¿Sabes qué estamos respirando en la Ciudad de México?

El especialista en temas ambientales, Agustín del Castillo, nos habla de los problemas de salud que generan estos contaminantes

Lo que estamos respirando es carbono, sustancia que se libera con el fuego y ozono, un compuesto que nace de una reacción fotoquímica de gasolinas mal combustionadas que liberan carros mal afinados y la exposición a luz del sol.

Los incendios liberan carbono y las partículas suspendidas pueden ser muy peligrosas debido a que algunas son muy finas, su tamaño es de 2.5 micras y se cuelan a los pulmones.

En entrevista para W Radio, Agustín del Castillo, especialista en temas ambientales explica qué partículas se liberan durante los diferentes tipos de incendios.

“Si los incendios son forestales son más específicos porque lo que se quema es madera y material orgánico que está en los bosques y las praderas, en ese sentido lo que se libera, esencialmente es carbono y por eso no tiene el riesgo de otro tipo de incendios, como el de una fábrica de plásticos donde lo que se libera es el hidrocarburo, por ejemplo, eso no significa que el incendio sea inocuo es muy peligroso para adultos mayores y menores de edad que son quienes tienen más sensible el sistema respiratorio”

Cuando los niveles de contaminación se incrementan las personas deben utilizar mascarillas para tener una mayor protección, y no cubrebroca porque no sirven para este fin, recomendó nuestro especialista,

“Sí existen mascarillas pero yo ignoro si la Secretaría de Salud las distribuya o las tenga en sus existencias pero se pueden adquirir en el mercado para evitar que esas partículas finas puedan entrar al sistema respiratorio”

Problemas de salud que generan estos contaminantes:

• Los efectos que las partículas PM 2.5 causan en la salud de las personas estan históricamente asociados a la exacerbación de enfermedades de tipo respiratorio, tales como la bronquitis, y recientemente, dolencias de tipo cardiovascular así como disminución del funcionamiento pulmonar.

Los últimos trabajos científicos sugieren que este tipo de contaminación, y particularmente las partículas procedentes del tráfico urbano, está asociado con incrementos en la morbi-mortalidad de la población expuesta y al creciente desarrollo del asma y alergias entre la población infantil.

• En el caso de las PM2,5, su tamaño hace que sean 100% respirables ya que viajan profundamente en los pulmones, penetrando en el aparato respiratorio y depositándose en los alvéolos pulmonares, incluso pueden llegar al torrente sanguíneo. Además estas partículas de menor tamaño están compuestas por elementos que son más tóxicos (como metales pesados y compuestos orgánicos) que los que componen, en general, las partículas más grandes.

La evidencia científica revela que las partículas PM2,5 tienen efectos más severos sobre la salud que las más grandes, PM10. Debido a su tamaño hace que sean más ligeras y por eso, generalmente, permanecen por más tiempo en el aire. Ello no sólo prolonga sus efectos, sino que facilita su transporte por el viento a grandes distancias.

Cargando