Hoy es noticia

CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

Te amo, pero no confío en ti

¿Cuántos de ustedes han perdonado a sus parejas de palabra, pero no de corazón? Mario Guerra nos aconsejará qué hacer en estos casos

ACAVAmos ien
Te amo, pero no confío en ti

Mario Guerra, tanatólogo, conferencista y Business Coach.

De acuerdo al sitio Psychalive, en los últimos 10 años, muchos psicólogos reportan un incremento considerable en los problemas de confianza de las parejas que van a terapia

De acuerdo a Joe Bavonese, del Instituto Royal Oak de Michigan este incremento se debe a los avances tecnológicos y cómo algunas parejas sienten que tienen que esconder mensajes de texto, llamadas y amigos en redes sociales

Si el amor se define como la combinación de confianza y alegría, ¿qué es realmente lo que se siente por una persona cuando la confianza se ha perdido?

¿Por qué es tan importante la confianza en una relación?

La confianza es la base de cualquier relación, implica pensar en las necesidades de otra persona y tomar decisiones que respeten los valores y dignidad de tu pareja

La mejor prueba de amor es la confianza porque cuando dos personas están realmente enamoradas, hacen lo necesario para no romper o traicionar la confianza del otro

La confianza es la sensación de seguridad que permite que ambos miembros de la pareja se expongan plenamente el uno al otro sin temor

La confianza es algo que se gana con acciones

¿Por qué se pierde la confianza?

Evidentemente porque esa persona hizo algo que no se suponía que debería haber hecho o actúo de una manera que implícita o explícitamente no es adecuada para el tipo de relación que se tenía con ella.

¿Se puede confiar en quien no se ama?

Por supuesto: lo hacemos muchas veces al día hasta con extraños.

Haber sido traicionado por alguien a quien amamos tiene más peso que si la traición vino de alguien emocionalmente distante, esto porque no esperábamos que:

La otra persona haría eso si se supone que nos ama

Que fueramos tan poco importantes para el otro como para no haber hecho lo necesario para no lastimarnos

Sin confianza, la relación será inestable y eventualmente fracasará, la falta de confianza es la razón principal por la que las relaciones se desmoronan.

Pero, ¿Si la otra persona dice que no es para tanto y que no fue su intención?

Puede ser verdad, pero eso no quita que a ti te haya dolido y que ahora ya no puedas saber con razonable certeza cómo se comportará esa persona en el futuro ante circunstancias similares

De hecho no es muy afortunado que quien te lastimó te diga que “no es para tanto”, porque eso lejos de demostrar empatía trata de minimizar el acto que te ha dolido.

Quizá lo más importante aquí, además de la intención que tuvo al hacerlo, es el efecto que causó en esa persona haberte lastimado:

¿Ha reconocido lo que hizo?, ¿Ha pedido perdón?, ¿Se nota arrepentido?, ¿Piensa más en cómo te sientes, que en querer librarse de las consecuencias?

¿Tiene paciencia en el proceso de recuperar la confianza o parece que tiene prisa porque le perdones y ya dar la vuelta a la página?

¿Ha prometido no volver a lastimarte de la misma manera? ¿Lo ha hecho en el pasado y ha sido capaz de cumplirlo?

¿Es conveniente dar una segunda oportunidad?

Siempre puedes dejar que la persona se explique, pero también conviene aclararle que esa explicación debe ser verdadera y no un mero intento de salvar su pellejo

Si en el intento de explicación se detecta una nueva mentira, lo mejor es ya no intentar exprimir la verdad

¿Y si no poder (o querer) confiar tuviera más que ver contigo?

Las personas con un estilo de apego ansioso, que por definición tienden a ser controladoras, o las personas de apego evitativo, que tiende a ser desconfiadas, suelen poner muchas pruebas a sus parejas y ser muy quisquillosas en las señales de peligro que ven.

Suelen encontrar frecuentemente señales que les hacen desconfiar, aunque para el resto del mundo, lo que pudo haber pasado objetivamente no era para tanto.

“No contestaste mi mensaje, ya no puedo confiar en ti”

“No pasaste por la ropa a la tintorería, ya no puedo confiar en ti”

“Apagaste el GPS, ya no puedo confiar en ti”

Las personas que han sido traicionadas en el pasado pudieron haber resultado emocionalmente traumatizadas y ahora sus mecanismos de defensa internos les impiden, aún queriendo, confiar realmente en otra persona

 

Las personas que fueron inicialmente muy confiadas, y resultaron lastimadas, ahora se cierran y ponen estándares muy altos para los que vienen

Muchas personas prácticamente desde la infancia vivieron queriendo complacer, ayudar, cuidar. Anhelaban tanto ser aceptados y valorados, que pasaban por alto cada vez que se aprovechaban de ellos o los desechaban cuando ya no los necesitaban

Padecen algo que podríamos llamar “La reversión de cuidados”. Como mucho tiempo de su vida se dedicaron a hacerse cargo del bienestar y las emociones de los demás, llega un punto donde esperan que alguien les devuelva lo mismo que hicieron con otros

Para el que está del otro lado: La frustración de estar eternamente a prueba

Vamos a suponer que de verdad hiciste algo que lastimó a otra persona y que no sólo detuviste la conducta, sino que:

Reconociste la falta y pediste perdón

Reconociste el daño causado y has estado dispuesto a reparar

Vamos a suponer que, a pesar de todo eso, la otra persona no sólo no puede confiar en ti, sino que pasado mucho tiempo te sigue interrogando, no suele creerse lo que le dices o te tiene eternamente a prueba a ver si ya te volviste confiable (sin nunca lograrlo)

¿Qué harías en una situación así, suponiendo que amas mucho a esa persona?

¿Vivir bajo el peso de la culpa sin redención alguna?

¿Convertirte en su esclavo eternamente como forma de pagar?

Es conveniente tener dos cualidades:

 

Humildad: Para reconocer tus errores

Dignidad: Para no tener que soportar humillaciones eternas por quien se dice lastimado por ti.

¿Deberíamos quedarnos en una relación en donde ya no se puede confiar?

Si ya han hecho todo lo razonablemente necesario y no se consigue restablecer la confianza, ¿para qué o por qué quedarse juntos?¿Qué esperan que pase en una relación donde hay desconfianza?

¿Cómo se recupera la confianza?

La confianza no se recupera, se reconstruye con: cimientos más sólidos o acciones y evidencia observable a lo largo del tiempo

Esta reconstrucción suele ser complicada porque es un proceso donde tienen que:

Querer o tener voluntad de perdonar y de volver a confiar.

Estar en disposición de pasar por un largo camino de altibajos emocionales.

El primer paso para poder confiar es perdonar y recordemos que el perdón no es el resultado, sino el inicio de un camino en donde veremos si nos alcanza para poder reconstruir nuestra relación.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir