Las disculpas de la PGR son un aire de esperanza en un México con impunidad

Santiago Aguirre habla del caso de las mujeres indígenas acusadas injustamente por las autoridades

Teresa González Cornelio, Jacinta Francisco Marcial y Alberta Alcántara Juan recibieron disculpas por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) después de 11 años de haber sido acusadas erróneamente por delitos de venta de drogas y secuestrar a seis personas únicamente por ser mujeres, indígenas y pobres.

El subdirector del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez asegura que la misma, sociedad civil y otras instituciones, estuvieron detrás del caso para exigir la inocencia de las mujeres.

Afirma que las afectadas no piden remuneración económica, sin embargo, está dentro de sus derechos recibirla, para ellas lo más importante son los actos de reconocimiento y disculpa pública.

Algunos de los involucrados de esta injusticia continúan laborando en la institución y desafortunadamente no pudieron proceder legalmente contra ellos pues ya terminaron los plazos legales por lo que este caso quedará en la impunidad.

Por su lado Mardonio Carballo recopila la historia de este pueblo indígena

La cultura Hñähñú tiene 64500 años de antigüedad y se ubica en los estados de Guanajuato, Hidalgo, Estado de México Veracruz, Michoacán, Querétaro, Tlaxcala y Puebla. Existen entre 200 y 300 mil hablantes en México.

El periodista considera que la lengua “Hñähñú” se dignificó gracias a un acto de justicia, causado por el perdón de una institución que no respeta a los pueblos indígenas.

Cargando