Preveía más asesinatos "Santa Claus" que mató a familia en EU

Bruce Pardo, el hombre que mató a 9 miembros de una familia de origen mexicano la pasada Nochebuena en California, preveía matar a su madre y al abogado de su ex esposa

Los Ángeles, diciembre 30, 2008.- El hombre que mató a nueve miembros de una familia de origen mexicano la Nochebuena del miércoles pasado en California (oeste), cuando estaba disfrazado de Papá Noel, preveía matar a su madre y al abogado de su ex esposa, según indicaron las autoridades el martes

Bruce Pardo, el hombre de 45 años que hasta la semana pasada era considerado una de las personas más amables entre sus vecinos, antes de saltar a los noticieros como el "Papá Noel" asesino, preveía matar a su madre en la misma fiesta donde provocó la masacre, pero ella faltó a última hora por una gripe, dijo a los medios el teniente de la policía de Covina, Pat Buchanan

La policía de Covina, suburbio a 37 km al este de Los Ángeles, agregó que además de su madre, Pardo -de origen estadounidense-, también quería matar al abogado de su ex esposa, con quien había terminado un amargo proceso de divorcio menos de una semana antes de Navidad

Poco antes de la medianoche del miércoles, Pardo tocó a la puerta de la casa de la familia Ortega, en un barrio de clase media, donde realizaban una fiesta con 25 invitados y apenas le abrió una niña de ocho años empezó a disparar para luego activar un explosivo casero que incendió la residencia y dejó nueve muertos y dieciséis niños huérfanos -13 de ellos de padre y madre-

Entre los muertos que reporta la prensa y que esperan confirmación oficial debido a los estudios que se están realizando a dentaduras de cuerpos calcinados, figuran los dueños de la casa y ex suegros de Pardo, Joseph Ortega, de 80 años, nacido en Estados Unidos en el seno de una familia de Torreón en México, que hace más de 50 años se había casado con Alicia, de 70 años, nacida en Torreón

El ingeniero aeroespacial también mató a tres hijos del matrimonio Ortega: Sylvia, su ex esposa de 43 años, así como los hermanos de ella, James (52), Charles (50) y Alicia (46), y además a las esposas de James y Charles y a un hijo de 17 años de Alicia

Pardo se suicidó a 40 km de la escena del crimen porque resultó herido con quemaduras graves, dado que su disfraz se incendió y se le pegó al cuerpo. De lo contrario, preveía escapar a Canadá con 17.000 dólares en efectivo, informó la policía

Según el diario Los Ángeles Times esta familia mexicana-americana, que hizo dinero en un próspero negocio de piezas industriales en California, mantenía lazos estrechos con la familia de Torreón, donde vivían los hermanos y sobrinos de Alicia, la abuela asesinada el miércoles

Como acostumbraban para cada Navidad, las dos familias de Torreón y Covinase llamaron por radio la noche del miércoles para saludarse durante la celebración de la cena de Nochebuena, que media hora después terminó en una masacre

"Lo hicimos como cada año. Este año era mi turno ser la anfitriona de la fiesta (en Torreón). Ellos estaban felices y nosotros estábamos felices", contó al diario Lilia Llamas Sotomayor, sobrina y prima de la familia asesinada

La mala noticia llegó la mañana del jueves de Navidad a México. "Fue horrible, aún no lo podemos creer", dijo Llamas Sotomayor recordando un montón de encuentros familiares que organizaban a veces hasta dos veces al año para verse en Las Vegas (oeste de Estados Unidos) o en el balneario mexicano de Cancún

Hace tres años, casi todos los miembros de la familia mexicana viajaron a Los Ángeles para festejar los 50 años de casados de Joseph y Alicia Ortega en su gran casa de Covina. "Fue una gran fiesta", recordó su sobrina sobre esta pareja mayor, emblema hasta el miércoles del "Sueño Americano"

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir