Pesadillas de terror: así es cómo surgen en tus sueños

Los sueños tratan de mezclar experiencias aterradoras con otras que no dan tanto miedo

El noventa por ciento de las personas han experimentado las pesadillas, aunque algunos las consideran nocivas, ahora se piensa que podrían ser benéficas para la salud.

Pues según la Asociación Estadounidense del Sueño, las pesadillas ayudan al cerebro a procesar las experiencias intensas o perturbadoras vividas durante todo el día

“Las experiencias angustiosas se pueden rememorar durante el sueño adquiriendo un carácter dramático”, argumenta Juan Pareja Grande, experto de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid en España.

Un dato importante es que al momento de experimentarlas uno puede darse cuenta de que no son reales, lo que provoca el nivel de terror.

Los sueños tratan de mezclar experiencias aterradoras con otras que no dan miedo, para que con el paso del tiempo nos de menos terror.

Las pesadillas son fenómenos espontáneos que se experimentan durante el primer tercio del tiempo de nuestro sueño.

Siendo más específicos si duermes tus ocho horas aproximadamente, tendrás una pesadilla durante las primeras dos horas y media.

Otros factores que pueden hacer la aparición de pesadillas son: el estrés, la ansiedad y ciertos medicamentos.

También te puede interesar: 10 pésimos hábitos que pueden terminar en trastornos del sueño

La constancia de las pesadillas puede ser por trastornos mentales o falta de sueño, pero por otra parte no puede tener un origen identificable.

“Sin embargo, la mayoría de las pesadillas crónicas son causadas por problemas psicológicos, y para ello se debe consultar a un psicólogo o terapeuta”, sugiere la Asociación Estadounidense del Sueño.

Cargando