Así avanza la desaparición de glaciares en los picos más grandes de México

En el pasado México tuvo 13 glaciares pero en nuestros días quedan 3 en peligro de desaparecer

El cambio climático se ha hecho sentir en México y una de las señales más claras es la pérdida de glaciares entre los grandes picos de México.

En los volcanes Citlaltépetl o Pico de Orizaba (5,675 metros), Popocatépetl (5,452 metros) e Iztaccíhuatl (5,282 metros) se ubican las masas de hilo más destacadas del país.

De acuerdo con especialistas, las reducciones en estos cuerpos de hielo tienen su explicación directa en las alteraciones climáticas; aunque no son las únicas causas.

Alpinista escala los Alpes y encuentra un lago donde antes había nieve

Los glaciares de México son de tipo templado, es decir, experimentan transformaciones en función de las estaciones del año. “En periodos más fríos se forman glaciares más extensos en las montañas, y en periodos más calientes pueden desaparecer. En el pasado hubo en México 13, y hoy quedan tres, en franca desaparición: en los volcanes Popocatépetl, Iztaccíhuatl y Pico de Orizaba” dijo Lorenzo Vázquez Selem durante una conferencia en la UNAM.

GLACIAR DEL POPOCATÉPETL

Sin embargo otros especialistas, como Hugo Delgado, corresponsal mexicano del Servicio Mundial de Monitoreo de Glaciares, declaran extinto al del Popocatépetl y ahora existe sólo un remanente.

GLACIAR DEL IZTACCÍHUATL

“El volcán Iztaccíhuatl tiene todavía algunos cuerpos de hielo en La Panza y en El Pecho, pero muy probablemente en cuestión de unos cinco o 10 años solo se vean como cuerpos de hielo y también se declaren como extintos esos glaciares. Es difícil hacer un pronóstico exacto, pero si siguen los patrones de retroceso glacial se llegará a la desaparición”, declaró.

Las consecuencias del calentamiento global

GLACIAR DEL PICO DE ORIZABA

Mientras que en el Citlaltépetl la historia puede ser algo distinta. “El Pico de Orizaba es diferente, se encuentra en un lugar más alto, no está rodeado de zonas industriales como es el caso del Popocatépetl y del Iztaccíhuatl que están a lado de la Ciudad de México y Puebla. A los 5 mil metros se encuentra la línea de equilibrio de los glaciares, es decir, la línea que separa la zona de recarga de la de acumulación de los glaciares. El Pico de Orizaba al estar a 5 mil 570 metros sobre el nivel del mar, hace que su sistema de alimentación glacial pueda sobrevivir tal vez algunas décadas más”, dijo Hugo Delgado.

Cargando