Expertos explican por qué no se debe llamar meteorito

Experto en meteorítica de la UNAM explica por qué debe llamarse bolido al fenómeno ocurrido, al que todos señalamos como "meteorito"

Expertos explican por qué no se debe llamar meteorito

De acuerdo con el experto en meteorología de la UNAM, Daniel Flores el destello que se pudo observar la noche del martes 18 de febrero, no fue un meteorito, sino que se trata de un bólido, y aclara que no hay indicios de que el bólido haya cruzado la atmósfera terrestre o tocado la superficie, además de que no hay riesgo de que algún cuerpo peligroso pueda caer en la tierra.

El termino correcto que explica el fenómeno que se pudo observar en distintos puntos del país es “Bólido”, y se trata de un objeto que cruza la atmósfera, produce algún fenómeno atmosférico y sigue su camino.

El experto explica que para que pueda ser considerado un meteorito tendría que tocar la superficie de la tierra.

“Hasta el momento no tenemos el indicio de que haya caído o impactado”, explicó el experto en meteorología de la UNAM, además señala que cuando una roca de un medio interplanetario cae y toca la tierra, ya es un meteorito, de tal modo que podemos decir que es una roca que cruzó la atmósfera de la tierra y desprendió pequeñas partículas.

De igual manera el experto indica que a lo largo del año pueden ocurrir sucesos similares que no se pueden predecir; “Este tipo se objetos son los que llamamos bólidos, ocurren entre enero y febrero, cruzan la atmósfera terrestre pero no tocan la superficie de la tierra", detalló.

Estos datos fueron publicados en la gaceta de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Además dieron a conocer sobre si la población está en riesgo, el profesor Flores informo que existe la posibilidad de que uno de estos bólidos llegue a la superficie terrestre.

El evento más cercano que tenemos en México, es el caso del meteorito Allende que cayó en 1969, en Allende Chihuahua, y se trata de un objeto que penetro la atmósfera y los pedazos se expandieron en un elipse de 200 kilómetros cuadrados, algunos de los fragmentos cayeron en el pueblo de Allende.

La posibilidad de que un objeto de gran tamaño impacte la tierra, es mínimo, pues se conoce la órbita de todos los grandes objetos que orbitan en el sistema solar, hablamos de objetos de 5 kilómetros o 20 de diámetro, que son peligrosos para la tierra y se pueden clasificar como NEO (Objeto Cercano a la Tierra, por sus siglas en ingles).

Pero puede aparecer alguno desconocido e inmediatamente se observa su trayectoria, para determinar su órbita y ver si es peligroso para la tierra, de esos objetos que se conocen a detalle las posibilidades de impacto varían, de entre uno a 10 mil y de uno a 70 mil es decir que pasan a grandes distancias comparadas en tormo a la órbita de la luna, tiene una, dos, siete veces, o más dicha distancia.

Esto se conoce bien y ninguno tiene peligro de caída directo en la superficie terrestre, con esto concluye el experto.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir