¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Laika, la perrita que viajó al espacio y no regresó

El 3 de noviembre de 1957, la URSS envió la primera nave al espacio con un ser vivo a bordo: una perrita que fue encontrada en las calles de Moscú

 Un 3 de noviembre de 1957, hace 60 años, un mes después de la puesta en órbita del primer Sputnik soviético el segundo satélite artificial de la historia despegó al espacio con Laika, una perra recogida en las calles de Moscú. Sobrevivió sólo unas horas. Para el número uno soviético de la época, Nikita Jruschov, el objetivo era demostrar la superioridad de la Unión Soviética sobre Estados Unidos, justo antes de la conmemoración del 40 aniversario de la Revolución bolchevique, el 7 de noviembre.

"Le pedí que nos perdonara y lloré al acariciarla por última vez. Por supuesto que sabíamos que iba a morir en ese vuelo debido a la falta de medios para recuperarla, inexistentes en aquella época", recuerda la bióloga Adilia Kotovskaya.

Al día siguiente, la perra Laika despegaba en un viaje sin retorno, convirtiéndose en el primer ser vivo enviado al espacio, lanzada por la extinta URSS, de acuerdo con AFP.

“Sus nuevas vueltas alrededor de la Tierra convirtieron a Laika en el primer cosmonauta del planeta, sacrificado en nombre del éxito de las futuras misiones espaciales", destaca Adilia Kotovskaya, que actualmente tiene 90 años y sigue estando orgullosa de haber ayudado a entrenar a los animales para las misiones espaciales.

¿Por qué todo el mundo le regala perros a Vladimir Putin?

De repente, tras la novena rotación alrededor de la Tierra, la temperatura en el interior de la cápsula de Laika comenzó a aumentar y superó los 40 ºC, a falta de protección suficiente contra la radiación solar.

El resultado fue que Laika, que debería haber sobrevivido entre ocho y diez días, murió en unas horas por exceso de calor y deshidratación.

La radio soviética siguió sin embargo suministrando informes cotidianos sobre la “buena salud de Laika”, convertida en heroína planetaria.

El Sputnik se desintegró en la atmósfera el 14 de abril de 1958 sobre las islas Antillas, con Laika muerta cinco meses antes.

El 19 de agosto de 1960, un vuelo espacial trajo vivas de regreso a Tierra a dos perras enviadas al espacio, Belka y Strelka, abriendo el camino al primer vuelo habitado del soviético Yuri Gagarin, el 12 de abril de 1961.

Cargando