Propone Coparmex la figura de “Juez sin Rostro”

Es el camino para resolver las problemáticas del país es a través del Estado de Derecho y la vía democrática, considera el organismo.

La Confederaciòn Patronal Mexicana (COPARMEX), condenó el asesinato del juez federal Uriel Villegas Ortiz y de su esposa Verónica Barajas Guerra, al consideerar que es un fiel reflejo de la imparable violencia que está viviendo el país y que ningún orden de gobierno ha podido contener.

Mediante un comunicado y ante estos hechos el Sector Empresarial demandó a las autoridades competentes, garantizar la seguridad de jueces federales y sus familias, además de que se deslinden las responsabilidades correspondientes por este atroz doble crimen.

Villegas Ortiz se convirtió en el primer juzgador asesinado durante lo va que del mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, los altos niveles de violencia que prevalece, también alcanzan a las fuerzas de seguridad, ya que durante lo que va de este año, se han registrado al menos 226 asesinatos de policías en el país, 1.47 en promedio cada día (cifras de Causa en Común).

De acuerdo con cifras del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), de 1987 a 2020 se han registrado 8 asesinatos de jueces, mientras que han sido ejecutados 566 autoridades que han participado durante el período del 1 de diciembre del 2006 al 1 de junio del 2020, en la campaña permanente contra el narcotráfico y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos (datos de la Secretaria de la Defensa Nacional SEDENA).

Por ello es que la Coparmex alerta que las organizaciones criminales representan una de las amenazas más graves para la seguridad nacional, por lo que se debe de optar por una política de “tolerancia cero” para acabar, en especial, con los carteles del narcotráfico.

En el Sector Empresarial hacemos un llamado a las autoridades correspondientes, a asumir la responsabilidad de las investigaciones -entre ellas la Fiscalía General de la República (FGR) y el Poder Judicial de la Federación (PJF)-, con la finalidad de castigar a los culpables del aberrante doble homicidio, acto que vemos como una intimidación a la impartición de justicia.

Asimismo, consideramos urgente y necesario hacer una cirugía mayor del Sistema de Justicia en México. Para que no haya impunidad se requieren cinco capacidades:

1. Capacidad para detectar delitos.

2. Capacidad para investigarlos.

3. Capacidad para armar casos sólidos.

4. Capacidad para defenderlos en tribunales autónomos.

5. Capacidad para ejecutar las sentencias.

 

Por ello, desde la COPARMEX proponemos dos acciones para hacer frente a la inseguridad y a la violencia que viven nuestros impartidores de justicia:

1. Implementación la figura del "juez sin rostro", con la finalidad de brindar todo tipo de seguridades a los jueces para que ejerzan con imparcialidad su labor.

2. Seguridad para los impartidores de justicia federales -así como de sus familias- que llevan casos delicados en materia de narcotráfico y delincuencia organizada.

En la COPARMEX enfatizamos que es responsabilidad del Estado garantizar la seguridad de todos los mexicanos, en especial de aquellos que arriesgan su vida para garantizar justicia. Además, estamos convencidos de que el camino para resolver las problemáticas del país es a través del Estado de Derecho y la vía democrática. La violencia nunca será una opción válida. Jamás. Optemos siempre por la paz, pero sin impunidad.

Cargando