CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

SOPITAS: UNESCO reconoce a la talavera como Patrimonio de la Humanidad

UNESCO ha reconocido el extraordinario trabajo de talavera que se exporta de estas entidades para el mundo.

Tlaxcala y Puebla son algunos de los estados que mayor orgullo nos dan por la riqueza cultural que trasciende en sus railes, si no es la Huamantlada, es la arquitectura o los kilométricos tapetes hechos de flores y aserrín, pero ahora la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura la UNESCO ha reconocido el extraordinario trabajo de talavera que se exporta de estas entidades para el mundo, incluyéndola dentro de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Y es que, solo aquél que posee una maceta, azulejos, un adorno o una vajilla de talavera sabe el tesoro invaluable que tiene dentro de su hogar, no precisamente por los objetos como tales, sino por todo el trabajo y la obra de arte que se esconde en las manos de los alfareros para fabricar tan solo una pieza, una labor que puede llegar a tardar hasta 10 días completos entre la preparación de la arcilla, su modelación, la ornamentación, la preparación de los pigmentos y el esmalte, así como la cocción.

>SOPITAS: La ropa puede contaminar más de lo que crees

Dicho por la propia UNESCO, los procedimientos de fabricación, decoración y esmaltado siguen siendo artesanales e idénticos a los practicados en el siglo 16, dignos de ser reconocidos como un valor intangible para la humanidad.

Además, el organismo distingue que “los depositarios de los conocimientos relativos a esta fabricación artesanal, son maestros alfareros y ceramistas que han adquirido sus competencias con el correr del tiempo y las han transmitido oralmente a las jóvenes generaciones, ya sea en sus talleres o en el seno de sus familias”.

Esta tradición, ha pasado de generación en generación en los últimos cinco siglos, por lo que sería una verdadera ofensa atrevernos a regatear el costo o a pedir ‘precio amigo’ cuando hay un desgastante trabajo por detrás de cada objeto.

La inscripción de la talavera mexicana en la lista representativa de patrimonio cultural de la UNESCO abarca no el objeto, sino la técnica: la preparación de la arcilla, su modelación, la ornamentación, la preparación de los pigmentos y el esmalte, así como la cocción. De ahí que la organización mundial pone énfasis en la preservación de los métodos que datan de hace más de quinientos años.

Cargando