CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

SOPITAS: Multas por tirar chicles en la vía pública

Se ha puesto en marcha una iniciativa que pretende acabar con los chicles en la vía pública

No es ningún secreto que la Ciudad de México es una de las más contaminadas del mundo, y no sólo es por smog.

La cantidad de basura que se encuentra en las calles, es tal que la Comisión de Medio ambiente del Congreso de Ciudad de México ha puesto en marcha varias acciones a lo largo del año, para tratar de reducir los impactos de la contaminación. Primero, fueron las sanciones a quien tire basura en la calle, le siguieron las colillas de cigarros y ahora, se ha puesto en marcha una iniciativa, que pretende acabar con los chicles en la vía pública.

¿Y es que, vamos, quién no se ha quedado con el zapato prendido a un chicle masticado, o pegado debajo de un barandal?

Lo que pocas veces nos ponemos a pensar es en el daño ecológico, que tirar un chicle en la calla provoca, sin olvidar el trabajo que cuesta retirarlo de las calles.

>SOPITAS: Once mil científicos declaran una emergencia climática

De hecho, se estima que tan solo en el Centro Histórico, se contabilizan diariamente más de 200 mil gomas de mascar adheridas en calles y banquetas, a pesar de que se han instalado botes especiales para este propósito, pero además, para desprender un solo chicle del piso, el personal de limpia puede tardar hasta media hora en hacerlo y se invierten hasta 2.5 pesos en cada uno.

Lo que nos da un total de 500 mil pesos al día, lo cual es incontable.

Es por ello que la iniciativa propone imponer multas que van desde los 1,689 hasta los 16,898 pesos, a todas aquellas personas que sean sorprendidas tirando chicles en la vía pública.

Tal vez, muchos se pregunten que para qué otra multa y tal vez tengan razón, pues ya estamos grandes y no hay necesidad de que nos multen por algo que podemos comenzar a hacer por urbanidad. Guardar el papelito y cuando se le acabe el sabor al chicle, envolverlo y tíralo el bote inorgánico, o bien, en contenedor especial para chicles de los cuales hay muchos en el centro de la ciudad.

 

Cargando