¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Probablemente esto es lo primero que hace tu hijo al despertar

Según indicó un estudio realizado por Motorola los jóvenes de entre 10 y 19 años lo primero que hacen al despertar no es levantarse de la cama e ir al baño

De acuerdo a un estudio realizado en marzo de este año por la compañía americana Motorola, ocho de cada diez jóvenes de entre 10 y 19 años lo primero que hacen al despertar es revisar su teléfono móvil ¿Tú también lo haces? Podrías estar siendo su ejemplo.

No cabe duda que la tecnología se ha ido apoderando de nuestras rutinas, es impensable salir de casa sin un teléfono móvil, ya que no solo sirve para mantenernos comunicados, sino también es un asistente, un soporte de entretenimiento, una cámara o hasta una lámpara, y por supuesto, esta necesidad de tener siempre a lado un móvil comienza a salir de las generaciones de adultos, colándose a las de los adolescentes.

La primera actividad del día

El estudio confirmó que de los nueve mil adolescentes mexicanos que participaron en la encuesta Quiz Phone Life Balance de Motorola, son un 79% los que revisan su móvil antes que levantarse de su cama. Aunque esto no se trata exclusivamente de México, pues en USA 8 de cada 10 lo hacen tan sólo cinco minutos después de haberse despertado, además de mandar (en promedio) 100 textos por día.

También cabe destacar que el 80% duerme con su celular y que el 45% no se desconecta nunca de la red, no sin olvidar que muchos de ellos también cuentan con una computadora, videojuegos e incluso una pantalla de tv, quedado rodeados dentro de un cuarto con pantallas.

En la actualidad esto podría pasar como algo natural, sin embargo, en décadas pasadas podría pasar como un cuento cyberpunk.

Roxana Morduchowicz, doctora en comunicación, consultora de Unesco dijo que “los usos hoy son más individuales y están muy lejos de la tradicional imagen de la familia del siglo XX reunida en el comedor frente al único televisor de la casa para compartir el mismo programa. En el siglo XXI las pantallas se multiplicaron, están en cada habitación y promueven una práctica más personal y más prolongada: tener tecnología en el cuarto significa pasar más tiempo con las pantallas”, agregó la doctora.

Además, como tip para ayudar a que los padres logren que sus hijos excluyan esta actividad de su vida diaria, Morduchowicz aconseja que dejen los móviles cargando durante la noche en un lugar fuera del cuarto de los adolescentes como puede ser la sala o el comedor.

Aunque los smartphones nos ayudan a estar conectados pueden generar resultados contraproducentes y dejarnos en aislamiento, impactando más en los jóvenes que se encuentran en etapa de crecimiento.

Cargando