CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

SOPITAS: Antonio Brown, el jugador que se alegró haber sido despedido

Este jugador fue intercambiado a Los Raiders de Oakland, conoce la historia

Existen personas que afirman que la NFL es una liga aburrida, hasta que llegan los playoffs y que antes de la lucha por el Super Bowl, solo hay jugadas espectaculares y algunos partidos cerrados.

Sin embargo, la NFL ha vivido un de los finales de verano más agitados de todos los tiempos y podríamos decir que la primera semana de temporada regular, lo hemos visto todo. Desde el sorpresivo retiro de Andrew Luck, con una rueda de prensa improvisada y los aficionados abucheando su salida, hasta los chismes, intrigas y berrinches que protagonizaron la telenovela de Antonio Brown.

El receptor más talentoso de la liga, que forzó su salida de los Acereros de Pittsburgh el pasado mes de marzo, para ser intercambiado a Los Raiders de Oakland a cambio de dos selecciones colegiales, además de un contrato que le garantizaba 30 millones de dólares.

Cuando llegó el verano, Antonio Brown hizo una entrada triunfal al Campo de Entrenamiento de los Raiders abordo de un globo aerostático, sin embargo, el receptor nunca pudo participar en los entrenamientos, por las lesiones que sufrió al ingresar a una cámara criogénica sin el calzado adecuado, lo que le provocó sendas quemadas en la planta de los pies.

>SOPITAS: La NFL está de regreso

Una vez superado este tema, Brown se quejó de que la NFL de que no le dejaba utilizar el casco con el que había jugado toda su carrera. Y es que en los últimos años, la liga ha elevado sus estándares de seguridad, por lo que prohibió ciertos modelos de casco para mejorar la seguridad en las cabezas de los jugadores.

Sin embargo, esto no gustó a Antonio Brown, que a forma de protesta, se ausentó de los entrenamientos de su nuevo equipo, por lo que Los Raiders lo multaron con 54 mil dólares, lo que provocó que el receptor explotara en su cuenta de Instagram, publicando una foto de la multa acompañada por la frase “cuando tu propio equipo quiere odiar pero no me pueden detener”.

Al día siguiente, llegó su pelea con Mike Mayock, Gerente General del equipo, y el “te voy a partir la cara" que resonó en todo internet. Su representante intentó aliviar las cosas y el viernes el entrenador Jon Gruden, aseguró que Antonio Brown jugaría el primer partido con el equipo esta noche.

Horas después, Antonio Brown publicó un video donde muestra una conversación privada con el coach Gruden

Pero la mañana del sábado, Brown volvió a explotar contra el equipo, exigiendo a través de Instagram que lo dejaran ir, y a estas alturas, Los Raiders ya habían tenido suficiente, por lo que cortaron al receptor que a las tres horas, firmó un nuevo contrato con los Patriotas de Nueva Inglaterra, lo que le permitirá jugar al lado de Tom Brady y competir por el Super Bowl.

Drama, traiciones e intrigas. Para muchos, ella novela de Antonio Brown ha llegado a su fin, pero si han puesto atención a lo ocurrido los últimos meses, verán que es imposible asegurar esto, pues es probable que la liga inicie investigaciones para saber si existió alguna negociación oculta, que motivara al receptor a forzar su salida de Oakland para poder firmar con Nueva Inglaterra.

 

Cargando