¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Romper el silencio, la tortura contra la mujer en México

Mujeres sobrevivientes del abuso en el operativo de 2006 en Atenco buscan visibilizar los casos de agresión cometidos por autoridades

Por David Galván. México.- Ocho años han transcurrido ya desde los operativos policiales en San Salvador Atenco implementados por el gobierno del Estado de México que en ese entonces encabezaba Enrique Peña Nieto. En tal suceso, por lo menos 11 mujeres de las sobrevivientes a la tortura sexual cometida por las autoridades mantienen una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Es por ello que dada la necesidad de visibilizar ante la sociedad el patrón sistemático de tortura que ejercen contra el género femenino agentes de la policía, militares y marinos en el transcurso de las detenciones, fue presentada la campaña ‘Rompiendo el silencio: Todas juntas contra la violencia sexual’. Este esfuerzo busca generar lazos de solidaridad entre víctimas de abusos similares, como ese del que fue objeto, Claudia Medina Tamariz, originaria de Veracruz, quien fue detenida de manera arbitraria por elementos navales y presentada con acusaciones falsas como integrante del Cártel de Jalisco, Nueva Generación. “Marinos adscritos al estado de Veracruz me detienen, me tienen incomunicada 36 horas aproximadamente. Dentro de esas horas hubo abuso sexual y hubo tortura. Yo me estoy uniendo a esta campaña… decir todo lo que me ha sucedido y sobre todo, pedir justicia”. En su reciente visita al país, el relator Especial de las Naciones Unidas sobre la tortura Juan Méndez concluyó que es generalizada esta práctica de la tortura en instituciones con facultades para efectuar detenciones. Sin embargo, el representante en México de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Javier Hernández Valencia, consideró que hay circunstancias que afectan esencialmente a las mujeres mexicanas

“La tortura en forma de violencia sexual contra las mujeres no es una casualidad. No es un desliz, No es un error. Revela a años de impunidad, aún en los casos en los cuales se ha logrado justicia, que nuestra impunidad machista acepta y tolera el que se viole mujeres como parte de alguna suerte de ¿cuota? ”. Como representante de las 47 sobrevivientes de la tortura y abuso de 2006 en Atenco, Italia Méndez, refrendó los motivos de su causa contra esta forma de control social. “Hoy estamos aquí para reiterar que seguimos en pie de lucha por memoria, por justicia, y por reparación, en solidaridad con otras compañeras. Eso me llena mucho de orgullo porque hemos transitado de recibir solidaridad a poderla brindar, y eso es muy fuerte, y muy alentador para nuestra lucha”. La campaña ‘Rompiendo el silencio’, que se busca llevar a través de las redes sociales, comparte los testimonios de las indígenas Inés Fernández y Valentina Rosendo, mujeres torturadas por militares; de Miriam López, también agredida por elementos castrenses, y de Verónica Razo, quien fue sometida a esta práctica violatoria por agentes de la desaparecida Agencia Federal de Investigación.  

Cargando