CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

SOPITAS: Hay vida en la luna y se trata de decenas de pequeños tardígrados

Mejor conocidos como Osos de Agua, cuyo destino es pasar a mejor vida, alguien no va a la Luna en los próximos 10 años y les da un raid de regreso

Podemos decir que desde abril pasado, oficialmente hay vida en la Luna.

Y no, no hablamos de extraterrestres extravagantes ni monstruos espaciales que chupan sangre.

Se trata de decenas de pequeños tardígrados, mejor conocidos como Osos de Agua, cuyo destino es pasar a mejor vida, si es que alguien no va a la Luna en los próximos 10 años y les da un raid de regreso.

¿Y Cómo diablos llegaron estos ositos hasta la luna, se preguntará usted?

Pues bueno, todo comenzó cuando la organización israelí sin fines de lucro, Arch Mission Foundation, se dispuso a enviar al espacio, la sonda Bereshee, que sería el primer módulo de aterrizaje privado en alunizar.

La misión, era tener una copia de seguridad del planeta Tierra, por si algo nos llegaba a ocurrir. En la sonda, colocaron una caja de níquel que contenía 30 millones de páginas donde se planteaba absolutamente la historia de la humanidad en amplio sentido, así como libros clásicos codificados y escritos en capas de vidrio a nanoescala donde futuras civilizaciones necesitarían un microscopio con aumento de mil para poder leerlas

Junto a la información digitalizada, también se incluyeron muestras de sangre y centenas de tardígrados deshidratados. Todo sellado en 25 capas de níquel con 25 micras de espesor y jasta el lanzamiento, nuestra posteridad estaba asegurada, sin embargo, la tecnología israelí, no impidió que la sonda se estrellara al aterrizar en la luna.y ante el impacto, se creía que todo se había desintegrado, incluyendo los tardígrados.

Sin embargo, después de meses de ansias, el fundador la Arch Mission Foundation con sede en Estados Unidos, dijo a la revista Wired que los microorganismos pudieron haber sobrevivido a la colisión. Y es que, los ositos de agua, llamados así por su gran parecido a los osos, pero en diminuta escala, son como súper microbacterias que han estado en la tierra desde hace miles de años y a pesar de su tamaño, menor a un milímetro, son capaces de sobrevivir al vacío espacial y aguantar altas temperaturas de hasta 150 grados Celsius por lo que a pesar de su tamaño son prácticamente invencibles gracias a su ADN, descubierto recientemente.

Los Tardigrados carecen de sistema respiratorio o circulatorio, en cambio su sistema digestivo y nervioso están superdotados. Se alimentan del contenido celular de diferentes plantas o pequeños seres vivos, pero no lo hacen de forma tradicional, pues cuentan con una probóscide por donde se nutren y por si fuera poco, pueden dejar de beber y comer por mucho tiempo.

En caso de no hallar lo necesario, su mecanismo de defensa consiste en un super poder: deshidratarse y seguir viviendo hasta por 10 años. Sin embargo, poco les servirá esta defensa en la Luna, pues no hay atmósfera, ni siquiera agua para poder hidratarse y colonizar, por lo que ahora, los científicos están a la espera de que alguna misión viaje a la luna, para que recolecte a estos tardígrados y los traiga de regreso a casa.

 

Cargando