Erin Heatherton, ¿una modelo gorda?

La ex modelo de Victoria's Secret renunció en 2013 ante las privaciones y exigencias físicas que sufrió con la firma de lencería.

Por cinco años Erin Heatherton fue lo que para muchas es un sueño: ser ángel de Victoria’s Secret. Sin embargo, para ella su periodo fue todo menos agradable.

Desde 2013 que colgó las alas, la modelo no ha hablado de sus razones por las que dejó la marca. Ahora, a tres años de su salida, ha hablado de lo que debía pasar con tal de cumplir con las exigencias que la marca tenía. “En los dos últimos desfiles que hice, me dijeron que tenía que perder peso. Y yo me los quedé mirando como diciendo, ¿esto es en serio?", reveló.

Según explicó, ella cumplía con el entrenamiento antes del show. "Me deprimí muchísimo porque estaba trabajando muy duro y sentía que mi cuerpo se estaba resistiendo”. Incluso hacía su rutina dos veces al día con el fin de perder peso. El colmo fue un día que llegó a su casa después del entrenamiento y cuando observó su plato de comida pensó: “Quizá lo mejor será no comer y punto". Fue allí cuando supo que ese sería su último trabajo con la marca. "No podía salir ahí fuera, mostrando mi cuerpo y a mí misma a todas esas mujeres que me ven como un referente, y decirles que se trata de algo muy fácil y simple y que todo el mundo puede hacerlo", asegura

Desde entonces se ha planteado una nueva batalla: acabar con esos estrictos cánones de belleza y aprender a querer el cuerpo tal y como es: “imperfecto”, así lo dice en un mensaje que compartió en su Instagram.

Cargando