La Selva Lacandona lucha por sobrevivir a la deforestación

Imágenes satelitales de la Selva Lacandona muestran cómo ha perdido cobertura a causa de la deforestación

La deforestación sigue consumiendo a la Selva Lacandona y la magnitud del problema ha puesto en riesgo el equilibrio ecológico en la región.

Enclavada en la cuenca del Río Usumacinta, en el estado de Chiapas, se estima que concentra una quinta parte de todas las especies que habitan en México (20%).

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Santiago Arau Pontones (@santiago_arau) el

Abarca una superficie aproximada de 1 millón 200 mil hectáreas pero la pérdida de árboles se ha convertido en su más grande amenaza.

De acuerdo con Global Forest Watch, una plataforma de monitoreo forestal, de 2001 a 2018 Chiapas perdió 574 mil hectáreas de cobertura arbórea, una reducción del 12% desde 2000.

Estamos acabando con todo; se seca laguna Metzabok en la Selva Lacandona

La Selva Lacandona abarca 4 municipios del estado: Benemérito de las Américas, Maravilla Tenejapa, Marqués de Comillas y Ocosingo. Global Forest Watch reporta que en este último fue devorada el 16% de superficie forestal.

Deforestación en Chiapas en la región de la Selva Lacandona / Especial

También alberga 8 áreas naturales protegidas (ANP): Bonampak, Cañón del Usumacinta, Chan-kin, Lacantún, Metzabok, Montes Azules, Nahá y Yaxchilán.

La mayor parte de la deforestación es causada en los bordes de las ANP y avanza al interior partiendo de nuevas unidades agropecuarias.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Santiago Arau Pontones (@santiago_arau) el

Cuando la deforestación se origina en el interior se debe a los asentamientos ilegales que dilatan el área habitacional y de cultivo.

En el planeta los principales factores que ocasionan la pérdida de árboles son el crecimiento poblacional y la expansión de los terrenos agropecuarios.

Desde los satélites la deforestación es evidente. Las imágenes muestran cómo la Selva Lacandona ha perdido cobertura a causa de la deforestación.

Deforestación en el municipio Benemérito de las Américas, Chiapas, donde se encuentra parte de la Selva Lacandona / Especial

Casi la mitad de selva desapareció en Marqués de Comillas

Bastaron 21 años para que en el municipio Marqués de Comillas casi la mitad de la superficie arbórea se haya esfumado.

De acuerdo con una investigación de científicos mexicanos la pérdida de vegetación de 1986 a 2007 fue de 33 mil hectáreas, el 42.2% de la superficie.

En los años 70 la ocupación de este municipio fue promovida por el gobierno y con ese plan fueron reubicados miles de campesinos provenientes de diversos estados del país.

Los nuevos asentamientos, carentes de tradición y apego al uso de la selva, deforestaron de manera acelerada sus nuevas parcelas impulsados por los apoyos de las políticas agropecuarias.

Deforestación en Marqués de Comillas, Chiapas, donde se ubica parte de la Selva Lacandona / Especial

Pronto esta la colonización, sumada al aumento poblacional y los planes de apoyo gubernamental alimentaron la ganadería extensiva a costa de la selva.

Así como el incremento demográfico, la construcción de caminos, en una zona a la que antes sólo se llegaba por avioneta o por río, y la exploración petrolera contribuyeron a la dispersión de las personas.

Entre 1981 y 1984 llegaron a Marqués de Comillas alrededor de 12 mil refugiados de la Guerra Civil en Guatemala. La mayoría destinó sus labores al cultivo de la tierra.

Las imágenes de Cuatrociénegas que muestran cómo se está secando el valle

Los 90 fueron la época oscura de los apoyos del gobierno cayendo en una especie de veda. Pese al levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), la tímida creación de programas de fomento forestal y la escasa vigilancia, la extracción de madera regulada se convirtió en tala ilegal en pocos meses.

Por si fuera poco los rendimientos de los cultivos agrícolas y de la ganadería no fueron los esperados.

La transformación de la selva no significó una mejora en la calidad de vida y en cambio provocó el deterioro de la selva.

Lacandones han pedido intervención del gobierno federal

En octubre de este 2019 habitantes de la Selva Lacandona reclamaron que su territorio y formas de gobierno están en amenaza.

Indígenas de la Comunidad de Bienes Comunales de la Selva Lacandona pidieron la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para rescatar y conservar lo que queda de la Reserva de la Biosfera de los Montes Azules.

[Comparativa de la desecación de la laguna de Metzabok]

La Reserva de la Biosfera de los Montes Azules es una de las 8 Áreas Naturales Protegidas.

Los pobladores señalaron a las nuevas autoridades comunales, a las cuales acusaron de trazar una nueva poligonal que pondría en riesgo, por deforestación, la integridad de la selva.

El “Día Cero” del agua en México: los estados que están cada vez más cerca

En las últimas semanas, la integrante de Natura Mexicana y ambientalista Julia Carabias ha sido acusada de enfrentar a las comunidades por lo que han rechazado avalar un convenio para la operación de sus estaciones biológicas.

Galardonada con la Medalla Belisario Domínguez en 2017 ella ha sido una luchadora constante por la defensa del medio ambiente, principalmente de la Selva Lacandona.

Estos recientes conflictos sociales y agrarios entre las comunidades podrían poner agudizar la crisis en la que está sumida la Selva Lacandona.

Cargando