Escucha ahora

Triple W


Fernanda Tapia

Sociedad

Nicole Kidman explica por qué aplaudía raro en los Oscar

Llevaba encima más de 119 quilates en diamantes

Uno de los momentos de la gala de los Oscar de este año que más se viralizó —además del premio fallido a La La Land— fue Nicole Kidman aplaudiendo de una forma muy extraña. La actriz dobló sus dedos hacia afuera lo máximo que podía mientras solo golpeaba las palmas de sus manos. ¿Y por qué? Todos se hacían esta pregunta hasta que ella misma ha decidido responderla: porque no quería dañar el anillo que llevaba, prestado por la firma de joyas Harry Winston.

La actriz, de 49 años, ha explicado el suceso en el programa de la radio australiana The Kyle and Jackie O Show. "Estaba bastante apurada porque quería aplaudir. Si no lo hubiera hecho, habría sido peor. ¿A que sí? Todo el mundo se habría preguntado que por qué no estaba aplaudiendo", ha contado la interprete bromeando sobre los titulares que hubiera protagonizado.

"Así que me puse a aplaudir. Pero era realmente difícil porque tenía ese enorme anillo que no era mío, pero era absolutamente precioso y estaba aterrorizada de dañarlo", ha continuado la australiana. Según el Daily Mail, la ganadora de un Oscar en 2002 llevaba encima más de 119 quilates en diamantes de Harry Winston durante la gala de los premios del cine estadounidense, incluyendo el anillo, de 13,58 quilates.

Checa la nota completa en EL PAÍS