CON MELISSA MOCHULSKE

A mi manera: Cata de café

Soy Melissa Mochulske y hoy les voy a decir cómo catar un buen café, a mi manera.

Soy Melissa Mochulske y hoy les voy a decir cómo catar un buen café, a mi manera.

El café es un placer digno de paladares muy exigentes. Y es que está comprobado que este elixir típicamente mañanero, es el despabilador oficial de prácticamente, todo el mundo.

Son muchas las similitudes entre una cata de vinos y una de café, principalmente porque para ambas se necesita tener los sentidos muy bien afinados, sobretodo, la nariz y el gusto.

A muy grandes rasgos, para pretender catar cual barista profesional necesitan: oler el café inhalando el aroma antes de dar el primer sorbo para que así, puedan oler los granos frescos y comparar con lo empleado en la extracción su fragancia (sí, volvemos a usar este término). Es aquí cuando se tienen que notar las esencias a madera, bayas, tierra y especies y sobretodo, tener en mente qué nos provoca el olor de ese café.

Posteriormente, por supuesto, tienen que probar el Café. para esto hay que dejar que éste envuelva perfectamente nuestra lengua pasando por todas las papilas gustativas. Recuerda que al momento de catar se vale sorber, sobretodo con un líquido caliente, pero no te preocupes que contrario a la etiqueta, esto significa que lo estás haciendo a la perfección.

Se recomienda probar diferentes tipos de café en la misma sesión, siempre y cuando cada uno de ellos haya sido preparado de la misma forma, de lo contrario pueden haber alteraciones que compliquen la calidad de la cata.

Como todo en la vida, mientras más café logres probar y degustar, más refinado y sensible será tu paladar.

Soy Melissa Mochulske y ésta fue la primer lección para aprender a catar un café, a mi manera en W Radio.

Cargando