nada bueno que decir sobre la familia de tu expareja es mejor que no digas nada. Ellos siguen siendo los parientes de tus hijos. Recuerda que solo te divorciaste de una persona. Si conservas una buena relación con los familiares del “otro”, esto les servirá de mucho a tus hijos.

10. No caigas en la trampa de querer indemnizar a tus hijos por culpa o por lástima. Estas indemnizaciones son pagadas en todas las especies, con dinero, con tiempo, con consentimientos, caprichos, concesiones fuera de lugar y hasta permiso para estas travesuras que normalmente no se le permitirían.

Un niño que capta esta fantasía de sus padres se vuelve un tirano que cada vez exige más y más.

Habrá muchas cosas en la vida de tus hijos que los afecte. Si tu les das amor y cuidado junto con algo de

Adversidad y exigencia, los harás fuertes para lo que venga.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir