Publica Cámara de Diputados su código de conducta

Este martes entró en vigor el Código de Conducta de la Cámara de Diputados para todos los servidores públicos y también para los proveedores de bienes y prestadores de servicios con los que esta institución tenga alguna relación contractual.

Los funcionarios deberán actuar de manera honesta y evitar en todo momento solicitar, exigir, recibir o pedir de manera indebida bienes, dinero, favores, donativos o regalos, para sí o para terceros. Evitar la corrupción y prevenir cualquier conflicto de interés.

No conceder privilegios o preferencias a ninguna persona física o moral que indebidamente intente obtener algún beneficio. Informar de inmediato a las autoridades competentes sobre un posible conflicto de interés que interfiera en el desempeño responsable y objetivo de sus facultades y obligaciones.

Utilizar los recursos financieros, humanos y materiales que les son asignados de manera eficaz, y eficiente, con austeridad, economía, transparencia y honradez.

Garantizar el acceso a los empleos, cargos o comisiones disponibles con base en la experiencia, idoneidad y grado de estudios de los candidatos, cerciorarse que las personas a contratar no se encuentran inhabilitadas para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público.

No intervenir en la contratación de personas con quienes se tenga algún vínculo de negocio, personal o familiar. Actuar de manera profesional en el desarrollo de sus funciones, así como atender o resolver con prudencia, amabilidad, respeto y tolerancia toda solicitud.

De hecho, el Código de Conducta resalta que los servidores públicos de la Cámara de Diputados deberán otorgar trato digno, respetuoso y cordial a toda persona que por cualquier motivo se relacione con sus funciones, incluyendo a otros funcionarios de su mismo nivel, a sus superiores y subordinados.

No deberán discriminar a nadie por su apariencia física, modo de hablar, idioma en el que se expresen, forma de vestir, de comportarse, por su color de piel, religión, situación familiar o económica, preferencias sexuales, origen étnico, preferencias políticas, estado civil, de género o sociales.

Además, impedirán el hostigamiento, agresiones, intimidaciones, extorsión o amenazas contra cualquier servidor público y denunciarán estos hechos por escrito ante las autoridades competentes.

Evitar comentarios misóginos, de homofobia o racistas, o a través de los medios electrónicos, abstenerse de enviar comunicados, imágenes o textos que puedan contener algún tipo de ofensa.

Los proveedores, contratistas, prestadores de servicios de la Cámara pueden presentar quejas o denuncias, cuando considere que el comportamiento de algún servidor público de la propia institución ha sido contrario a los principios, valores y reglas de integridad contenidas en el presente Código.

 

Cargando