CON MARTHA DEBYALE

Linchamientos digitales

Viene Ana María Olabuenaga y vamos a hablar de los linchamientos digitales, cuando las redes sociales son utilizadas para juzgar, atacar y más

En cabina con Ana María Olabuenaga, licencia y maestra en comunicación por la Universidad Iberoamericana, tiene un posgrado en letras y ciencias políticas y actualmente cursa un doctorado especializado en redes sociales digitales (TW:@olabuenaga).

¿De qué va?

¿Qué puede hacer Twitter con la vida de una persona?

¿Qué sucede cuando un tuit se convierte en tendencia, salta a la vida «real» y determina la suerte de alguien?

Memes, bots, hilos, trolleo, tren del mame: palabras que utilizamos, pero que en libro sirven para comprender la naturaleza de las redes: somos actores sociales, víctimas y también verdugos. ¿Dónde termina la burla y comienza el acoso?

Ana María Olabuenaga, estudia casos como los de Nicolás Alvarado y Marcelino Perelló para explicar el fenómeno social más controversial de esta era: los linchamientos digitales.

¿Qué es un linchamiento?

Es una ejecución sin que medie un proceso legal alguno, donde un grupo de personas de manera premeditada o espontánea, pero generalmente anónima, hace justicia por su propia mano y toma la vida de un sospechoso de haber infringido alguna ley social.

Por lo general están compuestos por tres elementos

Gobierno o instituciones de orden desacreditadas

Superioridad de los linchadores que se perciben a sí mismos como ejecutores de un bien

Una comunidad convertida en turba que otorga legitimidad al hecho.

El orden en que se presentan los actores dentro de los linchamientos es importante. Después de la desacreditación, sigue el poder simbólico de unos cuantos capaces de arrastrar a la muchedumbre para convertirse TODOS en linchadores.

CASOS

1. Nicolás Alvarado, productor de teatro

A Nicolás lo lincharon un martes. Lo lincharon por lo que escribió y lo lincharon con lo que escribieron sobre lo que escribió.

¿Qué pasó? Juan Gabriel, murió el 28 de agosto de 2016. Dos días después, Nicolás, publicaba un artículo de opinión en Milenio, sobre el divo de Juárez, bajo el título “No me gusta “Juanga”, el texto tenía una frase que desataría la ira de la turba “… me irritan sus lentejuelas no por jotas, sino por nacas”.

Su texto fue compartido 45 mil veces

Ese 30 agosto, el volumen de tuits llegó a 13 574 y el alcance a 8.7 millones, todo en un tono predominantemente negativo.

Nicolás no pudo más y esa misma noche “murió” como director de TV UNAM

El de septiembre de 2016, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación emitió medidas precautorias contras Nicolás. Le solicitaron que no lo volviera a hace, que pidiera disculpas y que tomara un curso de sensibilización sobre el derecho de las personas a la no discriminación.

En las redes lo apodaron #LordLentejuelas

La muchedumbre tomó la decisión de lincharlo, recibieron sus disculpas pero sin escucharlas.

Esta noticia llego a países como: Estados Unidos, Chile, Francia, Turquía, Japón

Para los linchados hay una especie de infierno en donde se vive una eterna y, generalmente, penosa inmortalidad.

Nicolás Alvarado ha sido tachado de jota y naca en varias ocasiones

¿De qué tamaño fue el linchamiento?

Twitter fue donde más se opinó sobre el tema

4 de cada 10 opinaron algo relacionado con el tema – 13,494 menciones

6 de cada 10 difundieron alguna nota y opinión de alguien más respecto al tema – 20 951 menciones

28 días duró su linchamiento

938 menciones al día

Trending Topic por 655 minutos

Total de menciones del linchamiento: 35 511 menciones

Total de medios: 201 medios

Usuarios más intensos: La Silla Rota

¿Las consecuencias?

Nicolás se tuvo que reinventar, hacer una agenda más seria

Las consecuencias económicas las sigue padeciendo

Actualmente es emprendedor cultural independiente, realiza asesorías, produce contenidos y da clases.

Tuvo que vivir insultos hasta en la calle

2. Marcelino Perelló

El linchamiento de Marcelino fue por una sola palabra: verga

Marcelino: escritor, periodistas, profesor y matemático, era el cuarto hijo de una pareja de refugiados españoles.

El 28 de marzo de 2017, Marcelino Perelló dijo en su programa de radio “Sentido Contrario” transmitido por Radio UNAM, la frase por la que fue linchado digitalmente y finalmente moriría “Sin verga no hay violación”.

Contrario al linchamiento de Alvarado, el de Marcelino no fue inmediato, sería por las altas horas de la noche o porque era martes o porque el programa tenía pocos escuchas.

Sin embargo la actriz Valentina Sierra sí lo escuchó, le llamó a su hermana Polimnia Romana y más de 7 días después lanzaron un tuit, así el 7 de abrirl, se consuma el linchamiento digital.

