@WRADIOMEXICO

¿Pegarle a los niños? Está es la razón por la que nunca deberías hacerlo

Si pensabas que pegarle a los niños es un castigo efectivo, es todo lo contrario

Varias instituciones como es el caso de La Academia Americana de Pediatría difiere de que padres tengan que recurrir a los golpes para corregir a los niños, asegura que esto ocasiona una cadena de violencia actuando de la misma manera con sus compañeros o hasta con ellos mismos.

La pediatra española Lucia Galán dice que un azote nunca es la manera de corregir a nadie. "Después de pegar a nuestro hijo acabamos con cualquier otro recurso de educación, negociación y aprendizaje. ¿Qué hay después de eso? Nada. Lo único que conseguiremos es que o bien genere miedo (nefasto para un niño) o que él, por imitación, nos pegue o abuse de la fuerza con otros niños y en otras circunstancias "Como mi mamá me pega, yo pego", así expresó la pediatra en su blog.

 

Consecuencias emocionales

"Se trata de un descontrol emocional personal del adulto, un desahogo momentáneo que normalmente genera a continuación malestar y sentimiento de culpa", dijo la psicóloga y maestra Virginia González.

Las consecuencias que se presenta al recurrir con la violencia en la educación de los niños, es dañar su autoestima y que ellos obten por este modelo en problemas posteriores de su vida. Y por supuesto se implementa una lejanía entre padres e hijos impidiendo una buena comunicación.

Tambien te puede interesar: ¿Mi hijo tiene bajo rendimiento escolar?

El país europeo Georgia intentará regresar a la educación antigua donde profesores tenían la autoridad de poder someter a sus alumnos con una regla de madera. ¿Tú que tan de acuerdo estás con la normativa?

Está comprobado que educar a los niños a base de golpes los hace más agresivos, rebeldes y antisociales. A través de cinco décadas se realizó una investigación a 160,000 niños, dan la razón a quienes piensan que no hay mejor golpe a tiempo, esta autoridad se le quito a la escuela pública de Georgia donde inmediatamente se les mando una especie de formularios a los padres de familia preguntando si estos estaban de acuerdo con que sus hijos recibiera alguna clase de castigo por mal comportamiento.

Se realizó un estudio donde se llegó a la conclusión que la mayoría de estos castigos, se da más en niños con alguna discapacidad o de raza negra se ha pedido que se realicen campañas educativas para reducir los castigos corporales. La macro investigación hace un llamado a los padres para que busquen otras alternativas que eviten llegar a los golpes o daños psicológicos.

Cargando