CON MARTHA DEBAYLE

¿Cómo hablar de sexo con tu hijo?

Para todos aquellos que les agobia este momento, que no quieren ni que llegue porque no tienen idea de qué y cómo decirlo, aquí les vamos a dar paz

En cabina con Juan Pablo Arredondo, terapeuta familiar, conferencista, psicólogo con más de 25 años de experiencia. Especialista en niños, adolescentes, adultos, parejas y familias (FB: Juan Pablo Arredondo H // Twitter: @jparredondoh // Whatsapp: 5527163847).

¿Cuándo hablar?

Lo antes posible y no necesariamente de manera directa.

Cuando formulen preguntas o veas la posibilidad de que iniciar actividad sexual.

Utilizar los momentos pedagógicos

Comenzar a edad temprana.

Cuando tengas la posibilidad y madurez para enfrentar las probables consecuencias de tener relaciones sexuales.

TIPS

Ser sincero respecto a los sentimientos que te provocan.

No olvides que la sexualidad no está peleada con los principios y con los valores y has que lo sepan.

Enfócate en lo que te preguntan o en lo que quieres indicar o transmitir.

Evita los rollos y dar vueltas en el asunto.

Explora cuál es su situación actual sin ser intrusivo o amenazante, de manera natural y espontánea.

Asegúrate de no inferir, dar cosas por hecho, juzgar o criticar.

Utiliza términos adecuados, pero también aprende su lenguaje y forma de referirse a las cosas.

Trata de dar información veraz y científica. Lo moral o prejuicioso déjalo para otro momento. No mezcles.

No te burles, rías o critiques.

Sé natural. Sé concreto. Sé breve. Sé honesto. Sé congruente.

No tienes que saber de todo ni tener posturas neutras, ante todo. Hay que reconocerlo para que no envíes mensajes equivocados.

Si no sabes, averigua. Juntos de ser posible.

Recurre a especialista o personas que sepan más que tú en caso de ser necesario.

Permanece abierto de mente y actitud. Si te ve cerrado no se acercará más.

Ten claro que tus acciones y actitudes tendrán repercusiones y consecuencias.

No te enfoques solo de palabra sino de hecho. Lo que digas y lo que hagas tendrá que ir en correspondencia. Cuida lo que haces cuando no estés frente a ellos.

Fomenta la responsabilidad sexual y la comunicación.

Discute con tu hijo o hija las consecuencias positivas y negativas que el sexo puede tener en nuestras vidas.

Hazle saber que estás disponible para responder cualquier pregunta que tenga.

Demuestra que estás interesado sin exigir detalles íntimos o hazlo de manera natural.

Reitera la importancia del sexo seguro

Discutir con tu hijo adolescente si es o no el momento adecuado para ser sexualmente activo es importante.

Quitar las fantasías y posturas erróneas respecto al sexo y los noviazgos. Los adolescentes necesitan saber que el sexo no curará una relación problemática.

El sexo no es prueba de la edad adulta.

El sexo conlleva importantes responsabilidades. ¿Tu hijo está listo para ellos?

Transmite que, si bien quieres que esté a salvo, también esperas que tenga relaciones sexuales por razones positivas.

Enfatiza que, además de la abstinencia, los condones son el único método anticonceptivo que ofrece protección confiable contra las enfermedades de transmisión sexual.

Recuérdele a tu hijo adolescente ese primer consejo: “Si no puede hablar al respecto, no debería hacerlo”.

Cargando