Investigador UNAM desarrolla "auto toma de muestra" para detectar COVID-19

El método es mucho más fácil y seguro para quien toma la muestra sin peligro de contagio

UNAM prueba COVID: Investigador UNAM desarrolla "auto toma de muestra" para detectar COVID-19

Con el propósito de ofrecer una prueba de diagnóstico para la COVID-19 que ofrezca mayor seguridad a los profesionales de la salud, sea menos invasiva y más económica, el doctor Víctor Julián Valdés Rodríguez, investigador del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, trabaja en el desarrollo de un método “auto toma de muestra”, que permitirá reducir el riesgo de contagio.

De acuerdo con el también responsable del proyecto, apoyado por la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI), la prueba se encuentra en etapa de validación en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

Valdés Rodríguez explicó que el análisis que realiza junto con su equipo de colaboradores eligió a la saliva porque es mucho más fácil y seguro, pues normalmente un hisopado nasal resulta peligroso para quien toma la muestra, pues corre el riesgo de que el paciente lo infecte, por ejemplo, a través de un estornudo, dijo.

“Si bien el SARS-CoV-2 está en el tracto respiratorio también se halla en la saliva: El coronavirus infecta las glándulas salivales sin consecuencias clínicas mayores, pero genera que el organismo tenga altas concentraciones en la saliva, lo que se explica en parte su gran nivel de contagio”, explicó Valdés Rodríguez, doctor en Ciencias Biomédicas por la UNAM.

La seguridad de la prueba en desarrollo radica en que no se requiere que una persona que tome la muestra, pues el interesado la puede realizar; es suficiente dirigirse a un lavabo, verter la saliva en un tubo, con uno capilar se recoge la muestra y se lleva a otro que contiene un buffer de inactivación. Para este procedimiento de recolección ya se cuenta con un protocolo de auto muestra.

Ya en un laboratorio de diagnóstico, lo que sigue es esterilizar la muestra, proceso que se realiza al someterla a una temperatura de 96 grados durante 10

minutos: tanto el calor y el tiempo son condiciones a las que el virus no sobrevive.

Después, la toma se puede manipular para una prueba de PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) en tiempo real, un test de diagnóstico que se ha utilizado durante años, sobre todo para enfermedades infecciosas; es conocido como el estándar de oro para detectar al coronavirus.

Una prueba de PCR permite detectar un fragmento del material genético (RNA, ácido ribonucleico) de un patógeno o microorganismo. Se basa en las características de estabilidad al calor de una enzima polimerasa. Si la prueba detecta ARN del virus, el resultado es positivo, lo que significa que el paciente está infectado.

Normalmente, expuso el investigador, cualquier laboratorio que realice prueba Covid, sea hisopado nasal o saliva, una vez que tiene la muestra debe purificar el RNA y después correr el PCR en tiempo real. Sin embargo, lo que se hizo en su laboratorio fue obviar la purificación del RNA.

“Los equipos para purificar el RNA de saliva, hisopado o sangre son caros, además de que requieren equipo de protección personal. Nosotros nos ahorramos esa parte. Desarrollamos el mecanismo de inactivación para saliva, luego lo llevamos a casi 100 grados Celsius durante 10 minutos y lo pasamos directo a PCR, es una innovación dentro del proyecto”, resaltó.

La prueba es genérica y detectaría cualquier coronavirus. Aunque se sabe que las variantes tienen mutaciones en la proteína S (Spike), el científico ya evalúa otros genes; en teoría, identificaría cualquier variante.

Refiriò que en una de las pruebas realizadas en el INER, su grupo de investigación identificó a una persona con una carga viral muy alta: al día siguiente se le hizo un nuevo análisis que arrojó una concentración viral aún mayor, aunque el paciente antes, durante y después del periodo de infección no presentó síntoma alguno.

La carga viral más alta ocurre antes del inicio de los síntomas; cuando éstos se presentan aquélla empieza a bajar. Por esta razón, es importante que las personas se cuiden, sigan las indicaciones y, sobre todo, usen cubrebocas aunque no presenten síntomas, porque de no tener la infección pudieran eventualmente estar frente a una o más personas asintomáticas.

Ahora el doctor Valdés Rodríguez buscará publicar los resultados en una revista internacional para que su desarrollo biotecnológico también pueda ser usado en otras partes del mundo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir