La violencia no es un problema de escuelas sino de entornos: Graue

El rector de la UNAM se pronunció por pedir a las autoridades un desarme en la Ciudad de México

()

Ante los lamentables hechos en los que perdió la vida una joven de 18 años alumna del sexto semestre del CCH Oriente, el rector de la UNAM Enrique Graue Weichers dijo que este tipo de violencia no es privativa de las escuelas además de que pidió a las autoridades un desarme en la ciudad.

“Una vez más está en la especulación de que algún alumno haya sido, yo no quisiera entrar en eso hasta que tengamos claridad. Yo creo que en un principio hablar y pedir un desarme en la ciudad no es un problema nada más de las escuelas es un problema de entornos, de colonias en donde tenemos que exigir como universidad que exista una mayor seguridad,desaparezcan giros negros, desaparezca narcomenudeo y en eso seguiremos insistiendo”, dijo Graue Weichers.

Entrevistado luego de inaugurar el coloquio ““Política tributaria, ejercicio presupuestal, crecimiento económico y bienestar social” organizado por la UNAM y la Cámara de Diputados, Graue Weichers prefirió no especular acerca de que un alumno del CCH Oriente haya sido el que le disparó a su compañera.

En ese sentido el rector aseguró que la Máxima Casa de estudios ha hecho enormes esfuerzos por preservar y garantizar la seguridad de la comunidad universitaria y pidió claridad en el asunto de la muerte de Aideé Mendoza, porque reiteró aún no hay claridad en cómo estuvieron los hechos.

“Pero es que en un principio no se sabía que había sido un disparo los protocolos de actuación entraron, hoy tengo una reunión para revisar que todos ellos se hayan llevado a cabo no solamente de atención en casos de urgencia sino de atención en casos de emergencias médicas pero hasta donde yo sé estos no fueron violentados”, aseguró el rector de la UNAM.

Descartó que como en el caso de Lesly Osorio en que la Procuraduría General de Justicia capitalina pedirá una disculpa pública en la UNAM él vaya a hacer lo mismo por otros casos registrados en instalaciones universitarias.

"Se han instalado botones de pánico, hemos puesto un sinnúmero de cámaras, hemos reforzado los protocolos de actuación, los procesos de vigilancia y obviamente no han sido suficientes", indicó.

Cargando