¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Eres víctima de Love Bombing?

Con este tema cerramos la trilogía de “amores destructivos”

Ya hablamos de la adaptación hedonista, después de 3 formas de asfixiar tu relación y hoy toca el tema de un fenómeno aterrador. El Caballo de Troya del amor que no es lo que aparenta y que resulta ser muy destructivo El “Love Bombing” o bombardeo de amor.

Una bomba siempre es una bomba, así sea de chocolate. O como suelo decir, “demasiado de algo, siempre será demasiado”. Vamos juntos a explorar en qué consiste esto, si lo padeces, lo has padecido o capaz que hasta ya lo aplicas. Mario Guerra, tanatólogo, conferencista, business coach y psicoterapeuta no explicará qué es el “Love bombing”.

¿Qué es el Love bombing?

Es un patrón de conducta que consiste en bombardear a una persona con demostraciones de afecto o falsas promesas con la intención de influir y manipular a otra persona.

Es un término que se empezó a usar para describir la actividad de algunas sectas en los EEUU en los años 70’s. Hoy se ha hecho extensivo a las relaciones de pareja.

Cómo una mujer se convierte en bruja y un hombre en bestia

¿Siempre es malo?

Con la intención de sacar ventaja del otro es algo muy tóxico. Es una forma de manipulación y esta necesita que haya un manipulador y un manipulado. Una relación sana no pueda darse bajo esta premisa, aún cuando los roles pudieran ser intercambiables.

¿Por qué pasa?

Lo que el otro hace.

- Frecuentemente es alguien narcisista quien suele hacer esto.

Cómo colaboras tú sin querer.

- Te identificas con lo que conoces

Una relación manipuladora es “cómoda” y fácil de hallar porque es lo que conoces.

- “Sobre empatizas”.

La realidad es que has empezado a ser demasiado empático hacia afuera y muy poco hacia adentro contigo mismo.

¿Pero para qué quieres que se quede contigo alguien que no te valora ni te respeta?

Cuando tienes una gran necesidad de cariño es más probable que idealices al otro y dejes de ver las señales de peligro o inusuales que te dicen que algo es “demasiado bueno para ser verdad”.

¿Cómo lo reconocemos?

Todo va muy rápido.

Te da a manos llenas, pero te exige reciprocidad con intereses.

Ni siquiera te idealiza, es como es porque es lo que sabe hacer.

Cambia con mucha rapidez y es extremo

Te acusa de ingratitud, egoísmo y de estupidez al no saber “lo que estás perdiendo”

¿Qué efectos produce?

Es adictiva

- Además de las bombas de pseudo amor con las que invaden tu territorio emocional, tu cerebro se inunda con bombas de dopamina como en una adicción.

Te produce una experiencia traumática.

- Empiezas a pensar que todas las relaciones son así.

Te culpas

- Crees que tus relaciones fracasan porque algo malo haces tú (aunque lo que haces mal es no poner límites a tiempo).

- Y entonces puedes incluso suplicar que el otro te perdone para que vuelva a tu lado, jurándole que ahora sí vas a saber valorar su “amor”.

Te hace sentir devaluado y usado

- Entonces de manera macabra te puedes empezar a sentir muy enojado contigo mismo por haber permitido tanto. Incluso puedes llegar a pensar que no te quieres, lo cual generalmente es falso.

3 formas de asfixiar tu relación

¿Qué hacer?

Date cuenta

Deja de castigarte por entrar en relaciones así.

Tomate las cosas con más calma

Deja que pasen al menos unos meses antes de tomar decisiones radicales como casarte o irte a vivir con alguien con tanta “prisa por amarte”.

Si las acciones no concuerdan con las palabras,

cree más en las acciones y menos en las palabras

Cargando