Mamá desesperada quería un nieto y perforó los condones de su hijo

Una madre con el deseo de tener nieto rebasó los límites agujerando los condones de su hijo… lo consiguió

Una mamá rompió todas las reglas con tal de tener un nieto. Su hijo y su novia decidieron que todavía no era momento de tener un bebé, pero eso no le importó a la madre del varón y perforó sus condones sin que él se enterara. Ahora la pareja veiteañera espera un bebé.

En Reddit su nuera reveló la situación. Con el nombre de usuario Becky_Lynch55 contó que su suegra llegó una noche a su casa para preparar la cena y luego mandó a su novio por un ingrediente que se le había “olvidado”.

Cuando la novia abrió la puerta de su habitación encontró a la matriarca, según le pareció, tratando de hacer agujeros en los preservativos del varón.

> "Ponte las pilas"; mamá da lección a su marido con dibujos

Al ser descubierta “ella murmura algo acerca de cómo está 'tratando de salvar a la familia' y frenéticamente sale corriendo de la casa antes de que tenga la oportunidad de decir algo”.

Cuando su pareja volvió con el ingrediente “olvidado” ella le contó lo que había visto, quien también quedó horrorizado.

En semanas pasadas ella recordó que la madre de su novio los había visitado; por lo que no dudó en que podría estar embarazada. Una visita al especialista confirmó su temor.

"Fui a los médicos el viernes pasado y descubrí que de hecho estoy embarazada. Estoy tan angustiada que no he podido dormir en los últimos 4 días.", escribió en una publicación.

Ahora la pareja, que había decidido no tener hijos y así lo había manifestado a la mamá del varón, tendrá un bebé.

Pero posiblemente su suegra no se salga con las suyas, pues presentaron un informe a la policía con lo sucedido, en el cual tomaron como prueba los condones manipulados.

> Mamá desempleada pide ayuda en Facebook para los 15 años de su hija

También cambiaron las cerraduras de su casa y han montado cámaras de seguridad. Además la futura abuela no sabe que su trampa funcionó y tendría un nieto.

La pareja titubeó si serían felices convirtiéndose en papás. La presión fue mucha e incluso pensaron en abortar, pues todo esto estaba fuera de sus planes de vida.

“Mi instinto maternal se ha apoderado de mí y quiero mantener a este bebé y verlo crecer. Han pasado casi tres semanas desde que me enteré, así que tuve mucho tiempo para pensar y sentir sobre todo lo que vendrá con el cuidado de este bebé”, escribió en una última publicación Becky_Lynch55 en Reddit.

Cargando