CON MARTHA DEBAYLE

Oda a la maldad

¿Qué onda con los cerebros criminales y de qué manera influye nuestro entorno, la infancia, y hasta los videojuegos con la maldad?

Hay más de 13 significados para la maldad, que van desde oponerse a la ley, la razón la moral, hasta el diablo.

El mundo está, estuvo y siempre estará lleno de bien y mal, porque el bien y el mal son el Yin y el Yang de la condición humana.

¿Por qué cruzamos esa línea entre el bien y el mal? Porque esa línea es móvil y permeable. En un esfuerzo para combatir esta tendencia, se ha incrementado el número de investigaciones dirigidas a entender sus causas y así desarrollar tratamientos. Se creía que a la gente buena se le podía seducir para cruzarla.

En circunstancias buenas y raras los niños malos podían recuperarse con ayuda, reforma y rehabilitación. Paradójicamente, fue Dios quien creó el infierno para guardar el mal, pero fracaso en mantenerlo ahí.

¿Nacemos malos o nos volvemos malos?

Según varias teorías filosóficas, desde que nacemos tenemos tendencias a ser egoístas, esto con el fin de sobrevivir a nuestro ambiente La supervivencia natural, nos hace generar agresiones para nuestra defensa propia. Tenemos una idea de la realidad, en la que existe el bien y el mal, el Yin y el Yang.

Entonces… ¿Existe el gen de la maldad?

Sí hay un factor genético, pero no existen genes del mal. Los genes juegan un papel importante en la bioquímica del cerebro y en cómo se comunican las neuronas, y esto a su vez influye en la conducta.

Hay neurotransmisores que regulan el estado de ánimo y el temperamento como la serotonina, la dopamina o la norepinefrina. Estos neurotransmisores determinan que una persona sea muy atrevida y le guste el riesgo o que, por el contrario, sea muy precavida y cautelosa.

En individuos violentos hay factores genéticos, hay enzimas que en sus cerebros funcionan de manera diferente, hay entre ellos, por ejemplo, alta búsqueda de la novedad y poca aversión al riesgo. Pero la genética no destino.

Los genes pueden estar presentes, pero no se activan si no se dan otros factores medioambientales. Los científicos están aprendiendo que el medio

Cargando