Pasadas las 8 am de ese día, Benito Taibo, director de Radio UNAM publicó un tuit en el que se decía indignado.

Horacio Villalobos se mostraba consternado, Sergio Zurita decía que debía ser despedido.

Hubo una solicitud en change.org solicitando su destitución. En un par de días la petición llegó a 13 mil firmas con duros comentarios.

Organismos como la CONAPRED, INMUJERES, se manifestaron en contra de los dichos de Perelló.

Después de 54 años de trabajo, fue despedido de la UNAM

El 5 de agosto de 2017 murió por una gangrena no controlada que provocó una infección generalizada y, con ello, una septicemia y, finalmente un shock séptico. Casi 4 meses después de que iniciara su linchamiento digital.

A partir de su muerte hubo un segundo linchamiento, hubo quienes lo defendieron y hubo quiénes siguieron linchándolo.

Sus amigos, dijeron haberlo visto decaído después de todo lo sucedido, algunos incluso dijeron que Marcelino se entregó a la muerte.

El tamaño del linchamiento

Se generaron en promedio 385 comentarios, diarios

Likes o retuits fueron, en promedio, 1 985 261 diarios

El proceso de Marcelino fue 30% menor al de Nicolás Alvarado

Nicolás fue defendido 10 veces más que Perelló

61 días duró su linchamiento

385 menciones diarias

Trending Topic 665 minutos

Total de menciones: 29 654 menciones

Total de medios: 170 medios

Usuarios más intensos: Milenio

3. Mónica Lewinsky

Justo cuando la gente empezó a navegar libremente por internet, estalló el escándalo entre la becaria de la Casa Blanca Mónica Lewinsky y, el entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton.

Por primera vez en la historia, el 17 de enero de 1998, un medio digital, Drudge Report, hacia público el affair Clinton – Lewinsky.

Pasaron 3 días, y el 21 de enero el influente diario “The Washington Post” llevó la noticia a los medios tradicionales más sobresalientes.

Quedaba en evidencia que a lo que la tinta no se atreviera, las redes lo consumarían: el escándalo sexual del siglo XX, que puso en juego la presidencia de Clinton.

El pico de popularidad de todo el periodo de Clinton se obtuvo precisamente a partir de este evento.

Mónica Lewnsky tenía 22 años en 1998. 17 años después de los hechos dictó una TED TALK

“De la noche a la mañana pasé de ser una figura completamente privada a una persona humillada públicamente en todo el mundo”.

El testimonio de Lewinsky es relevante, tanto a nivel mundial como histórico, tiene casi 13 millones de visitas y más de 1 300 comentarios.

En ese testimonio Mónica reveló que su madre la hacía bañarse con la puerta abierta pues tenía miedo de que se suicidara.

4. Armando Vega Gil

"La única salida que veo frente a mí es la del suicidio, así que me decido por ella", escribió el músico Armando Vega Gil, bajista de Botellita de Jerez, tras ser denunciado por acoso y abuso sexual a través de Twitter por la cuenta MeTooMúsicosMexicanos

La publicación fue el domingo 31 de marzo por una persona anónima que dijo que cuando tenía 13 años, Armando la había acosado.

En la publicación anónima se dijo que la mujer era en su adolescencia fan de la banda, que conoció a Armando en un evento del museo del Chopo.

"Él (Armando Vega Gil) fue súper amable y me pasó su msn con la excusa de rolarme material 'inédito' de Botellita o algo así", aseguró.

La acusadora dijo que Armando se aprovechó de su "ingenuidad" y la engatuzó con su sabiduría y sus triunfos, además de sus halagos.

"Un día, me invitó a su casa. Yo hasta ese momento no había identificado las alarmas, no esperaba que esa persona que yo admiraba tanto tuviera malas intenciones".

Aseguró que en esa visita estuvo junto a compañeras y pasaron un buen momento, Armando les enseñó libros e incluso a la joven le prestó su bajo.

"Estando con él, sentí que me veía raro y eso me hacía sentir incómoda; no le di importancia porque yo no tenía las herramientas para entender que esas miradas lascivas tenían una carga sexual".

La mujer aseguró que junto a sus amigas llevó una cámara en su segunda visita a la casa de Armando, quien sacó luces y una cámara profesionales para darles "tips", pero las cosas se empezaron a poner incómodas.

La denunciante dijo que cada vez le decía cosas más asquerosas y explícitamente sexuales hasta que le dio miedo, lo bloqueó y cambió de número.

Dijo que nunca se lo contó a nadie mayor porque se sentía culpable.

Durante esa tarde y noche, Armando buscó a diversas personas y grupos asegurando que la acusación era falsa y preguntando qué podía hacer. La opinión general que recibe es que, dado que la presunción de inocencia le es negada de antemano, el derecho a la defensa en la práctica no le será concedido y el jurado de redes sociales tiene conclusión y sentencia de antemano, su única alternativa será resignarse.

Lunes, 01 de abril: Encuentran el cuerpo de Armando Vega-Gil colgando de un árbol con un alambre.

Cargando