Militar narra cómo fue su retención por integrantes del Cártel de Sinaloa

Once militares fueron retenidos por integrantes del Cártel de Sinaloa, el 17 de octubre en Culiacán, pero solo a cinco los tomaron como prisioneros

Uno de los soldados retenidos por civiles armados en Culiacán narró a través de una entrevista realizada en En Punto el motivo por el cual se ofreció como rehén, pero sobre todo que fue lo que vivió durante esas seis horas en las que estuvo bajo el poder de los integrantes del Cártel de Sinaloa.

Once militares fueron retenidos por integrantes del Cártel de Sinaloa, el 17 de octubre en Culiacán, pero solo a cinco fueron tomados como prisioneros en la caseta de cobro “Costa Rica”.

También te puede interesar: Los videos que no habíamos visto del operativo contra Ovidio Guzmán

En ese momento los militares iban acompañando a pipas de Pemex y fue cuando se toparon con un numeroso grupo de criminales.

En la entrevista el soldado argumentó que el decidió ofrecerse como rehén para evitar un enfrentamiento armado en medio de pipas de combustible y de cientos de civiles.

Aquel día se empezaron a hacer virales fotografías incomprensibles en las que se ve a un grupo de militares junto con civiles armados / Captura de YouTube

“Yo me encontraba en la parte de afuera de la caja del vehículo; se observaba que se aproximaban hacia nosotros del carril del lado contrario, como 10 vehículos con gente armada, esos vehículos iban a gran velocidad”, comentó el militar secuestrado.

El militar afirmó que el grupo criminal los superaba en armamento.

También te puede interesar: El gobierno cometió un delito al revelar datos de militar: Darío Ramírez

“Los vehículos que estaban alrededor eran alrededor de 20, 30 camionetas, este, yo considero que eran alrededor de 100, 120. Nosotros nos encontrábamos superados en personal y en armamento”.

Mencionó que el personal de civiles llegó en actitud muy agresiva directamente con el comandante y fue al que le dijeron “dame 5 de tus elementos. Dame 5 de tus elementos porque si no va a arder".

“A nosotros nos liberan en la salida norte de la ciudad de Culiacán. Fue enfrente de un motel-hotel con nombre de París. Nos entregaron con personal militar y de ahí fuimos trasladados a las instalaciones de la 9a zona militar. En ese momento a nosotros nos dijeron que ya estábamos a salvo”.

Cargando