¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Confías, persigues o controlas a tu pareja?

¿Por qué no es lo más sabio depositar la confianza íntegramente en otra persona?

Hoy hablaremos del tema de la confianza, ¿confían en su pareja? Si les dice que va a ir a una cena sólo con sus amigos o amigas, o que estuvo toda la tarde en junta ¿le creen ciegamente? Mario Guerra, tanatólogo, conferencista, business coach y psicoterapeuta, no hablará hoy del tema. Las relaciones de pareja se desarrollan más sanamente en un ambiente de amor, reciprocidad, respeto y confianza mutua.

La cuestión es que no siempre comprendemos muy bien cómo identificar o incluso procurar estos elementos dentro de nuestra relación, con los efectos que ello ocasiona en su calidez y fortaleza.

Hoy hablaremos del tema de la confianza y juntos habremos de descubrir por qué no es lo más sabio depositarla íntegramente en otra persona.

¿Qué es la confianza?

- Esperanza firme que se tiene de alguien o algo.

- La confianza se basa en razones y evidencias (no tenerlas es tener fe)

- Es como una expectativa positiva sobre la conducta de otro.

¿Cuánto duran las parejas que se hacen la vida difícil?

¿Está bien confiar en otra persona?

- Es como preguntarse si está bien tener expectativas sobre otra persona. No está bien ni mal, pero el responsable de tus expectativas eres tú, no aquel en quien las depositas.

- Sin embargo, para poder relacionarnos sanamente con otra persona necesitamos sentir seguridad.

- Lo que hay que entender es la naturaleza de la confianza: Es una creencia, se basa en una esperanza, depositas con tus expectativas la responsabilidad de tu bienestar en otro, si el otro la traiciona te sientes ultrajado y desarrollas una mentalidad de víctima, cuando se rompe es muy difícil restablecerla.

¿Qué diferencia hay entre confiar, controlar o perseguir?

Controlar es tratar de manipular la conducta de una persona para que se comporte de una forma que consideramos adecuada o conveniente para nuestros fines.

- La necesidad de control viene de una desconfianza básica sobre la otra persona.

- Mientras más intentos de control tengas hacia tu pareja, menor libertad le dejas en la relación y activarás en ella la reactancia.

- Ejemplos de intentos de control:

Que te tenga que pedir “permiso” para ir con amigos o que yendo le estés marcando para que ya vuelva.

Que le prohibas hablar con ciertas personas o incluso que deje una amistad (porque a ti no te “conviene”).

- Lo que predomina en la conducta controladora es la ansiedad.

Perseguir es espiar lo que el otro hace, porque desconfías de él y quieres comprobar que es verdad lo que ya sospechas y más temes.

- No es una genuina sospecha, es una certeza disfrazada que (según tú) sólo necesitas comprobar.

- Mientras más persigas a tu pareja más acosada se sentirá y puedes generar el fenómeno de la “profecía autocumplida”.

- Ejemplos de conducta persecutora:

Interrogar dónde estuvo, que hizo y quién más estaba.

Hurgar cuando no te ve su teléfono o redes sociales.

Marcar o mandar mensaje de improviso con el pretexto de que le extrañas pero tú sabes que era para ver qué tan rápido te contestaba o qué estaba haciendo.

- Lo que predomina en la conducta persecutora es la paranoia.

¿Eres víctima de Love Bombing?

Confiar nos acerca a un estado de paz y fortaleza interior.

- Confiar en otro es estar consciente de sus fortalezas y debilidades y especialmente de su condición humana.

- Se hace con los ojos bien abiertos, no desde el fanatismo o la necesidad ansiosa de querer creer

- Lo que predomina en la confianza es la seguridad.

¿Cómo sé si realmente confío en mi pareja?

- Si tienes confianza no sientes necesidad de espiar, dudar o sospechar que tu pareja está haciendo algo distinto a lo que se supone o te dijo que está haciendo.

- Si tienes confianza no te sientes inquieto, ansioso o desesperado por las conductas de tu pareja.

- Si tienes confianza tu relación transcurre en paz y te puedes permitir ser vulnerable porque sabes y sientes que tienes en ti la fortaleza necesaria

La verdad siento que no puedo confiar ¿qué hago?

- Controlar o perseguir sólo te hará más ansioso y paranoico.

- No se requiere depositar la confianza en un agente externo (en este caso otra persona), sino confiar en que tú tienes la capacidad de afrontar cualquier cosa que el otro haga o cualquier cosa que te suceda en la vida.

- Lo que debes asegurarte es de que puedes confiar en ti, en tus fortaleza de carácter y en tu capacidad de ser y elegir a la persona correcta.

¿Entonces el otro no importa para sentir confianza?

- Claro que importa, pero más que una persona “confiable” debes buscar a una persona íntegra.

- Si tu pareja no te hace daño con lo que hace y hace lo que dice, sin importar si alguien se entera o no, entonces estás con la persona correcta.

Cargando