CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

SOPITAS: Vapeadores han cobrado la vida de un usuario en México

La victima es un joven de 18 años de edad originario de San Luis Potosí a quien posteriormente se le diagnosticó con neumonía atípica

A pesar de advertencias emitidas por la Organización Mundial de la Salud, este fin de semana se reportó la primera muerte relacionada con el vapeo en México. La víctima, un joven de 18 años, originario de San Luis Potosí, quien tras sufrir una neumonía atípica durante dos semanas.

De acuerdo con las autoridades el joven habría llegado al Hospital Central del Estado el pasado 14 de octubre, con un cuadro pulmonar severo, donde posteriormente se diagnosticó con neumonía atípica, pero debido a diversas complicaciones, falleció el día 29 del mismo mes.

Debido a la muerte repentina, así como la edad del paciente cuya identidad se mantiene en el anonimato, los médicos decidieron realizar una autopsia, haciendo pruebas de VIH, influenza y otras enfermedades, pero todas ellas resultaron negativas, terminando por descubrir que el deceso fue a causa de un fallo pulmonar provocado por una neumonía grave asociada con el consumo de cigarrillos electrónicos y vapeadores. Así lo confirmó el Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica y la Secretaría de Salud Pública, a través de su director, Miguel Ángel Lutzow Steiner.

>SOPITAS: Multas por tirar chicles en la vía pública

Ahora más que nunca, la dependencia de salud ha reforzado la vigilancia, detección y notificación de padecimientos pulmonares, pero además, con la colaboración de otras instituciones se han organizado diferentes operativos para retirar del mercado negro tanto vapeadores como cigarrillos electrónicos así como sus cartuchos de repuesto.

Y es que, como recordaremos la Organización Mundial de la Salud, emitió una alerta sanitaria advirtiendo del peligro inminente para la salud que representan estos dispositivos debido a las partículas diminutas que se alojan en los pulmones, además de todos los componentes químicos con los que están fabricados los saborizantes.

Por su parte, la Secretaría de Salud, ha repetido en diversas ocasiones que estos dispositivos “metales pesados como níquel, estaño, plomo, y sustancias químicas cancerígenas, en particular el denominado diacetilo, sustancia utilizada para la elaboración de los saborizantes, que se ha vinculado con enfermedades graves de los pulmones, siendo los jóvenes los más afectados por estos dispositivos al ser quienes más los consumen".

Autoridades sanitarias, instan a los consumidores de este tipo de productos a acudir inmediatamente al médico más cercano en caso de presentar abscesos de tos, dificultad para respirar, dolor en el pecho, náuseas, vómitos, diarrea, fatiga, fiebre o dolor abdominal.

 

Cargando