Con "goyas", silencios y acusaciones recuerdan el 68 en San Lázaro

En el vestíbulo principal del Palacio Legislativo de San Lázaro, desde temprana hora todo estaba dispuesto para la ceremonia, donde el invitado especial

México, octubre 02, 2008.- Un "goya" universitario coronó la sesión en San Lázaro donde a cuatro décadas del movimiento de 1968, se recordó a estudiantes, líderes y profesores víctimas de la represión gubernamental, se exigió terminar con la impunidad y reconocer a los mártires de Tlatelolco. En el vestíbulo principal del Palacio Legislativo de San Lázaro, desde temprana hora todo estaba dispuesto para la ceremonia, donde el invitado especial fue el rector de la UNAM, José Narro Robles, quien llamó a la unidad en el país ante los rezagos que prevalecen. La Sinfónica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) entonó diversas piezas ante legisladores de las ocho fracciones parlamentarias, previo a la sesión ordinaria y encendió los ánimos con el "Huapango de Moncayo", "Fantasía Olímpica" y al final el Himno Nacional. En ese momento, todos de pie entonaron las estrofas patrias; los perredistas, petistas y convergentes con la mano izquierda y la "V" de la victoria, como hace 40 años, cuando el ahora coordinador parlamentario del PRD, Javier González Garza, era profesor de matemáticas de la UNAM y líder del movimiento. En el otro extremo del vestíbulo la exposición fotográfica "2 de Octubre. Ayer y Hoy" daba cuenta de imágenes inéditas de aquella trágica jornada: "El otro fuego Olímpico" como pie de foto y en blanco y negro el "Batallón Olimpia", con su distintivo guante blanco abriendo fuego contra un autobús de estudiantes. Más tarde, en la sesión y en las efemérides, vendrían los discursos, las acusaciones, el minuto de silencio, las pancartas con la paloma de la paz que fue símbolo de las Olimpiadas de 1968. En tribuna, González Garza propuso que sea inscrita en el Muro de Honor del salón del pleno la leyenda: "A los mártires de 1968", como un acto de desagravio del Poder Legislativo a la generación que desafió al autoritarismo. También pidió y se guardó un minuto de silencio, en memoria de las víctimas del movimiento estudiantil. Antes, el legislador del partido de la Revolución Democrática (PRD) calificó al entonces secretario de Gobernación, Luis Echeverría como "viejito criminal" y responsable de "una matanza abominable". Precisó que mientras no se acabe con la impunidad, "las crisis serán recurrentes hasta el momento de que un movimiento de esa naturaleza vuelva". También en tribuna, el diputado Eduardo Sánchez Hernández, del PRI, criticó que haya quienes han lucrado durante cuatro décadas con el sacrificio de sus compañeros y dijo que su partido busca ser aliado de las buenas causas y son enemigos del sabotaje y del encono. El panista Juan José Rodríguez Prats expuso que al Movimiento de 1968 no se le puede ubicar en la izquierda o la derecha porque fue la voz de la juventud, y sus banderas se derivan del pensamiento liberal y de la defensa del ciudadano frente a las arbitrariedades del Estado. En tanto, Héctor Larios Córdova, coordinador del Partido Acción Nacional (PAN), rechazó en entrevista que en la actualidad se pueda repetir un movimiento como el de hace cuatro décadas, ya que las condiciones que lo provocaron son muy distintas a las presentes. En su oportunidad, el líder de la fracción del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Emilio Gamboa Patrón, aseguró que "el presidente en turno, Gustavo Díaz Ordaz, ya asumió la responsabilidad de 1968". Aseveró que los archivos del Movimiento del 68 están abiertos, ya que en el sexenio del presidente, Vicente Fox Quesada, se dio origen a la Comisión de la Verdad, por lo que se abrieron todos los registros de esa época. La sesión en San Lázaro continuó, con un quórum mínimo, en la cual se aprobó la reforma para prevenir la violencia contra las mujeres, mientras en el vestíbulo lucía la imagen en fotografía de una estudiante acribillada hace 40 años en Tlatelolco. Con información de Notimex

Cargando